Let’s travel together.

Guía COMPLETA de Omán, exotismo árabe (Qué ver y hacer)

2

GUÍA PARA VIAJAR A OMÁN. Qué ver y hacer.

Omán es un país muy desconocido para la mayoría de los españoles pero tiene todos los ingredientes para convertirse en pocos años en un destino popular. Posee un patrimonio muy buen conservado -con impresionantes castillos y mezquitas-, espectaculares oasis con aguas verdes y entre palmerales, se pueden avistar tortugas a cascoporro, buenas zonas de buceo y vertiginosos cañones. Pero además es un país sumamente tolerante. En esta guía de Omán voy a tratar de aclararte todas las dudas y animarte a visitar el país.

DÓNDE ESTÁ OMÁN

Omán es un país que no ocupa muchas páginas en los medios de comunicación y a veces nos cuesta ubicar en el mapa. Está situado en el sudeste de la península arábiga, entre Arabia Saudí y Yemen, y frente a las costas de Irán. También tiene un pequeño territorio, Musandam, incrustado en Emiratos Árabes Unidos y estratégicamente situado en el estrecho que comunica el mar Arábigo y el Golfo de Omán.

INFORMACIÓN PRACTICA PARA VIAJAR A OMÁN

Visado de Omán

Para viajar a Omán se requiere un pasaporte con un período de validez de 6 meses desde la fecha de entrada al país y visado para ciudadanos españoles y sudamericanos. El visado se puede solicitar al llegar al país o por internet. Si queréis más información sobre cómo hacerlo, en este post os explico paso a paso cómo realizarlo.

De momento, y hasta que anuncien lo contrario, el visado se puede realizar en las entradas de Omán tanto por tierra como por aire. En el mismo aeropuerto realizan la visa en apenas un minuto por 1 OMR más.

Tipos de Visado

Hay bastantes de tipos de visado dependiendo de la nacionalidad, si se es diplomático dependiendo del propósito del viaje. Resumiendo, para la mayoría de los turistas los más habituales son el de turista de 10 días, que cuesta 5 OMR, y el de 30 días, que cuesta 20 OMR.

Podéis obtener más información en la página web de la policía de Omán, aunque a veces no funciona demasiado bien.

Cuándo viajar a Omán

La mejor época para viajar a Omán es en invierno, desde octubre/noviembre a febrero/marzo. En esa época las temperaturas pueden ser de 25-35ºC durante el día y 15-20ºC por la noche. En la zona de Jebel Shams en invierno las temperaturas pueden bajar hasta casi los 0ºC por la noche. En verano viajar a Omán puede ser una auténtica locura, ya que las temperaturas pueden ascender a casi 60ºC.

¿Es peligroso viajar a Omán?

Rotundamente, NO. Es una de las preguntas que más nos han hecho nuestros amigos cuando decidimos ir a Omán. El hecho de estar junto a Yemen, que lleva sufriendo una cruenta guerra durante más de 3 años, no afecta lo más mínimo al país. No hay ningún tipo de violencia terrorista ni han sufrido ningún atentado.

En la calle no hay tampoco hurtos ni robos. Puedes pasear por cualquier sitio a cualquier hora del día y de la noche con completa tranquilidad. Hemos recibido por parte de los omaníes un trato excepcional. Por mucho que digamos no tenemos palabras suficientes de agradecimiento. Nos han acompañado, incluso en coche a los sitios de manera absolutamente desinteresada. Nos han invitado a sus casas y en todo momento han contribuido a que el viaje fuese una auténtica experiencia.

Vestimenta en Omán

Llama un poco la atención la vestimenta de los omaníes. La mayoría de los hombres visten túnicas y las mujeres cubren su cuerpo de los pies a la cabeza. La mayoría de ellas  simplemente se cubren la cabeza con el hiyab, aunque hemos visto algunas con burka y 2 o 3 con la cabeza tapada completamente, sin dejar ni un resquicio para los ojos.

Sin embargo, son muy tolerantes respecto a la vestimenta de los extranjeros. Incluso las mujeres pueden bañarse en la playa en bikini sin levantar revuelo ni sufrir ningún tipo de acoso. No se sienten nada ofendidos y tanto hombres como mujeres pueden ir vestidos con pantalones cortos y camiseta de manga corta. En las zonas de costa están más acostumbrados que en los pueblos pequeños a ver a los turistas vestidos así.

Aún así, es recomendable pantalón un poco más largo o un vestido para andar por las ciudades. Obviamente si se va a viajar en Ramadán hay que ser más prudentes en la vestimenta. Así mismo, si se va a visitar una mezquita es obligatorio vestir más recatado, cubrir los hombros y las mujeres portar un pañuelo para tapar el pelo.

Hombres de Omán con la vestimenta típica

Internet y teléfono en Omán

Si sois de los que no podéis viajar sin estar conectados al teléfono y/o internet podéis comprar una tarjeta SIM en pocos minutos. Existen varias compañías con diferentes ofertas de llamadas y datos. Hay una tarifa de una semana diseñada especialmente para turistas por 5 OMR y ofrece 3 GB de datos. Para un mes hay otra por 7 OMR con 5 GB de internet.

En los hoteles y algunos restaurantes hay WIFI con bastante buena calidad. No hay grandes restricciones de internet. Se puede entrar en todas las redes sociales y la mayoría de sitios web. La única página que no pudimos acceder fue la del periódico “El Mundo”.

Enchufe en Omán

La electricidad funciona a 220V con 50 Hz. El enchufe es del tipo inglés, de dos planas y una toma de tierra. Conviene llevar un trifásico porque no suele haber muchos enchufes en las habitaciones. Si se os olvida, como medida excepcional, podéis optar por meter el enchufe sin adaptador a la vez que insertáis un objeto punzante en el agujero de la toma de tierra. No os preocupéis porque no pasa corriente por ese agujero.

Salud y vacunas para Omán

Omán cuenta con una red hospitalaria muy buena pero obviamente es muy recomendable un buen seguro para que la atención no nos salga un ojo de la cara. Cuando viajo utilizo Mondo seguros, las coberturas son buenas y hasta ahora siempre me han respondido formidablemente. Además, si lo contratáis desde el link de mi página, tenéis un 5% de descuento.

Dinero y tarjetas de crédito en Omán

Hay cajeros en todo el país y las tarjetas de crédito son aceptadas en muchos sitios. Por esto, os recomiendo la tarjeta N26. Es una tarjeta de crédito sin gastos de mantenimiento y sin comisiones de cambio de moneda, que suponen alrededor de un 5%. De esta manera ahorraréis bastante. En algunos hoteles y restaurantes no aceptan tarjetas de crédito.

La moneda es el rial omaní y a su vez cada uno se divide en 1000 baisas. El billete más pequeño es de medio rial y para cantidades más pequeñas se emplean monedas, aunque realmente hay pocas.

 

 

Comida en Omán

Al no ser un país con mucho turismo, los restaurantes para turistas escasean excepto en Mascate. Al ser un país con fuertes convicciones islamistas, es muy difícil encontrar productos de cerdo. De hecho, está prohibido para los musulmanes pero en los supermercados hay zonas con productos porcinos para los extranjeros.

Las carnes que más se comercializan son la de pollo, cordero y ternera. También se puede probar carne de camello en algunos sitios, especialmente en el norte del país. En las zonas de costa también se puede degustar pescado fresco, aunque generalmente lo cocinan demasiado y lo dejan seco. Si tenéis algún tipo de intolerancia alimenticia no esperéis una carta detallada pero harán lo imposible para satisfacer vuestras necesidades.

El café no es muy bueno, pero para compensar tienen unos postres deliciosos, especialmente los de hojaldre tipo baklava. Muchas veces acompañan el café con dátiles. También tienen té, el que más nos gustó es el llamado “té omaní”, con cardamomo, menta, canela y otras especias.

Los zumos merecen una mención especial. Como no consumen bebidas alcohólicas y Coca-cola no es muy popular en el mundo árabe, se han aficionado a beber zumos de manera compulsiva. Hay locales especializados en zumos y por 1 OMR aproximadamente puedes tomarte un zumo natural delicioso. En casi todos los restaurantes también sirven zumos aunque no suelen estar tan ricos. Los que más nos gustaron fueron los de mango, fruta de la pasión y granada.

Deliciosa comida omaní

Alcohol en Omán

Las bebidas alcohólicas no están prohibidas en Omán, pero tampoco es fácil conseguirlas excepto en la capital. Se puede conseguir alcohol en unos pocos restaurantes y bares, en algunas tiendas especializadas y en el duty free del aeropuerto. Nosotros solo conseguimos cerveza en Mascate y el precio ronda los 1,700 OMR (unos 4€). En el mismo hotel de Mascate teníamos 4 locales con bebidas alcohólicas y estaban muy animados con occidentales y sobre todo hombres locales dándole al pimple y jugando al billar.

 

PRESUPUESTO PARA VIAJAR A OMÁN 

Viajar a Omán no es barato, pero tampoco es excesivamente caro. Lo que más incrementa el presupuesto es el precio de los alojamientos y el vuelo. La comida es bastante barata. Estos son los precios de la mayoría de los gastos que tuvimos, para que os hagáis una idea.

  • Vuelo: 525€
  • Alquiler de coche Nissan Sunny: 230€
  • Visado: 12€
  • Alojamientos: Mascate (92€), Nizwa (135€), Desierto (130€), Sur (60€)= 412€ / 2 = 208€ persona
  • Precio restaurante local: 2,5 – 4 OMR (5,5-10€)
  • Gasolina: 1 litro de súper 0,50€
  • Buceo (51 OMR) / snorkel (30 OMR)
  • Excursiones: tortugas 7, desierto (30 + 25) 55, barco 10
  • Visitas: En general los lugares de interés son bastante baratos o incluso gratuitos. La mayoría de los castillos y fortalezas cuestan 0,500-2 OMR, algunos gratis. Otras visitas pagamos alrededor de 3-5 OMR.

Presupuesto total: 1300€

CÓMO MOVERSE POR OMÁN

El transporte público es muy limitado y apenas existe entre las grandes ciudades. Así pues lo más recomendable es alquilar un coche. Las carreteras son en su mayoría nuevas y en muy buen estado, excepto en algunos lugares de montaña. Hay también autovías de 2 y 3 carriles pero ninguna de pago. Lo único malo es que en algunos tramos hay bastantes radares.

No conocemos a nadie que haya hecho auto-stop en Omán pero sí vimos a algunos locales y, de hecho, llevamos a algunos en nuestro coche. Gracias a la hospitalidad omaní apenas esperan a que alguien les lleve en su coche. Así pues, si os animáis alguno, no creo que haya ningún problema.

Qué coche alquilar en Omán, 4×4 o coche normal

Debido al estado de las carreteras se puede hacer un viaje visitando la mayoría de los lugares de interés simplemente con un coche normal. Eso sí, para visitar Jebel Shams, Wadi Arbeieen o el desierto se necesita un 4×4. Pero para hacer algunas de esas excursiones se puede contratar un servicio local con conductor. La diferencia entre alquilar un coche normal y un 4×4 es muy grande. Nosotros alquilamos un nissan sunny por 230€ / 8 días. El mismo número de días con un 4×4 nos salía por unos 500€. Por lo tanto, optamos por el nissan y luego contratar servicio de transporte en el desierto (30 OMR). A Jebel Shams no fuimos pero también se puede contratar una excursión con chofer local desde la zona de Nizwa por unos 40 OMR.

Para orientaros os recomiendo instalar la aplicación Maps.me en vuestro teléfono móvil. Va de maravilla y no tuvimos ningún problema. Solo hay que descargar el mapa de Omán y disfrutaréis de mapa con GPS sin necesidad de conectaros a internet.

 

QUÉ VER Y HACER EN OMÁN

Recorrer los bulliciosos mercados locales

Si hay una cosa que me fascina en los viajes son los mercados locales y Omán no podía ser una excepción. Es una manera formidable de acercarse al día a día de la población local e interaccionar con ellos. En Omán se pueden visitar un buen puñado de ellos. Los más tradicionales son los de verduras y los de pescado, donde los hombres subastan el pescado a viva voz. Y cómo no, perderse por sus laberínticos zocos, donde uno puede encontrar prácticamente de todo.

Zoco de Nizwa

Castillos y fortalezas impresionantes

Omán tiene un patrimonio tan desconocido como extraordinario. El gobierno –o el sultán, que es prácticamente lo mismo-, está haciendo un esfuerzo enorme para reformar las antiguas fortalezas y castillos de barro. Son construcciones con siglos de antigüedad y batallas a sus espaldas y de unas dimensiones absolutamente conmovedoras. Por si fuera poco, en muchas de ellas apenas hay turistas y se puede disfrutar de ellas de manera casi privada.

Castillo Rustaq

Dejarse cautivar por las fascinantes mezquitas

Si algo hay en Omán son mezquitas. Allá donde vas te encuentras con una, sea el centro de Mascate o una zona perdida junto al desierto. Algunas son más modestas y recatadas pero otras son verdaderamente impresionantes, con hasta cuatro minaretes y una decoración exquisita. La más importante es la del sultán Qaboos, en Mascate, pero hay otras muchas que merecen la pena visitar. El único día que no se puede acceder es el viernes, el día de rezo. El resto de días no tuvimos ninguna objeción para entrar a ninguna de ellas. Es más, muchas veces nos animaban a visitarla, orgullosos de su patrimonio y su cultura. El único requisito es vestir con decoro, llevar los hombros tapados y las mujeres taparse el pelo con velo.

Las mujeres omaníes tienen sus propias mezquitas para rezar pero son más pequeñas. Aunque hemos oído que a alguna chica le han impedido alguna vez entrar en las mezquitas de hombres, a Sandra no le pusieron nunca problemas para entrar en ellas.

Mezquita Mohammed al Ameen (Mascate)

Oasis de ensueño, los wadis

La mayor parte del país es realmente árida y si vegetación por eso resulta aún más sorprendente encontrarse los wadis. Son auténticos oasis creados a lo largo de los cauces de algunos ríos y acuíferos. En estos paraísos excavados en las montañas se encuentran ríos o pozas de color esmeralda y cañones entre palmeras. Hay un buen puñado de ellos por todo Omán y son lugares realmente mágicos y formidables para refrescarse de los rigores del calor. 

Wadis de Omán

Disfrutar de playas recónditas

Cuando pensamos en Oriente Medio pocas veces nos imaginamos poder ir a playas, pero Omán es una excepción. En la mayoría de ellas apenas hay infraestructura, ya que el turismo todavía es algo inhabitual. Lo bueno es que gracias a eso tampoco gente. Es más, si habláis con un pescador quizá os pueda acercar a una playa sin acceso terrestre para poder disfrutar de una cala solo para vosotros.

Si queréis algo más lujoso y occidentalizado también es posible, ya que los últimos años han surgido hoteles de lujo. La zona de playas más famosa del país es Salalah, con fabulosos resorts de conocidas cadenas hoteleras.  En zonas cercanas a Mascate también hay unos pocos donde poder darse un caprichito.

Ver desovar tortugas a porrillo

Omán es uno de los mejores lugares del mundo para ver desovar tortugas. Miles de tortugas acuden a sus costas para poner sus huevos y en algunas playas hay tantas que actualmente no permiten su acceso. En Ras al Jinz te aseguras poder verlas en una visita nocturna. Realmente impresiona la cantidad de ellas que hay. En apenas media hora vimos 6 tortugas y una pequeña que iba al mar. En otras playas de Omán si se tiene suerte también se puede ver alguna de ellas.

Imponentes montañas y cuevas

Omán es un país muy montañoso, con escarpadas cimas de hasta 3000 metros de altura. Las montaña más famosa es Jebel Shams y por su espectacularidad lo llaman “El Cañón de África”. No en vano, es más profundo que el cañón del Colorado y en algunos puntos tiene una profundidad de más de 1000 metros. En invierno se pueden realizar caminatas por la zona y contemplar los extraordinarios paisajes.

Jebel Shams (Omán)

Bucear (o hacer snorkel) entre tiburones y tortugas

Frente a Mascate, la capital de Omán, están las islas Al Daimaniyat. Es un pequeño archipiélago muy poco conocido pero con un ecosistema realmente espectacular. Se pueden avistar tortugas y tiburones ballena si se tiene suerte. También se ve a veces el esquivo tiburón leopardo y otros muchas especies de peces. Nosotros no tuvimos la suerte de ver el tiburón ballena, pero la semana anterior lo habían visto.

Tortuga en Al Dimaniyat Islands

Descubrir la hospitalidad omaní

Por último -y no menos importante- quería resaltar especialmente el trato recibido por todas las personas que nos hemos cruzado en el país.  Sin ellos el viaje no habría sido igual. En todo momento nos han ayudado a movernos por el país e integrarnos en su cultura. En algunos sitios incluso nos han ofrecido transporte a zonas que no llegábamos con nuestro coche y nos han invitado a comer. A todos ellos les debemos haber disfrutado de ese gran país.

 

ITINERARIO DE OMÁN (8 DIAS)

Aquí os vamos a detallar el itinerario que realizamos nosotros en 8 días completos. Fue un viaje corto pero realmente pudimos ver muchísimas cosas y muy variadas. En un viaje de menos de 10 días se pueden ver los mayores puntos de interés del país. De esta manera no hace falta pagar el visado de 30 días. Obviamente nos dejamos algunas cosas, sobre todo por el sur, pero las distancias hasta allí requieren de al menos un par de semanas y coger un vuelo interno.

En los siguientes enlaces puedes ver día a día todas las actividades y visitas realizadas con todo detalle. 

PREPARA TU VIAJE A OMÁN:

No viajes sin tu seguro. Intermundial te ofrece 20% de descuento AQUÍ con el código BLOGGERIM

Encuentra los mejores precios de hoteles y garantía de servicio AQUÍ

Consigue 25€ de descuento en airbnb con el siguiente enlace de AQUÍ

2 Comentarios
  1. Caracol Viajero dice

    Está muy bien detallado, me gusta ver el presupuesto de los viajes desglosado para hacerme una idea de si me lo puedo permitir o no. Y otra cosa importantísima para mí cuando viajo, el café. Voy rastreando lugares y degustando cafés, así que cuando vaya a Omán tomaré el té con el dulce. ? ¡Gracias por la info!

  2. admin dice

    Muchas gracias, Caracol. Omán no es un país barato, pero al ir pocos días resulta asequible y la verdad que no me extraña que Lonely Planet lo eligiera como uno de los mejores destinos del 2017. Es el país que más me ha sorprendido los últimos años. Absolutamente recomendable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.