Let’s travel together.

Qué ver en Oporto: 30 experiencias para enamorarte

0

Qué ver en Oporto, entre vino y azulejos

Oporto fue nombrada en 2017 como mejor destino europeo por la web European Best Destinations. Un premio bien merecido por su excelente patrimonio, su oferta turística y la exquisita gastronomía acompañada de vinos de fama mundial. Pero Oporto tiene mucho más. Reconozco una especial debilidad por las ciudades vetustas, casi decadentes, del estilo de Budapest, Lisboa o La Habana. Y Oporto pertenece a ese selecto club, con rincones encantadores que muchas veces pasan desapercibidos para el turista apresurado. Os invito a disfrutar de 2 o 3 días con este artículo en el que os contaré qué ver en Oporto, con todos los lugares imprescindibles, otros más exclusivos y un puñado de recomendaciones.  

30 cosas que ver en Oporto

1. Hacer un tour gratuito

Me declaro fan absoluto de los free tours. Son una manera fantástica de introducirse en la ciudad y conocer muchas curiosidades. En Oporto parten de la Plaza de la Libertad tanto por la mañana como por la tarde y podéis reservar desde AQUÍ.

2. Visitar bodegas en Gaia

Aunque mucha gente se cree que Gaia es un barrio, se trata de otra localidad separada de Oporto por el puente Luis I. Lo más relevante de Gaia son las incontables bodegas de vino, muchas de ellas fundadas antiguamente por británicos. La más famosa es la de Sandeman, pero hay muchas otras que ofrecen visitas guiadas y catas de vino. Puedes reservar tu visita desde AQUÍ.

Vistas de Gaia desde el puente Luis I

3. Contemplar el atardecer desde Jardín do Mourro

Uno de los mejores momentos fue el atardecer desde Gaia. Para ello cruzad el cruzar el puente Luis I por la parte de arriba y divisar las bodegas. Al otro lado está el Jardín do Mourro, lugar habitual de músicos callejeros y con un par de puestos de bares para tomarse algo con las mejores vistas de Oporto y el Duero.

4. Entrar al Monasterio de Sierra del Pilar

Desde el Jardín do Mourro podéis subir a este monasterio del siglo XVII. Dentro destaca su curioso claustro circular con techo abovedado y rodeado de columnas.

Qué ver en Oporto

5. Perderse por el barrio de Barredo

Si Lisboa tiene Alfama, Oporto tiene Barredo. Es quizá el barrio más auténtico de la ciudad y a lo largo de sus empinadas calles podrás encontrar pequeñas tiendas, gente pintando y vecinos sentados a la puerta de sus casas, charlando plácidamente y disfrutando de la tranquilidad de su barrio.

6. Entrar en la Librería Lello

La escritora JK Rowling, creadora de Harry Potter, vivió 2 años en Oporto y debió dejarle una marca indeleble. Tanto es así que se inspiró en esta bellísima librería para las localizaciones de sus libros. Actualmente es un lugar de peregrinación para fans y turistas en general por lo que es mejor acudir a primera o última hora. Los tickets (5€) se compran en la tienda de al lado y se descuenta el precio de las compras realizadas.

7. Sacarse una foto con las letras de Oporto

Los coleccionistas de fotos con letras de las ciudades aquí tienen otro sitio más. Está ubicado junto a la famosa fuente de los leones y la universidad de Oporto. Yo tampoco pude resistir la tentación.

Qué ver en Oporto

8. Alucinar con el claustro de la Catedral de Oporto

La catedral de la Sé de Oporto no llama excesivamente la atención por fuera pero contiene un claustro de extraordinaria belleza, rodeado de murales con azulejos en los que narran acontecimientos religiosos. A pesar de que se inició en el siglo XII, la iglesia posee elementos de diferentes estilos arquitectónicos debido a las numerosas reformas. También hay una pequeña muestra de elementos de arte sacro.

Qué ver en Oporto

9. Contemplar las iglesias “pitufas”

Hay muchas cosas gratis que ver en Oporto y recorrer algunas de las coloridas iglesias es una de ellas. Muchas están decoradas con los típicos y originales azulejos de tonos azules. Las más recomendables son la iglesia de San Antonio dos Congregados, la Capilla de las Almas y la Iglesia del Carmen.

Capilla de las Almas

10. Subir a la Torre dos Clérigos

La iglesia en sí misma ya merece la pena, pero si a eso añades que tiene el mejor mirador de todo Oporto, no te la puedes perder. No hay punto de la ciudad que no puedas ver desde sus alturas. Mejor no acudir a las horas centrales para evitar colas.

Vistas desde la Torre de los Clérigos

11. Estación de Sao Bento

Si llegas a Oporto en tren es probable que te enamores según bajes del tren y es que la estación es una auténtica de obra de arte. Todo el hall está decorado con murales realizados con los típicos azulejos azules portugueses. En ellos se pueden ver acontecimientos históricos y gestas de orgullo patrio.

Qué ver en Oporto

12. Pasear por el barrio de Ribeira

Es el barrio más colorido y animado de Oporto, con infinidad de bares, terrazas y restaurantes por sus intrincadas callejuelas. Si queréis comer o cenar barato y con las mejores vistas del río, os recomiendo el “Muralla do Rio” o el “Bacalhau”, este último un poco más caro, pero con mucho arte en la cocina.

Casas del barrio de Ribeira

13. Recorrer el Duero en barco

Una de las actividades obligadas en Oporto es recorrer el río Duero en un rabelo, la  embarcación típica utilizada para transportar los barriles de vino. Es un paseo de 50 minutos se pasando por los 6 puentes de la ciudad y con fantásticas vistas de la ciudad. Podéis reservar para no esperar colas desde AQUÍ.

Qué ver en Oporto

14. Tomarse una cervecita en el Miradouro da Vitoria

Desde este otro mirador podrás ver formidables vistas del puente de Luis I y además hay unas pocas casetas con terrazas de comida y bebida para pasar un rato inolvidable. Muy recomendable al atardecer.

Miradouro da Vitoria

15. Comer pescado y marisco en Matosinhos

Esta pequeña localidad es un auténtico tesoro culinario para los amantes del marisco y el pescado. Uno de los mejores es “A marisquería de Matosinhos”, pero si buscáis algo más económico con pescado fresquísimo y camareros muy amables, id al “Rei da sardinha”. Especialmente recomendables los calamares a la brasa y, obviamente, las sardinas. Se llega en metro desde Oporto en unos 25 minutos. Para bajar la comida podéis ir a la playa de Matosinhos.

Comer en Oporto (Matosinhos)

16. Deambular por la Rua das Flores

En esta calle peatonal encontrarás comercios locales y tiendas diferentes, no las típicas del señor Amancio Ortega. Aquí encontrarás molonas cafeterías y regalos originales, como las camisetas Lufa Lufa (Rua das flores, 255). En la misma calle encontrarás el restaurante Cantina 32, todo un descubrimiento gastronómico.

17. Curiosear en el mercado do Bolhao

Este bullicioso mercado es una de las joyas de Oporto y un lugar genial para tomar el pulso a la ciudad y los vecinos. Actualmente se está realizando una necesaria reforma que se espera concluir en 2020. De momento, podéis ir al mercado provisional que se halla en el centro comercial La Vie.

18. Comer una francesinha en el Café Magestic

Nadie se puede ir de Oporto sin retar a su corazón con esta bomba calórica y el mejor sitio –o eso dicen- es el histórico Café Magestic. La francesinha es un sándwich con kilos de embutidos de diferentes tipos, recubierto de queso y una salsa para chuparse los dedos. En horas punta quizá os toque esperar pero por os podéis acercar a tomar un café y disfrutar de su decoración “parisina”.

Su majestad la francesinha

19. Hacer compras en Rua de Santa Catarina

Esta calle peatonal es una de las calles comerciales más de la ciudad y siempre está muy animada. Además en la misma calle se encuentran el Café Magestic y la preciosa Capilla de las Almas.

20. Comer pasteles de nata a dos carrillos

¿Quién dijo que los pasteles de nata son exclusivos de Belén? En Oporto también los hacen y cojonudos en la pastelería Manteigaria. Si os gusta experimentar, en la pastelería Natas D´Ouro tenéis pasteles de nata aromatizados con Oporto.

21. Ayuntamiento de Oporto

Este impresionante edificio domina desde su elevado emplazamiento toda la Plaça do Municipio. Por la noche lo iluminan con los colores de la bandera de Portugal. No perdáis detalle de muchos de los edificios clásicos que rodean la plaza.

Ayuntamiento de Oporto

22. Visitar el Palacio de la Bolsa

Organizan interesantes visitas a este edificio clásico de una curiosa manera. El primero que compra el ticket elige el idioma, pero no os preocupéis porque los españoles ganan por goleada. Precio: 10€

Plaza del Palacio de la Bolsa

23. Ir hasta Foz do Douro

Es la desembocadura del río Duero en el océano Atlántico. Allí se conservan los fuertes de San Juan Bautista y San Francisco Javier, unidas por un agradable paseo marítimo. Junto al fuerte de san Juan Bautista se halla el faro de Felgueiras, con vistas impagables hacia el océano.

Faro de Felgueira

24. Ver el acuario de Oporto

Si vas con niños o te toca mal tiempo puedes aprovechar para visitar el acuario de Oporto. No es demasiado grande pero tiene una bonita decoración, exóticos peces y zonas interactivas para niños.

25. Hacer una escapada a la playa

Aunque meterse en las frías aguas del Atlántico sea algo apto solo para valientes, en verano se agradece hacer una escapada a la playa. La más próximas son las de Foz do Ouro y Matosinhos, ambas accesibles en metro y tranvía. En la costa de Gaia se encuentra la formidable Playa de Miramar.

Playa de Matosinhos

26. Subirse a un tranvía

¿Quién quiere un bus turístico teniendo un romántico tranvía? Os recomiendo coger el número 22, que pasa por muchos de los lugares turísticos. Otras buenas opciones son el 1 o el 18, que conduce hasta Foz do Douro.

27. Pasear por los Jardines del Palacio de Cristal

Pese a que el susodicho Palacio de Cristal desapareció hace décadas, los jardines mantiene el mismo encanto. Tiene diversas zonas con estanques, aves, plantas de varios países y vistas espléndidas sobre Oporto y el Duero.

28. Museo de Serralves

Los fans del arte contemporáneo encontrarán aquí una interesante exposición y por el mismo precio la visita a una casa de art-deco.

29. Asistir a un espectáculo de fado

Hablar de música portuguesa, es hablar de fado. Podéis asistir a un espectáculo íntimo y auténtico en varios sitios. El más famoso es La casa da Mariquinhas. Lo ideal es ir a cenar y disfrutar de una velada pero si solo deseas ir a escuchar la música puedes reservar AQUÍ para disfrutarlo en la Casa de la música, otro sitio muy recomendable.

30. Ir de excursión a Aveiro

Hasta hace poco desconocida, esta ciudad es conocida como la Venecia de Portugal por los canales que la surcan. Además también se ha vuelto un destino muy popular por las fotogénicas casas de la cercana playa de Costa Nova. Puedes contratar una excursión con guía en español desde AQUÍ.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.