Qué ver en Copenhague más allá de La Sirenita

0

Copenhague en 2 días: Qué ver y hacer

Ver Copenhague en un fin de semana es una ardua tarea y quedarán cosas pendientes para un segundo viaje. Para ayudaros a exprimir al máximo los 2 días os voy a presentar los sitios más interesantes en el siguiente artículo. Son los lugares más conocidos pero seguramente encontraréis nuevos lugares. Si es así, espero que los compartáis conmigo para una segunda visita que tengo pendiente.

Descubriendo la encantadora Copenhague no es extraño que Hans Christian Andersen encontrara allí inspiración para sus cuentos. A la innegable belleza de la ciudad debemos añadir el carácter nórdico y un modo de vida que se ha denominado como “hygge”.

¿Qué es el “hygge”? Algunos probablemente ya hayáis oído hablar de este término a raíz de que Dinamarca fue catalogada como el país con los habitantes más felices del mundo. En realidad el concepto “hygge” no tiene traducción en otros idiomas pero podríamos resumirlo diciendo que es un estilo de vida relajado y hedonista, disfrutando de los pequeños placeres cotidianos, como tomar una taza de café con los amigos. Espero que el espíritu del “hygge” os invada en vuestra visita y disfrutéis al máximo y vengáis rejuvenecidos mentalmente.

Cómo ahorrar dinero en Copenhague: Copenhagen Card

¿Quieres ahorrar dinero? Necesitas la Copenhagen Card, que te da acceso a 83 atracciones (incluidos museos y crucero por el canal) y uso ilimitado de los transportes públicos. También ofrece descuentos en algunos restaurantes.

¿Donde se puede comprar la Copenhagen Card? Se puede comprar en las oficinas de turismo, el aeropuerto, principales estaciones de tren y algunos museos. También se puede reservar por internet y recogerla a vuestra llegada a Copenhague. Se activa en el momento que se utiliza la primera vez. Para ello, se debe escribir en la parte de atrás de la tarjeta la fecha y hora de activación y enseñarla a la entrada de las atracciones.

¿Cuánto cuesta la Copenhagen Card? Hay varios tipos de tarjetas, de 24 h (379 DKK, jóvenes 199 DKK), 48 h (529 DKK, jóvenes 269 DKK), 72 h (629 DKK, jóvenes 319 DKK) y 120 horas (839 DKK, jóvenes 419 DKK) . Podéis ver los precios en la web oficial de turismo de Copenhague.

QUÉ VER EN COPENHAGUE: VISITAS IMPRESCINDIBLES

A continuación podéis ver detalladamente las atracciones y monumentos que nosotros visitamos y alguna que nos quedó pendiente para una segunda visita, como el parque de atracciones Tívoli.

Día 1. De Nyhavn a la Ópera 

Nyhavn

Nyhavn o “puerto nuevo” es el lugar más turístico y fotogénico de Copenhague, con sus preciosas casitas de colores y los veleros. Pero no siempre fue así. Fue construido en el siglo XVII para ofrecer a la ciudad una salida al mar y hogar de pescadores. Sin embargo, se convirtió rápidamente en un arrabal frecuentado por borrachos y prostitutas. Pero no todos los vecinos de esta zona tuvieron tan mala fama. El más famoso fue el escritor Hans Chistian Andersen, que vivió en varios pisos de Nyhavn.

Hoy en día es la zona más bulliciosa y animada de la ciudad con infinidad de restaurantes, heladerías y terrazas. Obviamente, no es el sitio más barato para comer pero el lugar no tiene precio. También podéis disfrutar de un delicioso helado por un precio más asequible. Es el lugar para ver y dejarse ver. Muy recomendable al atardecer. Desde allí mismo salen los barcos que realizan los paseos por los canales. Podéis reservar un relajante crucero de 1:30h desde este enlace.

Puerto de Nyhavn, Copenhague

Al comienzo del canal se encuentra un ancla enorme que recuerda a los 200 marinos daneses que perdieron la vida durante la Segunda Guerra mundial. Todos los años, el 5 de mayo, se realiza una ceremonia en memoria de los soldados.

 

Castillo de Rosenborg y jardines del rey

Precio del Castillo: 105 DKK (Gratis con la Copenhage Card)

Horario: 10:00-14:00 (nov-abril), 10:00-16:00 (mayo, sep y oct), 9:00-17:00 (jun, jul, ago)

Esta residencia palaciega fue construida en 1624 aunque solamente fue la residencia real unos pocos años. La arquitectura exterior no es demasiado llamativa, destacando por su color rojizo. Se puede visitar por dentro pero, como no soy muy fan de los palacios, prescindimos de ella.

Castillo de Rosenborg, Copenhague

Junto al palacio se hallan los bonitos jardines del rey, un parque muy cuidado a donde acuden los lugareños cuando el sol lo permite. Es una actividad tremendamente popular. Aprovechan para tumbarse en el césped y hacer pic-nic, una buena manera de relajarse y aprovechar para practicar el “hygge”.

Jardines del rey, Copenhague
 

Galería Nacional de Dinamarca y Parque Ostre Anlaeg

La Galería Nacional o SMK es el mejor museo de Dinamarca y alberga una buena colección de arte. Es una buena opción para un día de lluvia. Si no tenéis tiempo o ganas de visitarlo, aprovechad para pasear por el relajante parque donde se ubica. Está construido alrededor de un lago y es otro fantástico lugar para relajarse.

Parque Ostre Anlaeg, Copenhague
 

La Sirenita

Si hay un símbolo que representa a Copenhage es la famosa sirenita. Se dice que el escultor, Edvard Eriksen, quiso tomar como modelo a una bailarina del ballet nacional, pero le dio calabazas y tuvo que utilizar a su mujer. Es otro homenaje al prolífico Hans Christian Andersen y ha permanecido en ese emplazamiento desde su construcción en 1913. Desde entonces ha sufrido numerosos sabotajes como la amputación de un brazo y ha sido decapitada 2 veces. Pese a todo, luce esplendorosa junto a la orilla y no puede haber un viaje a Copenhage sin visitarla.

La Sirenita, Copenhague
 

Kastellet

A pocos metros de la sirenita se encuentra la antigua ciudadela de la ciudad, construida en 1626 por Christian IV. Esta fortaleza militar con forma de estraella era uno de los principales bastiones de defensa de Copenhague. Hoy en día es un parque público aunque todavía conserva su uso militar con oficinas del centro de inteligencia y la guardia danesa. Es un lugar apacible para pasear con cuidados jardines y algunos pequeños cañones antiguos.

Kastellet, Copenhague

En una esquina del parque está la fuente de Gefión. Fue construida en 1908 y donada por la fábrica de cerveza Carlsberg con motivo del 50 aniversario de la cervecería. Preside la escultura la diosa Gefjun y representa la creación de la isla de Selandia, donde se ubica actualmente la ciudad de Copenhage. Junto a ella y el foso circundante del Kastellet está la iglesia de Sant Alban, que obsequia con preciosas estampas en los días soleados.

Iglesia de Sant Alban, Copenhague
 

Iglesia de Mármol (Frederik kirske)

Horario: De lunes a jueves y sábados, 10:00-17:00 // viernes y domingo 12:00-17:00

Precio: Gratis.

Subida a la cúpula: 35 DKK. 15 de junio-31 de agosto, de lun-vi a las 13:00. Resto del años, sábados y domingos, 13:00 y 15:00.

Esta iglesia luterana es una de las principales de la capital y una verdadera obra de ingeniería. Fue construida por encargo de Frederik V para honrar los 300 años de la dinastía Odenburg y la construcción de su cúpula necesitó más de 150 años. De hecho, se demoró tanto que tuvieron que cambiar de estilo arquitectónico. Empezó como un proyecto de estilo rococó y acabó siendo de estilo barroco.

Iglesia de Mármol, Copenhague
 

Palacio de Amalienborg

Horario: nov-abril, 11:00-16:00 (cerrado los lunes) // mayo-oct, 10:00-16:00

Precio: 95 DKK / Menores de 17 años, gratis. (incluida en la Copenhagen Card)

Este complejo palaciego de 4 edificios es la residencia oficial de la familia real durante el invierno. Fueron construidos a mediados del siglo XVIII en principio para familias para algunas familias aristocráticas. Sin embargo, hubo un cambio de planes en el siglo XVIII debido a que un incendio destruyó lo que hasta entonces era su residencia oficial. Allí mismo se celebra el cambio de guardia cuando está la reina a las 11:30. Si vais en verano es muy probable que no podáis ver el cambio de guardia porque la reina no está. Al acabar podéis continuar por Amaliehavn, un pequeño parque junto al canal. Allí suelen atracar los mejores yates que se acercan a Copenhague.

Palacio de Amalienborg

Ópera de Copenhague

Frente a Amaliehavn, asomado al canal, encontramos el moderno edificio de la Ópera. Fue una obra costeada por un multimillonario que se gastó 400 millones a cambio de que le dejaran elegir el diseño y el emplazamiento. Esto causó una gran polémica cuando se construyó en 2004, pero hoy en día es uno de los edificios más emblemáticos de Copenhague. 

Opera de Copenhague
 

Del Papiroen a la Casa de la Cultura del Agua

No hay mejor manera de acabar la tarde que en un mercado de comida callejera. Muy cerca de la Ópera de Copenhague, estaba Papiroen, un enorme pabellón con decenas de puestos de comida de gastronomía de todo el mundo. Además los precios eran muy buenos y tenía una impagable terraza con vistas al canal y Nyhavn. Desafortunadamente hablo en pasado porque ha cerrado recientemente hasta que encuentre otro emplazamiento. Y es que el ayuntamiento ha presentado un proyecto para construir la Casa de la Cultura del Agua. Será un complejo de piscinas interiores y exteriores vanguardista y ultramoderno. Veremos cómo será el resultado.

Papiroen, Copenhague

Día 2: Del centro histórico a Christiania 

Parque Ørsteds (Ørstedsparken)

Es otro parque que merece la pena aunque si andáis justos de tiempo, quizá sea el más prescindible. Esta también construido alrededor de un lago y es otro de los preferidos por los lugareños. Se puede visitar en apenas 30-45 minutos. Nosotros optamos por empezar el día paseando por allí.

 

Centro de Copenhague

Una gran parte del centro de la capital está peatonalizado, lo que lo hace muy atractivo para pasear. No en vano poseen la calle peatonal más grande del mundo –o eso dicen-, la famosa Strøget. En sus 1100 metros hay bares, heladerías y otros negocios orientados al turismo. También allí los adictos a las compras podrán satisfacer todos sus deseos, con tiendas lujosas y otras más mundanas.  Es una zona que bien merece dedicarle una mañana para visitar los principales lugares y recorrer sus calles tranquilamente.

 

Torre redonda (Rundetårn)

Horario: 10:00-20:00 (21 mayo – 21 de sep) //  10:00-18:00 (21 de sep – 21 de mayo).

Precio: 25 DKK (Gratis con la Copenhague Card)

Esta torre de 34 metros fue construida en el siglo XVII por encargo del rey Christian IV. Su propósito era crear un observatorio astronómico para los estudiantes universitarios. Su principal particularidad reside en la rampa helicoidal que da siete vueltas y media para ascender a la parte superior. Cuenta la leyenda que el rey la ascendió a caballo el día de la inauguración. Desde arriba se obtienen formidables panorámicas de la ciudad.

Torre redonda, Copenhague
 

Palacio de Justicia

Está ubicado en la histórica plaza Nytorvn, creada en 1610. Fue un lugar un poco macabro, ya que allí se realizaban ejecuciones públicas y tenían una horca para aleccionar a sus súbditos. El Palacio de Justicia, de estilo neoclásico, fue también la sede del ayuntamiento desde 1815 hasta 1905. Es una zona muy animada y junto al Palacio hay unas terrazas muy agradables.

Palacio de Justicia, Copenhague

Plaza del Ayuntamiento (Rådhuspladsen)

Horario del Ayuntamiento: lun-vi, a las 11:00 y 14:00 // sábados, 12:00

Precio: 20 DKK

Es la principal del casco antiguo y desde donde parte la famosa calle Strøget. El emplazamiento donde se levanta ayuntamiento era un antiguo mercado de heno, hasta su construcción en 1903. Su fachada está adornada con elemento de la mitología nórdica, sobre todo dragones y serpientes. Dentro del ayuntamiento se expone un reloj astronómico que ofrece un calendario para los próximos ¡500.000 años!

Otro punto destacable de la plaza es la fuente del dragón, que aparece luchando contra un toro y otros monstruos mitológicos. También hay otra escultura más de Hans Christian Andersen.

Ayuntamiento de Copenhague
 

Isla de Slotsholmen

Los más alternativos no se pueden perder el mercadillo de Thorvaldsen. Este mercado de pulgas es uno de los más importantes de la capital y venden sobre todo objetos antiguos y de segunda mano. Es un espacio pequeño situado en la plaza del mismo nombre, pero que merece visitar aunque solo sea por el emplazamiento. La plaza es obra del escultor del mismo nombre, que diseño la plaza tiene su propio museo justo al lado.

mercadillo de Thorvaldsen, Copenhague
 

Palacio de Christianborg

Horario: todos los días de 10:00-17:00

Precio: 150 DKK, incluye el Salón del Trono, ruinas del antiguo palacio y caballerizas

El Palacio actual es de 1924 y está erigido sobre la isla de Thorvaldsen. Alrededor del mismo hay un foso y al palacio se accede a través de unos preciosos puentes. Allí está el salón donde son proclamados todos los monarcas daneses. Sobre el palacio sobre una enorme torre de 104 metros, la más alta de Copenhague. En lo alto han construido recientemente un restaurante para poder cenar con las mejores vistas de la ciudad.

Palacio de Christianborg
 

Iglesia del Salvador

Horario: mayo-sept, de lunes a sábado de 9:30-19:00 / domingos: 10:30-19:00

Precio: 35 DKK (Gratis con la Copenhagen Card)

De camino a la ciudad libre de Christiania no os podéis perder esta iglesia. Por dentro no es especialmente hermosa pero posee uno de los mejores miradores de la ciudad. La iglesia se construyó en 1696 pero su alta torre tuvo que esperar hasta 1752. Son en total 400 escalones, de los cuales los 150 son por la parte exterior de la facha. Así que si tienes vértigo, quizá no sea buena idea.

Iglesia de San Salvador, Copenhague

Ciudad libre de Christiania

Si hay un lugar que sorprende especialmente al visitante es sin lugar a dudas la ciudad de libre de Christiania. Se trata de una comuna de origen hippy, anarquista y pacifista con sus propias normas. De hecho, no se considera siquiera un espacio de la Unión Europea. Es un espacio de convivencia donde intentaron desarrollar sus principios de igualdad y libertad.

Ciudad libre de Christiania

Es una territorio controvertido por la libre venta y consumo de drogas blandas. Dentro hay zonas, especialmente en la calle Pusher Street -la calle del “camello”- donde se puede ver un auténtico mercadillo del hachís y la marihuana, con porros hechos listos para imbuirse rápidamente del espíritu hippy y libertario. Por esta razón dentro no se pueden tomar fotos. Dentro de la comuna viven unas 1000 personas de todo estrato social, desde obreros sin cualificación hasta profesionales liberales. Además de tomar una cervecita en las animados bares que hay, os animo a pasearos por la comuna hasta el lago. Ahí veréis un poco mejor la alternativa y plácida vida que llevan los miembros de la comuna.

Entrada a la Ciudad libre de Christiania
 

Jardines de Tívoli (Parque de atracciones)

Precio: 120 DKK (Gratis con la Copenhaguen Card)

Horario: las atracciones solamente están abiertas de abril a septiembre y desde mediados de octubre hasta principios de noviembre para celebrar Halloween.

Otra de las alternativas a tanta visita turística o si tenéis más días es el parque de atracciones de Tívoli. Fue abierto por primera vez en 1843 y es uno de los más antiguos del mundo. Además está rodeado de unos elegantes jardines y suelen organizar fuegos artificiales. Entre mediados de noviembre y diciembre instalan también un colorido mercadillo de Navidad. Tanto si vais con niños como si no, disfrutaréis como enanos y además está muy bien situado, a pocos pasos del ayuntamiento de la ciudad.

Tivoli Gardens, fuente: www.npr.org
 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.