13 cosas que ver y hacer en las Cataratas del Niágara

0

CATARATAS DEL NIÁGARA, UN SUEÑO VIAJERO

Las cataratas del Niágara es uno de esos lugares míticos que hemos visto en cientos de películas e imprescindible si vais a visitar Toronto. Las cataratas tienen una caída de agua a lo largo de más de 1 kilómetro y de 54 metros de alto que transporta más de 3.000 toneladas de agua por minuto. Un indescriptible espectáculo natural que atrae millones de turistas. En el siguiente post os voy a explicar las actividades más interesantes y excitantes para hacer en las cataratas del Niágara. Porque las cataratas se pueden disfrutar y contemplar de diferentes maneras, pero además hay muchas otras cosas que se pueden hacer.

Leyenda del dios del trueno

El pueblo ha crecido enormemente y lejos ha quedado la época en la que el territorio estaba poblado por los indios iroqueses. Ellos fueron los que pusieron el nombre a las cataratas, ya que “Niágara” en su idioma significaba “Trueno de agua”. No es extraña su admiración ante la majestuosidad del lugar. De hecho, los indios iroqueses veneraban las cataratas, ya que creían que en la cueva que hay detrás de la catarata principal vivía el dios del trueno, HE-NO.  Según una leyenda local, un jefe tribal quiso esposar a su hija con un valeroso soldado. Ella rechazaba al pretendiente y prefirió lanzarse con una canoa por las cataratas a casarse con él, pero el dios HE-NO decidió salvar su alma y tenerla a su lado en la cueva.

En los últimos 50 años la fisionomía del lugar ha cambiado radicalmente impulsado por el turismo. Se han generado multitud de atracciones con el fin de  hacer de la visita a Niágara una auténtica experiencia y guardar un recuerdo imborrable. ¿Estáis ya preparados para disfrutar como un niño? ¡Allá vamos!

BONOS DE ATRACCIONES

En Niágara hay dos bonos que incluyen algunos de los lugares o atracciones más demandados. Sin embargo, incluye algunos sitios que igual no os interesen visitar. Podéis visitar las páginas web y decidid vosotros mismos con la información que podéis leer en este post.

  • Niagara Falls Adventure Pass (65 CAD$). Es el bono que venden en la temporada de verano e incluye el Hornblower, el barco que se acerca hasta las Horseshoe Falls, las cataratas del lado canadiense. También el
  • Niagara Wonder Pass (25 CAD$) Es el bono de la temporada de invierno. Es más barato porque en esa época no funciona el bote a las cataratas. Sale mejor que el bono de verano, ya que solo el Journey behind the falls cuesta 13 CAD$.
 

13 COSAS QUÉ HACER EN LAS CATARATAS DEL NIÁGARA

Acercarse en bote a la catarata 

El Hornblower es probablemente de la actividad más demandada por los turistas. Una actividad de unos 20 minutos tremendamente divertida porque a medida que te acercas te pegas un buen chapuzón. El brutal caudal al caer sobre el río levanta una espesa niebla que cala súbitamente a todos los pasajeros. Por eso con la entrada dan un impermeable antes de subir al bote.

Permite contemplar las cataratas desde muy cerca, haciendo que te sientas absolutamente insignificante. Solo funciona en verano. Precio: 25,95 CAD$. Es recomendable reservar de antemano y no acudir a media mañana, que es cuando cola se forma.
Hornblower. Qué hacer en las cataratas del Niágara

Journey behind the Fall

Con esta atracción podrás adentrarte nada menos que en la cueva del dios HE-NO. Y es que, se trata de una pasarela que conduce por detrás de la catarata principal y permite verla desde sus entrañas. El estruendo es realmente estremecedor y con un poco de suerte quizá podáis encontrar a la princesa iroquesa. Al igual que en el barco, también dan un chubasquero pero no te mojas tanto. Precio: 13 CAD$, Puedes reservarlo AQUÍ.

White water walk

Se trata de un paseo sobre una plataforma bordeando algunos de los rápidos más caudalosos del río Niágara. Es apenas un paseo de 500 metros pero es realmente agradable y está incluido en el Wonder Pass.

White water walk. Qué hacer en Niagara

Ver las cataratas desde los mejores miradores

La manera más barata de ver las cataratas del Niágara es desde el famoso mirador Table Rock. Desde allí se tiene una fantástica panorámica del mayor salto de agua, las del lado canadiense. Además es el sitio más cercano al precipicio y desde donde se oye rugir más fuerte las aguas. No por ser gratis impresiona menos y resulta realmente hipnótico mirar la frenética caída de las aguas. Os aseguro que no podréis dejar de hacer fotos.

Si os lo podéis permitir os recomiendo subir al mirador de la Torre Skylon para tener las mejores vistas de las Horseshoe Falls. Cuesta 23 CAD$ y permite acceder 2 veces para verlas por el día y por la noche, cuando están iluminadas.

Panorámica desde la Torre Skylon (Niágara)

Pegarse el lujo de verlas en helicóptero

Si estáis de luna de miel o simplemente es el viaje de vuestra vida quizá deseéis guardar un vídeo para el recuerdo. Es una experiencia única pero, obviamente todo tiene un precio y este es de 95 CAD$. Puedes reservar tu viaje en helicóptero en este enlace.

Dufferin Islands

Es el lugar ideal para escapar del bullicio de las cataratas. El parque de las Dufferin Islands se encuentra a apenas 5 minutos andando del mirador Table Rock. Es un pequeño lago con pequeñas islas conectadas por puentecillos y senderos. Esta zona ajardinada constituye un remanso de paz, ya que apenas se acercan turistas.

Gracias al esfuerzo de las autoridades locales se pueden ver numerosos patos y otras especies de aves y peces. Es también el lugar donde se realiza la exposición Winter Festival of Lights, que se lleva a cabo entre noviembre y diciembre.

Jardines botánicos

Si sois unos apasionados de la botánica y las flores, este es vuestro sitio. Es otro de los lugares de interés incluidos en los bonos de Niágara y en sus 40 hectáreas podemos encontrar flores de todo tipo, especialmente rosas. Están situados entre el parque de las Dufferin Islands y el mirador de Table Rock.

Jardines botánicos de Niágara
 

Hacer trekking en el Glen Nature Center

Es cierto que las cataratas del Niágara no poseen una ubicación en medio de la selva y están rodeadas de altos edificios. Sin embargo a menos de 5 km se encuentra el parque Glen Nature Center, un precioso parque con 4 kilómetros de senderos para pasear en medio de la naturaleza. Es otra fantástica manera de evadirse de las multitudes de las cataratas.

Glen Nature Reserve. Que hacer en Niágara
 

Subirse a las atracciones de Cliffton Hill

Otro de los lugares que más fascinan a niños y mayores es la zona de Cliffton Hill. Hay infinidad de atracciones para todos los gustos y está especialmente animada por la tarde-noche. Allí podéis encontrar desde un noria hasta una especie de volcán que echa fuego regularmente. Los diferentes locales intentan atraer la atención de los turistas con llamativas decoraciones en las fachadas de los edificios. Para rematar la tarde podéis poneros las botas en cualquiera de las tiendas de chocolate, caramelos y locales de comida rápida.

Atracciones de Cliffton Hill (Niagara)

Tentar a la suerte en los casinos

Al albur del turismo se levantaron también algunos casinos, que todavía continúan hoy en día. Tanto si os apetece cotillear como jugaros unas perrillas podéis ir a alguno de los casinos de la ciudad. No son tan espectaculares como Las Vegas, pero suelen ofrecer algún espectáculo. Además mientras se apuesta o se juega a las máquinas tragaperras las bebidas son gratis y se puede apostar tan solo 1 centavo. Podéis ver algunas de sus promociones en la web del casino.

Casino de Niágara

Lanzarse en tirolina

¿Todavía necesitáis un subidón de adrenalina? Para eso tenéis una tirolina a 67 metros de altura frente a las cataratas de Estados Unidos. En apenas medio minuto se recorren los 670 metros a una velocidad de 70 km/h. Ahí es nada. Solo apto para gente sin vértigo. Más información en su web.

Fuegos artificiales

Mucha gente acude a ver las cataratas en una excursión de un día desde Toronto pero pierde la oportunidad de verlas iluminadas. Por la noche las cataratas se iluminan con un precioso juego de luces  y además en verano todos los días a las 22:00 lanzan fuegos artificiales. En invierno solamente hay fuegos artificiales los fines de semana y el espectáculo comienza a las 21:00 y en verano a las 22:00.

Ir a la pintoresca Niagara-on-the-lake

Si ya se os han acabado las cosas que hacer en Niágara, podéis hacer una pequeña escapada hasta la vecina localidad de Niagara-on-the-lake. Es una ciudad llena de historia y es que fue nada menos que la primera capital de Canadá, en 1792. Los habitantes de Niagara-on-the-lake se siente muy orgullosos de mantener intacto aquel espíritu, con casas muy bien conservadas. Es una gozada deambular entre sus calles llenas de tiendas y bares. También podéis aprovechar para visitar alguna de las bodegas de la comarca o simplemente pasear por alguno de los parques de la ciudad.

Fuente: www.niagarasfinest.com

CÓMO LLEGAR A NIÁGARA

La mayoría de los turistas acceden a Niágara desde las ciudades de Toronto y Nueva York. Hay varias maneras de llegar. Estas son las más prácticas y baratas.

Cómo ir a Niágara desde Toronto

1.Contratar un tour que van a ver las cataratas y vuelven en el mismo día

Es una opción muy interesante, ya que vas en minibús y permite aprovechar el día al máximo. Primero paran en la pintoresca ciudad Niagara-on-the-lake, se visita la capilla más pequeña del mundo y una breve degustación de vinos en una bodega. Finalmente se visitan las majestuosas cataratas. En Niágara se tienen 3 horas, más que suficiente si solo se quieren ver las cataratas y coger el bote Hornblower o subir a la torre Skylon Tower (incluido en el tour). Podeís contratar la excursión en este enlace.

2. Toronto-Niágara en autobús

La forma más barata es en autobús con las compañías Megabus y Greyhound. Es la mejor opción si vais a pasar más de un día en la ciudad. Os recomiendo reservar con antelación para pillar las mejores ofertas. A veces se pueden conseguir billetes desde 1 CAD$, aunque generalmente cuestan entre 18-35 CAD$.

CUIDADO: Hay que hacer cola antes de que llegue el bus porque en Canadá el hecho de haber comprado billete no te asegura plaza en el bus y he visto quedarse a pasajeros fuera y tener que esperar al siguiente. La estación de autobuses está a unos 3 km de las Horseshoe Falls, pero hay servicio de transporte hasta allí con el WeGo Bus. Tarda unas 2:30 h.

3.Toronto-Niágara en tren

Otra buena opción para ir a las cataratas del Niágara desde Toronto es el tren. Lo malo es que solo hay un tren directo al día, que sale a las 8:20 am desde Union Station y para regresar el único tren sale a las 17:45. Cuesta 23 CAD$ y tarda 2 h. Podéis reservar los tickets en la web de Viarail.

4.Coche compartido

Es otra manera muy económica de viajar y el viaje os saldrá por unos 10-15 CAD$. Blablacar no se conoce en Canadá pero existe un par de webs similares para compartir viaje. Aún así no es algo todavía muy habitual y si no vais en verano puede que no tengáis viajes disponibles. Aún así podéis echar un ojo a estas dos webs (ambas en francés):

  • Amigo Express. Tiene una amplia comunidad usuarios pero no resulta práctico si solo lo vais a utilizar una vez porque cobra 7.50 CAD$ por registrarse por un año.
  • Pop a Ride. No cuenta con tantos usuarios pero la inscripción es gratuita.
 

Cómo ir a Niágara desde Nueva York

La forma más económica para ir de Nueva York a Niágara es con la compañía Greyhound. Hay un billete nocturno que permite ahorrarse el alojamiento y viajar por la noche para hacer el viaje de 9 h más llevadero. Sale a las 22:45 y llega a las 8:00. Servicio WIFI incluido. Precio: 52 US$ aprox.

 

CÓMO DESPLAZARSE POR NIÁGARA

En bicicleta. Es la forma más divertida de moverse pero el alquiler es caro y hay bastante tráfico en algunas zonas. Si os alojáis en el Hostel International de Niágara el alquiler cuesta 10 CAD$ todo el día.

El bus turístico WEGO hace diferentes rutas, incluso con un shuttle hasta la vecina localidad de Niagara-on-the-lake. Desde la estación de buses hay frecuentes autobuses hasta el centro. Precio: 24 h, 12 CAD$. Si compráis cualquiera de los bonos de atracciones, el transporte es gratuito durante 2 días.

ALOJAMIENTO EN  NIAGARA

Hostelling International. Es el lugar más barato para alojaros, sobre todo si viajáis solos. Dispone de buenas instalaciones comunes y precios desde 20 CAD$. Está justo al lado de la estación de bus. Lo único malo es que está a unos 3 km de Horseshoe Falls, pero podéis ir dando un paseo o con el bus WEGO.

PREPARA TU VIAJE A CANADÁ:

 Encuentra todos los artículos sobre Canadá AQUÍ

No viajes sin tu seguro. Mondo te ofrece flexibilidad y un 5% de descuento AQUÍ

Encuentra los mejores precios de hoteles y garantía de servicio AQUÍ

Consigue 25€ de descuento en airbnb con el siguiente enlace de AQUÍ

 Contrata las mejores excursiones desde AQUÍ

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.