Let’s travel together.

Qué ver en Logroño, la capital del vino

0

Qué ver en Logroño, la capital del vino

Logroño es una ciudad con la que guardo una relación especial, ya que estuve viviendo allí durante un año. Así pues, tuve la suerte de descubrir sus encantos y una cultura estrechamente ligada al vino y el Camino de Santiago. Durante siglos ha sido una de las paradas habituales del camino jacobeo y sus calles están habitualmente pobladas por incesante peregrinos, que alegran el bullicioso casco antiguo. En este artículo os voy a contar qué ver en Logroño para que disfrutéis de una estancia inolvidable, combinando visitas culturales, excelente gastronomía, ocio y, por supuesto, una visita a una bodega. 

Bares de Logroño
La famosa calle Laurel

20 cosas que ver y hacer en Logroño

Concatedral de Santa María la Redonda

Esta iglesia debe su denominación a que comparte el título de catedral con la de Calahorra. Está ubicada en pleno corazón del centro histórico de Logroño y es la más importante de la ciudad. Debido a la gran afluencia de peregrinos, la iglesia románica original se fue quedando pequeña, por lo que se vieron en la necesidad de levantar un templo acorde a la importancia de Logroño en el Camino de Santiago. Por eso, la construcción que podemos contemplar en la actualidad fue construida entre los siglos XVI-XVIII. Presenta elementos predominantemente góticos y barrocos, debido a las numerosas ampliaciones y reformas.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. La Concatedral.

Calle Portales

Es la arteria principal del casco antiguo y lo cruza a lo largo, alojando numerosos locales comerciales y animadas terrazas bajo sus soportales que dan nombre a la calle. Es el mejor sitio para tomarse un café mientras se observa el continuo ir y venir de los transeúntes.

Qué ver en Logroño
Terrazas de la calle Portales

Mercado de Abastos (San Blas)

Soy un apasionado de los mercados y el de Logroño me ha dado grandes alegrías culinarias, ya que probablemente no haya encontrado nunca hortalizas y verduras tan ricas como allí. También os recomiendo salchichón, el producto estrella del mercado, y morcillas.

Iglesia de Santiago el Real

Esta iglesia es la más antigua de la ciudad. Fue construida entre 1513 y 1527, según algunos historiadores, sobre otro templo de la época romana. Goza todavía de gran devoción por parte de los peregrinos, ya que se supone que fue uno de los lugares donde predicó el apóstol Santiago. Como curiosidad, esconde bajo el ábside una cripta con enterramientos.  

Qué ver en Logroño
Iglesia de Santiago el Real

Plaza de la oca

En esta curiosa plaza viví durante mi estancia en Logroño. Debe su nombre al popular juego de mesa de niños que han recreado en el suelo a un tamaño gigante. Según una teoría el juego de la oca lo inventaron los templarios en el siglo XI, basándose en el recorrido del Camino de Santiago. Para decorar las casillas han utilizado los puentes e iglesias más representativas del camino santo.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. Plaza de la Oca.

Fuente del Peregrino

Esta fuente es uno de los puntos habituales de los peregrinos del Camino de Santiago. Fue construida en 1675 y se encuentra entre la Plaza de la Oca y la iglesia de Santiago el Real, así que la identificaréis fácilmente.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. Fuente del Peregrino.

Puente de Piedra

Es el puente más antiguo y emblemático de la ciudad, ya que aparece representado en el mismísimo escudo de la villa. Es, así mismo, el acceso del Camino de Santiago. No se sabe con certeza la fecha de su construcción, pero hay constancia de su existencia en 1095. Una de las vistas más bellas del río Ebro. Actualmente están trabajando en su reforma.

Qué ver en Logroño. Puente de piedra.

Puente de hierro

Es conocido también como puente de Sagasta, ya que está ubicado en la calle del mismo nombre. Fue construido a finales del siglo XIX con un estilo muy definido que recuerda a construcciones de esa época como la torre Eiffel o el Puente Bizkaia.

Qué ver en Logroño
Puente de hierro.

Hartarse a pinchos en la calle Laurel

La famosa calle Laurel es conocida como la “Ruta de los elefantes”, ya que con tantos bares, muchos salen trompa y a cuatro patas. Es la zona de tapas por antonomasia de la capital riojana. En apenas 100 metros se suceden tabernas, bares y restaurantes con una amplia oferta gastronómica para todos los gustos y a muy buen precio. Muchos de los locales ofrecen su propia especialidad culinaria.

Mis favoritos son los míticos champiñones del bar Soriano, el exquisito bocadillito “Tío Agus” del bar Lorenzo, el “Cojonudo” del bar El Muro y las “zapatillas” del bar Villa Rica. Otros bares que me gustan y con pinchos elaborados son La taberna del tío Blas y el Gastrobar Torres, con tapas un poco más innovadoras, como las alcachofas con foie.

Bares de Logroño
Qué ver en Logroño. Cojonudos del bar “El Muro”

Paseo del Espolón

El Paseo del Espolón se llama en realidad, paseo del Príncipe de Bergara, el título que ostentaba el general Espartero, cuya estatua ecuestre domina la plaza. De esta estatua viene el dicho popular “tener los huevos como el caballo de Espartero”, por los atributos del caballo. Es un lugar muy agradable y escenario habitual de conciertos y otros espectáculos públicos.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. Paseo de El Espolón.

Tomarse algo en Wine Fandango

Logroño ha incrementado su oferta gastronómica y de ocio los últimos años, abriendo locales como el Wine Fandango. Está situado en pleno centro de Logroño y es el sitio más de moda ahora mismo en la capital. En este gastrobar de estética moderna sirven pinchos creativos y frecuentemente tienen DJ con buena música. Dispone de una amplia y agradable terraza.

Foto: Wine Fandango

Murallas de Logroño y Cubo del Revellín

Antiguamente Logroño era una ciudad amurallada y aquí se pueden ver los restos de las fortificaciones del siglo XVI y la entrada de Carlos I. Han sabido aprovechar el antiguo polvorín para crear un espacio de interpretación con paneles y un vídeo explicativo sobre la historia de la ciudad. Merece la pena dedicarle 20-30 minutos para aprender un poco más de Logroño.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. Cubo del Revellín.

Café Moderno

Sería el equivalente al Café Gijón de Madrid, ya que ha sido tradicionalmente el lugar de encuentro de literatos y artistas de la ciudad durante sus más de 100 años de historia. Un lugar ideal para tomarse algo o comer, ya que ofrecen un fantástico menú del día.

Café Moderno

Teatro Bretón

¿Buscáis algún plan para la tarde? Este es vuestro sitio. Fue construido en 1880 utilizando como modelo el Teatro Gijón. Tiene muy buena acústica y organiza espectáculos de diversa índole como conciertos, danza o teatro. Podéis ver su programación en la web oficial del Teatro Bretón.

Parlamento de La Rioja

El mayor órgano de gobierno de La Rioja ocupa un histórico edificio del siglo XVI y antiguamente sede del Convento de la Merced. En el siglo XIX fue ocupado por las tropas francesas y posteriormente fue la sede de la fábrica de Tabacalera. Está declarado Bien de Interés Cultural desde 1983, año en que se decidió trasladar allí el Parlamento.

Qué ver en Logroño
Qué ver en Logroño. Parlamento de La Rioja.

Visitar una bodega

Nadie se puede ir de Logroño sin aprender un poco de enología y para ello lo mejor es acercarse a una bodega. Muchas de ellas organizan visitas guiadas con cata de vinos. Algunas recomendables y a las que podéis llegar andando (por si las moscas), son Bodegas Franco Españolas y un poco más lejos Bodegas Ontañón , que posee un interesante museo. Podéis reservar AQUÍ.

Bodegas Franco Españolas

Parque del Ebro

Es el parque más cercano al centro y también el más bonito. Circula paralelo al río Ebro y mientras paseamos podemos observar cigüeñas y otras aves volando sobre el parque y el río. Tiene un carril bici y numerosas zonas verdes para poder descansar y disfrutar plácidamente de este paraje.

Qué ver en Logroño
Parque del Ebro

Relajarse en el Spa de Lobete

Una de mis actividades favoritas cuando vivía en Logroño era visitar el Polideportivo de Lobete, sobre todo los días que hace mal tiempo. Tiene un enorme spa de uso público (9€ para no abonados) con un completo circuito a un precio inmejorable.

Patinar en la pista de hielo

Una alternativa muy divertida, especialmente si vais con niños. Se encuentra en el mismo polideportivo de Lobete y se han celebrado incluso campeonatos internacionales de hockey. Poneos el casco y los patines y preparaos para disfrutar como niños.

Hacer una excursión

Si todavía os queda tiempo, os recomiendo realizar una excursión por los alrededores. A muy poca distancia de Logroño esta la comarca de la Rioja Alavesa, donde podéis ver dólmenes, pueblos con encanto como Laguardia o Elciego y vanguardistas bodegas como las de Marques de Riscal o Ysios, diseñadas por Frank Ghery y Calatrava, respectivamente. Otro lugar que me encanta es el monasterio de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla. Es la cuna del castellano y organizan visitas guiadas súper interesantes, donde explican la historia del monasterio y sus tesoros, como los centenarios libros.

Dolmen de la Hechicera (Laguardia)

Dónde alojarse en Logroño

Las últimas veces que he visitado Logroño me he alojado en el hotel F&G. Es un moderno hotel de 3 estrellas, muy bien situado, junto al puente de piedra, y con un excelente desayuno. Y todo esto a unos precios increíbles para lo que ofrecen. Si buscas otra opción, te recomiendo buscar en booking, donde encontrarás las mejores ofertas.

  • En este post hay links de afiliados. Si decides utilizar alguno de ellos, a ti no te costará nada e incluso encontrarás algunos descuentos. Gracias a ello, si contratáis desde el link, yo tendré una pequeña comisión para financiar el blog. ¡Mil gracias!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.