Let’s travel together.

Día 3: Mercados de Nizwa y desierto de Omán

0

Día 3: Nizwa  – Birkat al Mouz – Wahiba Sands

Para afrontar la larga jornada acudimos temprano a desayunar en la terraza del Nizwa Fort Coffee shop. Posteriormente regresamos al hotel para dejar todo preparado y metido en el coche. La jornada de hoy empieza en Nizwa con la visita a la mezquita, el mercado y el zoco de la ciudad.

Mezquita de Nizwa

Nos acercamos a primera hora de la mañana dirigimos a la principal mezquita, que a esa hora está muy tranquila y así no molestamos a nadie. Las mujeres no tienen ningún problema para acceder, siempre que se tapen el pelo con un pañuelo. Los amables trabajadores de la mezquita nos echan la alfombra roja para que entremos al templo y hacen que nos sintamos como estrellas del celuloide. Dentro de la mezquita no se pueden sacar fotos. A pesar de la belleza de la mezquita y su preciosa cúpula, el interior es bastante sobrio. Aún así si tenéis tiempo, bien merece una corta visita.

Mezquita de Nizwa

Mercados de Nizwa

Antes de irnos queremos ir a ver el mercado de Nizwa. El mejor día para visitarlo es el viernes, día en el que hay más actividad, especialmente entre las 6:00 y 7:30 am. A esas horas se puede observar subastas de animales, especialmente cabras y ovejas. Es realmente interesante, ya que todavía es algo que se realiza a viva voz, convirtiendo el mercado en un lugar bullicioso y vibrante. Desafortunadamente no nos coincide, pero aún así podemos observar la actividad del mercado. Se celebra diariamente en un gran pabellón en el que se ofrecen productos frescos, sobre todo carnes y verduras. Nos llama la atención la gran cantidad y calidad de frutas que ofrecen en el mercado a pesar de ser un país tan árido. Los omaníes son unos amantes de los zumos y por ello importan numerosas frutas, especialmente de India. En el interior también hay un par de bares donde se puede tomar un café o un refresco.

Mercado de Nizwa

Zoco de Niwa

Tampoco nos queremos perder el zoco de Nizwa, uno de los mejores y más antiguos del país. El sultán está renovando algunos antiguos zocos con intención de atraer el turismo y actualmente está en obras. Está dividido por zonas, todas ellas bajo soportales para evitar el sofocante calor. No es un mercado muy orientado al turismo aunque se pueden comprar algunos souvenirs como imanes y pañuelos. Aún así, lo más típico del zoco es la alfarería y en numerosas tiendas exponen vasijas, platos, adornos y otros artículos de barro. Es una buena oportunidad para comprar este tipo de artesanía.

Zoco de Nizwa
Zoco de Nizwa

Birka al Mouz

Nuestra primera parada del día es en la vecina localidad de Birka al Mouz. Al comienzo del viaje no teníamos intención de visitar la zona montañosa del país pero sí acercarnos hasta Birka para ver el fuerte. Desafortunadamente, el castillo está también en proceso de restauración y no se puede visitar. Así pues, sacamos las pertinentes fotos del exterior, el falaj de irrigación y continuamos con nuestra ruta hacia el sur.

Cómo visitar las montañas de Jabel Akhdar

Desde Birka al Mouz sale la sinuosa y tortuosa carretera de montaña hacia la cordillera de Jabel Akhdar. Si estáis realmente interesados y no tenéis coche 4X4 no tenéis más que acercaros al castillo. Allí mismo suele haber conductores locales que se ofrecen a llevarte por unos 30-40 OMR. Procurad regatear algo, pero ya os advierto que no es nada fácil. En Jabel Akhdar se pueden hacer interesantes caminatas de montaña, pero debido a las altas temperaturas es mejor hacerlo entre diciembre y febrero.

Castillo de Birka al Mouz

Mercado de Ibra

Desde Birka al Mouz hasta Ibra hay unos 170 kilómetros por carreteras muy buenas. No os despistéis porque no hay indicaciones del desvío hacia Ibra. Allí se celebra uno de los mercados más interesantes del país por su singularidad. Se celebra los miércoles y es el único del país en el que tanto las vendedoras como las compradoras son exclusivamente mujeres. Es más, los hombres tienen la entrada al zoco estrictamente prohibida en ese día.

Para evitar estar demasiado expuestas, llevan la cara cubierta con una especie de máscara, cada una con el diseño propio de su etnia o familia. Si eres extranjero y no sacas fotos eres bienvenido. A nosotros no nos coincidió y el pueblo estaba más muerto que la mamá de Bambi. Hicimos una parada técnica para picar algo y continuamos nuestra ruta.

Desierto de Omán: Wahiba Sands

Otro de los platos fuertes de nuestro viaje fue el desierto de Omán, Wahiba Sands. Como no teníamos 4×4 fuimos a Bidiyah, la localidad más cercana a Wahiba Sands. Hasta Bidiyah la carretera es muy buena y además ahora mismo están trabajando para mejorarla.

Cómo ir hasta los campamentos del desierto de Omán

Los campamentos del desierto de Washiba Sands están situados a 10-20 km de distancia de Bidiyah, la población más cercana. Obviamente, cuanto más lejos de la población menos contaminación lumínica tendréis. Desde el pueblo hasta el campamento hay una pista que suele estar en bastante buena condición para ir en 4×4. Aún así, conviene preguntar antes porque siempre puede haber una tormenta de arena que dificulte el acceso.

Desierto de Omán (Wahiba Sands)

Hay varias maneras de llegar hasta los campamentos: 

  • En transporte privado. En la localidad de Bidiyah se puede contratar transporte privado en 4×4 simplemente preguntando en la gasolinera. Cobran por el transporte de ida y vuelta (30 OMR).
  • Contratar el transfer con el campamento. Todos los campamentos ofrecen este servicio pero algunos aprovechan para cobrar precios excesivos.
  • Conduciendo nuestro 4×4. Para ello hay que acordar un punto de encuentro en Bidiyah con los del campamento. Desde allí solo hay que seguir el coche de ellos hasta el campamento. Es la opción más barata y añade un plus de aventura al viaje.

Si necesitáis un conductor local os recomiendo Khalid (+968 9959 4877). Es un beduino que conoce muy bien la zona, ofrece precios muy competitivos y es un tipo súper agradable. Podéis contactar con él por whatsapp. Nuestro coche lo dejamos en la puerta de su casa para estar vigilado y recogerlo al día siguiente.

Desierto de Omán (Wahiba Sands)
Desierto de Omán (Wahiba Sands)

Dónde dormir en el desierto de Omán 

Experimentar una noche en el desierto de Omán es algo absolutamente imprescindible. Es uno de los desiertos más bellos que he conocido, adquiriendo las dunas un precioso color rojizo al atardecer. Hay dos opciones para pasar una noche en el desierto de Omán:

  • Dormir en alguno de los campamentos. Es una manera mucho más cómoda, pero si os quedáis en alguno de los más cercanos es más difícil ver las estrellas porque hay algo de contaminación lumínica. Los precios varían entre 85-150€ con alojamiento, cena y desayuno incluido. Algunos campamentos del desierto ofrecen transporte a precios bastante caros. En la mayoría de los casos sale más económico contactar directamente con un conductor local.
  • Dormir en medio del desierto. Es una manera mucho más aventurera pero sin mucha experiencia conduciendo no lo recomendaría. A nadie le apetece quedarse enterrado en el desierto sin cobertura. Si contratáis los servicios de un conductor local se puede atravesar el desierto para llegar hasta la costa. Khalid hace travesías por el desierto de 2 días.
Desierto de Omán (Washiba Sands)

Qué hacer en el desierto de Omán

  • Dunes Bashing (25-30 OMR). Es una actividad que recomiendo especialmente. Se trata de un trepidante recorrido entre las dunas, subiendo y bajando algunas realmente altas hasta llegar a un punto para ver el atardecer con magníficas vistas. No es recomendable hacer esto por vuestra cuenta si no os queréis quedar tirados en medio del desierto sin cobertura.
  • Vuelos paramotor (paseo de unos 10-15 minutos, 20 OMR). Otra interesante actividad para los más atrevidos y permite contemplar el desierto desde las alturas.
  • Paseo en camello. No os dejéis timar. Es simplemente un cutre paseo de 10 minutos alrededor del campamento.
Vuelo sobre las dunas del desierto de Omán

Alojamiento en el desierto de Omán

 Sama Al Wasil Desert Camp (135€ / tienda doble con media pensión). Solo tenemos elogios para el campamento. Las instalaciones son muy agradables, con zonas “chill-out” y jaimas, donde relajarse tomándose un té. Nos alojamos en una tienda de campaña súper amplia, te puedes poner de pie. Agua caliente, aire acondicionado, una enorme cama y una decoración muy adecuada.

Sama Al Wasil Desert Camp (Desierto de Omán)

La comida fue la mejor que comimos en todo el viaje, abundante y variada. Para cenar nos sirvieron hummus, ensalada, doodles, arroz y parrillada con carne de pollo y camello. Para desayunar el desayuno fue tipo buffet con yogur y fruta fresca incluida, algo que no había ni soñado en anteriores visitas a otros desiertos. El servicio fue en todo momento exquisito.

Sama Al Wasil Desert Camp (Desierto de Omán)

Por la mañana os recomiendo subir a la duna anexa al campamento para ver el amanecer. Es un momento muy bonito y una manera de hacer hambre para atacarle al opíparo desayuno. Tras desayunar, recogemos las mochilas y regresamos a Bidiyah con nuestro chófer Khalid. Allí nos presenta a sus hijos y nos hacemos unas fotos para el recuerdo.

Khalid y sus hijos

ITINERARIO DE OMÁN

Puedes ver la GUÍA COMPLETA y el resto de post en orden cronológico pinchando en los siguientes enlaces:

PREPARA TU VIAJE A OMÁN:

Todos los posts de Omán AQUÍ

No viajes sin tu seguro. Mondo te ofrece flexibilidad y un 5% de descuento AQUÍ

Encuentra los mejores precios de hoteles y garantía de servicio AQUÍ

Consigue 25€ de descuento en airbnb con el siguiente enlace de AQUÍ

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.