Día 5: Visita de los pueblos del lago Atitlán

0
Ruta alrededor del lago

Desayunamos en uno de los pocos restaurantes que estaban abiertos a las 7:30 de la mañana.

De ahí nos fuimos a tomar los barcos públicos que salen desde el ferry con dirección hacia San Pedro de Atitlán.

Cómo visitar los pueblos del lago Atitlán

♦ Contratar un tour privado con una agencia local

Precio: 400-500 quetzales. Lo bueno es que no tendréis que esperar a las barcas locales una vez que hayáis visitado cada pueblo para desplazaros hasta el siguiente. Sinceramente no lo considero necesario y me parece también una experiencia compartir los viajes con los lugareños.

♦ Con barcos públicos

Precio: 110 quetzales por todos los trayectos. Estos ofrecen un servicio muy bueno con frecuentes barcos entre los pueblos. Se contrata directamente en el embarcadero y se le paga al barquero.

Hay dos puertos para los barcos. Uno está en la Calle del Embarcadero y es para los barcos que salen / llegan con destino a los pueblos Santa Cruz y San Marcos. La otra terminal de ferries está en la zona del mercadillo junto al lago y el restaurante El Mirador. Desde ahí salen los barcos hacia San Pedro.

♦ Por carretera

Las carreteras no están muy bien asfaltadas, con muchas cuestas y curvas. Además en ocasiones ha reportado asaltos y el viaje no es tan bonito. Solamente recomendable cuando las condiciones meteorológicas no permitan la navegación.

Tanto si vais en barco privado como público intentad salir temprano, así aprovecharéis el día e  evitaréis el viento que a veces se forma por las tardes. Desde el ferry de Panajachel hasta Santiago La Laguna se tarda unos 30 minutos en barco.

  Santiago La Laguna

Es el pueblo más grande de los que visitamos alrededor del lago. Hay un pequeño mercadillo junto al embarcadero y otro de verduras antes de subir a la iglesia de Santiago Apóstol.

 

Aprovechamos para dar un paseo por allí y visitar la iglesia. Volvimos al puerto y cogimos un barco hacia San Pedro.

Las condiciones del lago eran pésimas y las olas casi hacen volcar el barco. De hecho, el capitán entro en pánico y se puso el chaleco salvavidas porque pensaba que íbamos a volcar. El trayecto fue horroroso, pero finalmente llegamos a San Pedro.

  San Pedro La Laguna

Personalmente no nos gustó mucho con multitud de negocios regentados por israelís. Daba la sensación de estar en un complejo diseñado exclusivamente para ellos. Es cierto que hay algunos restaurantes y cafeterías chulas pero carece de carácter.

Para ir desde allí hasta San Juan tuvimos que hacerlo en un motocarro porque el lago estaba impracticable. Además es más barato y mucho más rápido, ya que es un trayecto muy corto. Se puede hacer andando pero el camino es por una carretera con pendiente pronunciada.

  San Juan La Laguna

San Juan nos pareció el pueblo más auténtico de los que visitamos, con menos negocios para extranjeros. Había también algunas tiendas de artesanía que pertenecían a cooperativas de las comunidades de allí. En algunas hacen demostraciones de su trabajo artesanal.

Desde allí tuvimos que ir por carretera hasta San Marcos, donde comimos en un pequeño restaurante local.

  San Marcos La Laguna

No tiene demasiado interés, pero el camino desde el centro hasta el embarcadero es curioso. Es una calle con grafittis con puestos de hippies extranjeros.

Desde ahí volvimos hacia Panajachel en barco, ya que el viento había parado y el lago estaba un poco mejor. El trayecto duró aproximadamente 40 minutos y llegamos ya anocheciendo.

Ya una vez en tierra fuimos a contratar el viaje para el día siguiente y cenar por alguno de los numerosos restaurantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.