Let’s travel together.

🏆Qué ver en Vannes, la antigua capital de Bretaña

0

Qué ver en Vannes, la antigua capital de Bretaña

Pese a la dura pugna que hay, no cabe duda de que Vannes es una de las ciudades  más bonitas de Bretaña. Y es que, pese a su reducido tamaño hay bastantes cosas que ver en Vannes. Es una ciudad con casi 2000 años de historia, que llegó a ser la antigua capital de Bretaña y con un patrimonio muy bien conservado. Su casco histórico, protegido por imponentes murallas, alberga casi 200 típicas casas bretonas de madera, coloridos jardines, históricos edificios y otros encantadores rincones.

Qué ver en Vannes

Además, su estratégica ubicación junto al río Dédalo brinda al visitante la oportunidad de disfrutar también de su rivera. Y por si todo esto fuera poco, en verano se llena de artistas callejeros que amenizan las calles. Preparaos para descubrir la irresistible localidad de Vannes.

Dónde alojarse en Vannes

Al ser una ciudad pequeña, las distancias no son muy grandes. Así pues, podéis optar por alojaros un poco alejados del centro y ahorrar dinero u optar por el arrebatador encanto de dormir en el centro de la ciudad amurallada. Os propongo dos hoteles muy recomendables.

  • Hôtel Le Bretagne. Pequeño hotel con una ubicación formidable, decorado con gusto y un desayuno muy completo. Algunas habitaciones tienen vistas a las murallas. Se puede aparcar gratis en las inmediaciones de 19:00-9:00. Puedes reservar con cancelación gratuita desde AQUÍ.
  • Best Western Plus Hôtel Vannes. Hotel de cuatro estrellas con muy buena relación calidad/precio y habitaciones muy grandes. Parking privado por solo 9,50€. También se puede aparcar en la calle. Puedes reservar al mejor precio AQUÍ.

15 lugares imprescindibles que ver en Vannes

CONSEJO: Visita guiada. Vannes es una ciudad con una historia tan larga como fascinante. Si deseáis realizar un recorrido guiado en español al mejor precio y con entretenidas explicaciones en español, podéis reservarlo AQUÍ.

La ciudad de Vannes tiene numerosos atractivos pero debido a su reducido tamaño, todos ellos se encuentran a muy poca distancia andando. Por eso, un día puede ser suficiente pero os recomiendo pasar al menos una noche. De esa manera, podréis vivir las calles medievales cuando hay menos visitantes y sentiros como en un viaje al pasado. A continuación os detallo los lugares que visité en una intensa jornada. 

Puerta de la prisión

Este enorme bastión defensivo fue levantado en el siglo XIII en el mismo lugar donde se hallaban las murallas romanas. La entrada tiene un acceso para peatones y otro para carros, que antiguamente debían atravesar un puente levadizo. A sus pies se encuentran dos pintorescas casas de entramado de madera muy bien conservadas. Una de ellas alberga un bar con una terraza muy animada.

Recorrer el casco antiguo y ver las casas de madera

Vannes puede presumir de tener uno de los centros históricos medievales mejor conservados de Francia. Os aseguro que desde que accedáis a él no dejaréis de asombraros con los centenarios edificios y las pintorescas casas con entramado de madera. Es la construcción típica de Bretaña y su particular estilo perduró durante varios siglos. Algunas de las conocidas como maisons à pans de bois tienen más de 500 años.

En Vannes se pueden ver casi 200 casas de madera típicas y fueron construidas en diferentes períodos. Posteriormente, muchas de ellas fueron recubiertas de yeso o argamasa para simular que eran de piedra. Los últimos años se ha revalorizado su valor arquitectónico y cultural y se han rehabilitado muchas de ellas. Dos de las calles con más número de casa de madera son la Rue des Halles y la Rue Saint-Salomon. Sus soportales han sido ocupados por numerosas tiendas de moda y souvenirs.

Qué ver en Vannes
Qué ver en Vannes

ATENCIÓN: No te pierdas la Ruta completa de Bretaña en una semana. Toda la información necesaria para organizar tu viaje: presupuesto, rutas, lugares de interés, transportes y muchas recomendaciones.

Recorrer las murallas (remparts de Vannes)

La ciudad de Vannes parece haber nacido para pelear contra los asedios enemigos. Desde su fundación por los romanos en el siglo I han contado con un sistema amurallado. En la Edad Media esta fortaleza fue reforzada en el siglo XIV y sobre todo en el siglo XVI, cuando se añadieron varios bastiones. Las murallas se conservan en muy buen estado y se puede subir a ellas en un pequeño tramo, desde el que hay bonitas vistas. Es la sección de muralla que hay sobre los jardines. Según entráis por la Puerta de la Prisión hay que dirigirse hacia la izquierda y enseguida encontraréis las escaleras de subida.

Murallas de Vannes

Jardines de las murallas

En el perímetro exterior de las murallas de Vannes hay unos preciosos jardines adornados con flores y setos cuidados con un mimo absoluto. Es también uno de los lugares favoritos de los lugareños para relajarse por la tarde en los días de verano. Las mejores vistas son desde arriba de las murallas.

Qué ver en Vannes
Jardín de las murallas

La Cohue: El Museo de Bellas Artes

El museo de Bellas Artes, llamado La Cohue, posee una interesante colección de obras de artistas reconocidos como Delacroix. Además, también podréis descubrir nuevos artistas, especialmente bretones. Es, sin duda, una fantástica opción si tenéis tiempo o si la climatología es adversa. Aunque no entréis en el museo, os recomiendo pasar por el colorido pasaje que hay bajo el museo y une las dos calles.

Museos de Vannes
La Cohue, Museo de Bellas Artes

Plaza de Henry IV

Esta plaza del centro amurallado de Vannes es tan pequeña como encantadora y guarda muchos de los secretos de la historia de la ciudad. Alrededor de sus 400 m2 se ubican numerosas casas de entramado de madera. La mayoría datan de los siglos XV y XVI y cuentan con la denominación de edificios históricos de Francia. Además, desde allí también se ve el campanario de la Basílica Catedral de San Pedro.

Qué ver en Vannes
Plaza de Henry IV

Basílica Catedral de San Pedro

Esta iglesia de estilo gótico se remonta al siglo XV aunque anteriormente ya debía existir un campanario en el mismo lugar. Sin embargo, el campanario que se observa actualmente se levantó en el siglo XIX, por lo que la conclusión de la catedral se demoró durante varios siglos. Por eso, se pueden percibir diferentes estilos arquitectónicos. Dentro reposan los restos de San Vicente Ferrer, que pasó los últimos meses de su vida en Vannes. La entrada es libre y gratuita.

Qué ver en Vannes
Catedral de Vannes

Torre del Condestable

Esta majestuosa torre defensiva es la más impresionante de todo el recinto amurallado. Según parece, se construyó en el siglo XV y además de su función defensiva fue también la residencia de Arthur de Richemont, Condestable de Vannes y del que toma el nombre.

Qué ver en Vannes
Qué ver en Vannes: Torre del Condestable

Vannes et sa Femme

Junto en la plaza Valencia, en la intersección de rue Bienheureux-Pierre-René-Rogue y Noé hay una casa en la que habitan los dos personajes más emblemáticos de la ciudad. Se trata de dos pequeñas esculturas de granito en una alero de una casa con una inscripción: “Vannes et sa femme”, es decir, “Vannes y su mujer”. Al parecer, representa a un artesano de apellido “Vennes” y su mujer, que debieron habitar esta casa del siglo XV y quisieron dejar su huella para la posteridad.

Vannes et Sa Femme

Lavaderos de la Garenne (Lavoirs de la Garenne)

Los centenarios lavaderos de la Garenne –o lavoirs de la Garenne se hallan en un extremo de los jardines de las murallas. Fueron un lugar público en uso desde su construcción a finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Entonces, debido a la contaminación que suponía el histórico edificio, fue adquirido por el ayuntamiento para su preservación. Desde ahí se puede acceder a la ciudad amurallada por otra pequeña puerta medieval, la Porte Poterne, que tiene en su parte superior una imagen de la virgen.

Qué ver en Vannes
Lavaderos de la Garenne

Castillo de L´hermine

El castillo original fue la residencia oficial de los duques de Bretaña entre los siglos XIV y XV. Sin embargo, fue derruido y en su lugar se construyó en 1785 el edificio que vemos en la actualidad. En el siglo XIX fue comprado por el ayuntamiento de Vannes, funcionando desde entonces como edificio público. Al frente tiene unos bonitos jardines junto al río Garenne. La planta baja suele albergar exposiciones temporales.

Qué ver en Vannes
Castillo de L´hermine

Puerta de Saint Vicent

Esta entrada a la ciudad amurallada parece estar diseñada para impresionar al visitante. Era la entrada principal a la ciudad, a la que se accedía desde el puerto. Debe su nombre a San Vicente Ferrer y data de finales del siglo XVI. Antiguamente frente a la puerta había un puente. En la parte superior exhibe el escudo de armas de la ciudad en granito y sobre él, una estatua de San Vicente Ferrer con la mano alzada. Cuenta la leyenda que cuando el santo baje la mano, la ciudad será engullida por las aguas.

Qué ver en Vannes
Qué ver en Vannes

Puerto deportivo

La ensenada que conduce hasta el golfo de Morbihan fue durante siglos testigo de batallas y ataques vikingos. Hoy en día, es un lugar mucho más relajado y acoge el puerto deportivo de Vannes. A ambos lados del puerto hay zonas peatonales ideales para pasear. Si os animáis más, podéis ir hasta el acuario y el mariposario de la ciudad. Están a unos 15-20 minutos de la ciudad. Os recomiendo tomar algo en la terraza del A l´Aise Breiz Café. Esta cafetería con terraza en la parte superior tiene muy buenas vistas del puerto y el río.

Qué ver en Vannes
Qué ver en Vannes: Puerto deportivo

DéDaLe Rive Gauche

Los amantes del arte alternativo tienen también su lugar en Vannes. Se llama DéDale Rive Gauche y es un proyecto cultural que promueve el arte urbano. Aglutina los más creativos artistas locales, como músicos y graffiteros. Algunos de ellos han sido los encargados de decorar las diferentes salas del local. Tiene también un bar muy agradable con terraza junto al río frecuentado por todo hipster que se precie. Su intensa agenda incluye exposiciones gráficas, audiovisuales y conciertos de música hip-hop. Se espera que cambien la sede a lo largo de 2021. Podéis ver más información en su web.

Fuente: DéDaLe Rive Gauche

Barrio de Saint Patern

Este barrio es conocido es uno de los más antiguos de Vannes. También por su ambiente bohemio, con centenarias casas de entramado de madera, numerosos bares, restaurantes, tiendas alternativas y de comics. Es lugar preferido por los más jóvenes de la ciudad para salir de marcha. También podéis visitar la iglesia de Saint Patern, del siglo XVII, y que da nombre al barrio.

Qué ver en Vannes
Barrio de Saint Patern, Vannes

Restaurantes de Vannes

La Tête en l’air. Es uno de los restaurantes de moda de Vannes por la calidad de sus productos y el ambiente acogedor. La cocina es tradicional con toques muy creativos. Tiene un menú ciego al mediodía con dos platos por 20€. Es un poco más caro que lo normal pero realmente merece la pena. Podéis curiosear más en su web.

Restaurantes en Vannes
Fuente: La Tête en l’air

Prepara tu viaje a Bretaña 

La mejor tarjeta de crédito para el extranjero AQUí

 El mejor seguro de viaje. Intermundial te ofrece 20% de descuento AQUÍ 

 Encuentra los mejores precios de hoteles y garantía de servicio AQUÍ

 Consigue 50€ de descuento en airbnb desde AQUÍ

 Contrata las mejores excursiones AQUÍ

En este post hay links de afiliados. Si decides utilizar alguno de ellos, a ti no te costará nada e incluso encontrarás algunos descuentos. Gracias a ello, si contratáis desde el link, yo tendré una pequeña comisión para financiar el blog. ¡Mil gracias!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.