Let’s travel together.

Qué ver en Viena en 1, 2 o 3 días. Guía DEFINITIVA

0

Qué ver en Viena, la majestuosa capital de Austria

Viena es la ciudad palaciega y monumental por excelencia, fiel testigo de la grandeza de la casa de los Habsburgo. Por sus calles y sus anchas avenidas podrás contemplar palacios que nos recuerdan a la época de la celebérrima Sisí, la famosa emperatriz de Austria. Pero además Viena, es una ciudad animada, con infinidad de cafés elegantes, fantásticos museos y otras muchas actividades. En este artículo trataré de contaros que ver en Viena en 1, 2 o 3 días, dependiendo del tiempo que dispongáis. Para ello me he valido de la experiencia de haber visitado Viena en dos ocasiones y en diferentes épocas del año. Obviamente podéis combinar y alternar las propuestas a vuestra elección y ritmo deseado. Id haciendo las maletas, que despegamos para descubrir Viena juntos.

Itinerario de 3 días personalizables

QUÉ VER EN VIENA EN 1 DÍA 

Lograr ver Viena en un solo día es realmente imposible y corréis el riesgo de quedaros con la impresión de una ciudad fría y sin carácter. Aún así, con el fin de conocer los lugares más emblemáticos os preparado un recorrido por los lugares más emblemáticos del centro de Viena.  

TOUR GRATUITO: Siempre que voy a una nueva ciudad llena de historia me gusta comenzar con un free tour en español y gratuito. Es fantástico para empezar a situarse, conocer algunas curiosidades y aprender algunos trucos que solo los guías locales conocen. Si quieres asegurarte tu plaza, puedes reservar AQUÍ. No olvides dejarle una propina si el guía lo hace bien. Y os prometo que así será.

Ver el beso de Klimt en el Palacio de Belvedere

Para empezar el día os recomiendo ir al Palacio de Belvedere, dividido en 2 edificios el alto Belvedere y el Bajo Belvedere. Por fuera es un lugar elegante, con bonitos jardines y fuentes, pero lo más interesante está en su interior. Y es que, el Belvedere Alto alberga una interesantísima colección de Gustav Klimt, el pintor austríaco más relevante. De entre todas sus obras, destaca el famoso cuadro “El beso”. Es muy importante acudir a primera hora o incluso antes de que abran el museo porque se producen unas colas kilométricas. Es un museo pequeño que se puede ver con tranquilidad en poco más de una hora. Después podéis visitar los jardines y salir por el edificio de Belvedere Bajo.

Belvedere Alto
Qué ver en Viena

Ópera de Viena

Posteriormente os propongo conocer los entresijos de una de las ópera más famosas del mundo. Se organizan interesantes visitas guiadas en español (7€) por el interior de la Ópera de Viena en los que cuentan la historia, curiosidades y el trabajo diario de los profesionales. Los horarios varían un poco, pero podéis comprobarlos en la web de la Ópera.

Cómo ver Ópera casi “gratis”. Acudir a un espectáculo no es precisamente barato, pero reservan unas pocas entradas para venderlas el mismo día de la función por menos de 4€. La taquilla abre 90 minutos antes de cada función, así que os recomiendo hacer cola desde media hora antes de que empiecen a venderlas. La taquilla está en la parte trasera a la izquierda del edificio.

Ópera de Viena

Biblioteca nacional austriaca (Palacio de Hofburg)

Horario: 10:00-18:00, excepto los jueves 18:00-21:00. Lunes cerrado de octubre a mayo

Precio: 8€

La biblioteca nacional austriaca ocupa una de las alas del Palacio de Hofburg. No se trata de una biblioteca cualquiera. Estamos hablando de un auténtico templo de la sabiduría construido por el emperador Carlos VI en el siglo XVIII. Pocas bibliotecas nos han sorprendido tanto en nuestros viajes. Destaca entre todas sus dependencias la impresionante sala principal, con más de 200.000 volúmenes y dos globos venecianos que nos recuerdan a la biblioteca Klementinum de Praga.

Qué ver en Viena

Comer un schnitzel 

Si hay un plato que destaca en la gastronomía austriaca es el schnitzel. Aunque algunos diréis que no es más que pollo o ternera empanada pero ya que estáis en Viena, es obligado probarlo y además es de lo más asequible que se puede comer en Viena. Uno de los restaurantes que más nos gustaron fue el Bettelstudent y el más barato el del Schnitzelwirt.

¿Comer barato en Viena? No te pierdas el post “11 restaurantes baratos en Viena La capital austriaca es una ciudad cara pero hay muy buenas opciones gastronómicas sin rompernos el bolsillo. Te ofrezco una buena selección de restaurantes con comida típica e internacional, de calidad y a muy buen precio. 

Schintzel del Bettelstudent

Maria Theresa Memorial

Para bajar la comida podéis pasear por la avenida Burgring y acceder a los jardines de otros antiguos palacios. Uno de ellos es el Maria Theresa Memorial, en recuerdo de la única emperatriz de la casa de los Habsburgo. En honor a ella hay una escultura en dichos jardines, entre el museo de Historia Natural y el museo del Historia del Arte.

Parlamento de Viena

Continuando por la avenida Burgring se llega hasta el Parlamento austriaco. Lo reconoceréis fácilmente por las colosales medidas de este edificio de estilo neoclásico. Fue construido entre 1874 y 1884. Actualmente el exterior se halla en proceso de reforma. Si estáis interesados en conocerlo por dentro, la última visita (5€) es a las 16:00.

Qué ver en Viena

Volksgarten

Este parque situado frente al parlamento es uno de los más bonitos del centro de Viena. Está especialmente animado en verano, cuando los jardines se llenan de color. Un buen lugar para pasear y descansar un poco de tantas visitas.

Ayuntamiento de Viena

Se halla a escasos 200 m del parque y, pese a su estilo neogótico, fue construido en la misma época que el parlamento. Sobresale la torre principal de casi 100 m de altura. Actualmente es la sede del gobierno municipal y centro de conferencias del senado de la ciudad. Frente al ayuntamiento hay un gran parque (Rathauspark) para daros un paseo. Si vais en invierno veréis allí una preciosa y divertida pista de hielo, con un largo recorrido con curvas. Junto a la pista de hielo también instalan un animadísimo mercado navideño y es el sitio tradicional para despedir el año.

Ayuntamiento de Viena en Navidad

Comer una tarta Sacher

Con tanto paseo y visita turística os habrá entrado ya hambre, así que quizá es buena hora para picar algo. En Viena se inventó la famosa y sabrosísima tarta Sacher. La veréis ofertada en otros sitios de Viena pero la original es la del Café Sacher. No es barata (7,50€), pero ¿quién no pagaría ese precio por un cachito de cielo?

Catedral de San Esteban

Horario: lun-sab, 6:00-22:00.

Esta impresionante iglesia de estilo gótico fue construida sobre un templo del siglo XII, aunque queda poco de aquel. Desde sus 137 metros de altura domina todo el centro histórico de la capital austriaca y ha acogido importantes eventos como la boda y funeral de Mozart. El acceso al templo es gratuito pero si se desea acceder una visita guiada y ver otras zonas como las catacumbas hay que pagar. Especialmente recomendable ascender hasta el campanario (5,50€) por la escalera de caracol para contemplar de cerca el Tejado de los azulejos, compuesto por 250.000 piezas de cerámica.

Hacer un crucero por el Danubio

Si todavía os queda tiempo y energía podéis acabar la jornada con un plácido crucero por el río Danubio y disfrutar de las vistas. Y si queréis rematar la faena con cena, también podéis reservar AQUÍ.

QUÉ VER EN VIENA EN 2 DÍAS. DÍA 2

Si vais a estar dos días enteros en Viena, además de los lugares y actividades detalladas en el día 1, os propongo otra jornada completa con multitud de palacios, mercados y otros lugares.

Palacio de Schönbrunn

Horario: 8:30-17:30, en julio y agosto hasta las 18:30

Precios: Entrada a los jardines es gratuita. Para el interior del palacio hay dos tickets de 16€ y 20€.

Para empezar el segundo día os recomiendo acudir a primera hora al Palacio de Schönbrunn, el palacio de verano de la familia real y también conocido como el Versalles vienés. El palacio y sus jardines son patrimonio de la Humanidad desde 1996. Aunque se empezó a construir en 1696, se amplió posteriormente en los siglos posteriores hasta crear un complejo palaciego de extraordinaria belleza.  Aunque está un poco alejado del centro se llega en metro en poco más de media hora desde Karlsplatz, línea U4.

Iglesia de Karlskirche o San Carlos Borromeo

Horario: Lun-sab, 9:00-18:00 / dom y festivos, 12:00-19:00

Precio: 8€

Para regresar del palacio de Schönbrunn, debéis coger la línea U4 del metro. Al llegar a Karlsplatz bajaos para visitar la curiosa iglesia de Karlskirche, o iglesia de San Carlos Borromeo. Lo más especial de esta iglesia es que tiene un ascensor que permite ver los frescos de la iglesia a apenas un metro de distancia. Curiosamente el ascensor lo instalar provisionalmente para reparar el techo de la iglesia pero visto el éxito, decidieron convertirlo en una atracción turística. Cuando nosotros fuimos había unas gigantescas bolas que levitaban de manera sostenible gracias al calor de la iglesia.

Si no queréis pagar los 8€, daos por lo menos un paseo para ver la original fachada barroca. Posee dos columnas exteriores inspiradas en la famosa columna de Trajano de Roma.

Comer en Naschmarkt

A estas horas tocará reponer fuerzas. A unos 500 m de la iglesia de Karlskirche se encuentra el Naschmarkt, el mercado más famoso de Viena. Decenas de puestos de fruta, verdura, pescado y otros productos se suceden a lo largo de 300 metros. También es un buen sitio para comprar algún recuerdo. Está especialmente animado por la mañana y por las tardes, cuando acuden algunos vieneses a picar algo en los restaurantes. En las terrazas podéis picar algo informal sin arruinaros. Frente al mercado hay una alternativa formidable, con suculenta comida asiática, el Tofu & Chili.

Naschmarkt (Viena)

Casa Hundertwasser 

Por la tarde acercaos a visitar la casa más moderna e instagramer de Viena, la Hundertwasserhaus. Es un revolucionario proyecto de pisos de protección oficial con un diseño absolutamente vanguardista, que contrasta con el estilo clásico de la ciudad. Más de 200 plantas, arbustos y árboles decoran las eclécticas casas de colores. A pocos metros también se puede ver la Kunst Haus Wien, otro proyecto del mismo autor. Desde Naschmarkt podéis ir andando (35 minutos) o ahorraros un tramo en metro hasta Landstraße.

Hundertwasser House

Subir a la noria del Prater

Para acabar el día os propongo acercaros al Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo. Desde su creación en 1897 ha sido uno de los principales lugares de diversión de los vieneses. A pesar de los bombardeos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial, se conservan algunas de las atracciones originales restauradas. La más popular es la icónica noria de 60 metros de altura. El acceso es gratuito, solo se paga por las atracciones. En invierno apenas encontraréis atracciones debido a las bajas temperaturas, así que mejor no ir.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS. DÍA 3

Para el tercer día he guardado algunos lugares interesantes un poco a vuestra elección, dependiendo de vuestros gustos. También podéis aprovechar para ver alguna cosa que no os haya dado tiempo los días anteriores. He aquí nuestras propuestas.

Museo Albertina

Si os gusta la pintura os recomiendo visitar la Albertina, el principal museo de Viena. Tiene una amplia y excelsa colección con cuadros de artistas como Durero, Rembrandt, Picasso y Rembrandt. También alberga una buena selección de obras impresionistas. Podéis emplear más de 2 horas en ver las secciones que más os atraigan.

Albertina (Viena)

Michaelerplatz y las catacumbas de San Miguel

En Michaelerplatz, a 5 minutos andando de la Albertina encontramos la peculiar iglesia de San Miguel. Es la más cercana al Palacio de Hofburg y el primer lugar donde se ejecutó el magistral réquiem de Mozart. Pero además guarda en su interior otro macabro secreto. En los bajos de la iglesia se encuentra una cripta que aloja unos 4000 cadáveres. Algunos de ellos mantienen sus tumbas y del resto solo se conservan los esqueletos.

Michaelerplatz también es una de las entradas al Palacio de Hofburg y en ocasiones podéis encontrar un pequeño mercadillo con souvenirs y productos tradicionales.

Michaelerplatz (Viena)

Museo de Historia Natural de Viena

Tanto si vais con hijos como si no, os recomiendo fervientemente este museo. Se encuentra en pleno centro del Barrio de los Museos y ocupa un antiguo palacio imperial. El edificio en sí mismo merece una visita, pero además ofrece al visitante un auténtico viaje a través del tiempo, la evolución del hombre y diferentes especies de animales. Podréis encontrar fósiles, fauna primitiva y enormes reproducciones de animales prehistóricos interactivas. Toda una experiencia.

Qué ver en Viena

Cripta Imperial

La iglesia de los Capuchinos conserva más de 150 sepulturas de la antigua familia real austriaca. Para ello eligieron los bajos de una modesta iglesia, pero los sarcófagos muestran el poder y la opulencia de los antiguos emperadores de los Habsburgo. Sorprendentemente una de las más humildes es la de la emperatriz Sisí.

Escuela española de equitación

Es otro de los grandes espectáculos que ver en Viena. La equitación y su escuela ecuestre cuenta en Viena con una tradición centenaria. Podéis reservar una visita a la escuela española de equitación o ver un espectáculo ecuestre AQUÍ.

Probar las salchichas austriacas

Si aún no habéis probado las salchichas austriacas, tenéis que ir a Bitzinger, el puesto de salchichas más famoso de Viena. Ofrece diversas variedades, entre las que destacan las Bratwurst y las Currywurst. Está junto a la Albertina y es fácilmente identificable por su fiel clientela.

Callejear por el centro y ver el reloj Anker

Por la tarde aún queda tiempo para dar un último paseo por el centro histórico y ver el reloj Anker en la plaza de Hoher Markt. Acudid a las horas en punto para poder ver desfilar las figuritas del reloj.

Reloj Anker
Qué ver en Viena

Café Central

Una buena opción para relajarse un poco es sentarse en un elegante café vienés. El Café Central es el más antiguo de Viena y por allí han pasado personajes de la talla de Tolstoy, Freud o Klimt. Todo un clásico de Viena.

Café Central (Viena)

Galerías Ringstraben

Si todavía os quedan fuerzas y ganas podéis ir de compras a las céntricas galerías Ringstraben. A 100 m de allí también se encuentra el Musikverein, donde anualmente se celebra el tradicional concierto de año nuevo.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.