Let’s travel together.

Qué ver en Tenerife en 4 días de ensueño

0

Qué ver en Tenerife más allá de las playas

Tenerife es una isla que tradicionalmente ha atraído a millones de turistas por sus hermosas playas y excelente climatología. Pero, si bien es cierto todo esto, también podemos descubrir rincones recónditos y poco transitados, donde disfrutar de la tranquilidad. Y es que, Tenerife tiene una amplia oferta para disfrutar de unos días fantásticos, tanto si vais con amigos, en pareja o con niños. No hay ninguna excusa para no realizar una escapada inolvidable. Tras haber visitado la isla en un par de ocasiones, voy a contaros qué ver en Tenerife en 4 días, aunque obviamente podéis acomodar vuestra estancia a los días de los que disponéis y vuestras preferencias.

Qué ver en Tenerife en 4 días

Como yo soy bastante culo inquieto, he planificado unos recorridos para ver Tenerife en 4 intensas jornadas combinando playa, montaña, sitios más turísticos y otros más auténticos, incluso la visita al tubo volcánico más largo del mundo a excepción de los que hay en Hawaii. También os voy a recomendar algunas piscinas naturales donde poder relajaros y daros un baño tranquilamente. A todo esto le añadiremos algún restaurante tradicional para degustar la exquisita gastronomía canaria. Con todos estos ingredientes os prometo que no querréis iros de Tenerife. Preparaos para disfrutar de la magia de Tenerife.

Día 1 PN Teide-Orotava-Puerto de la Cruz

Parque Nacional del Teide

El primer día os propongo empezar por el sitio más icónico de Tenerife, el Teide. Es de todos sabido que con sus 3718 metros es el pico más alto de España y que además se trata de un volcán, que aunque parece extinto no es así. La última erupción fue en 1909 y aunque no produjo víctimas, sí que expulsó gran cantidad de ceniza y lava. Se trata del tercer volcán más alto del mundo desde el lecho marino hasta su cima y podéis ascenderlo cómodamente en el teleférico. El trayecto desde la estación base (2356 m) hasta la estación La Rambleta (3555 m) dura 8 m, disfrutando de las privilegiadas vistas si el tiempo es favorable.

El paisaje semidesértico del parque nacional del Teide es un espectáculo en sí mismo. Se trata de un paisaje lunar con apenas vegetación y caprichosas formas rocosas, como los famosos Roques de García, que a algunos les recordarán con nostalgia los antiguos billetes de 1000 pesetas que llevaban impresa su imagen. Allí mismo tenéis una ruta circular fácil de unos 3,5 km para hacer un poco de senderismo. Si hace mal tiempo el teleférico está cerrado, así que mejor que comprobéis si está abierto en la web del teleférico antes de ir.

Comer en el guachinche El Ramal

Tras haber visitado el Teide seguramente os habrá entrado hambre y para mitigarla os recomiendo un guachinche, algo típicamente canario. Para los no iniciados en el vocabulario isleño, los guachinches son pequeños restaurantes que ofrecen comida casera y algunos de ellos vino de la casa. Algunos de ellos son realmente populares y ofrecen deliciosos platos regionales. Uno de los más famosos es el Guachinche El Ramal. Está ubicado en La Orotava y está especializado en carnes a la brasa. Además, tiene una terraza con excelentes vistas. Nosotros probamos el costillar y patatas con mojo y ambos platos estaban para chuparse los dedos.

Guachinches de Tenerife
Costillar del guachinche El Ramal

La Orotava

No os preocupéis por las calorías de la comida porque en La Orotava las bajaréis rápidamente subiendo y bajando cuestas. Su casco histórico está catalogado como Conjunto Histórico Artístico por el patrimonio que atesora. En sus empinadas calles descubriréis antiguos palacios construidos gracias al dinero que llegaba de América. Una de las casas más famosa es la conocida como Casa de los Balcones, construida en 1632 y con una preciosa fachada engalanada con flores. Se puede visitar el interior al igual que la Casa Lercaro, también del siglo XVII, que alberga un restaurante en su interior con un impresionante patio que os recomiendo visitar. Otros edificios de interés son el Liceo Taoro y sus esmerados jardines o la histórica iglesia de la Concepción.

Puerto de la Cruz

A pesar de tratarse de un pueblo grande y turístico, sigue siendo uno de mis favoritos y una excelente opción para alojaros. Cuenta con infinidad de locales orientados al turismo pero conserva todavía un casco antiguo con elementos coloniales que recuerdan a localidades del otro lado del Atlántico. Cuenta además con el Lago Martianez, fruto de la inspiración del artista canario Cesar Manrique, que creó un increíble espacio de agua marina con 7 piscinas y un enorme lago. La entrada cuesta 5,50€ para adultos y 2,50€ para niños. Podéis ver los horarios y servicios en su web.

Si no tenéis tiempo o simplemente no os apetece daros un baño, al menos os animo a pasear por el paseo marítimo, la animada plaza del Charco y la Plaza de la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia, del siglo XVII.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife. Puerto de la Cruz.

Dónde comer en Puerto de la Cruz

  • Cofradía de Pescadores. Este restaurante está junto al puerto y es el mejor restaurante con relación calidad/precio. Tienen unos pescados y mariscos frescos para chuparse los dedos. Además tiene una amplia terraza con vistas al puerto.
  • Tasquita de Min. Es otro restaurante recomendable también con pescado fresco y especializado en los calamares a la romana.

Día 2 Icod de los Vinos-Garachico-Los Silos

Icod de los Vinos

El segundo día se puede empezar por el pintoresco pueblo de Icod de los Vinos. Es uno de los lugares imprescindibles que ver en Tenerife y, por lo tanto si vais a las horas centrales del día es probable que os encontréis con muchos turistas. Por eso, mejor que vayáis a primera hora de la mañana.

Como su propio nombre indica se trata de un pueblo que históricamente se ha dedicado a la producción vitivinícola. El pueblo está levantado un fértil valle abonado con tierras volcánicas procedente de sucesivas erupciones de volcanes de Tenerife. Esto creó una zona de cultivo excelente que fue aprovechado por los campesinos locales. Además supieron utilizar los numerosos los tubos volcánicos que recorren el subsuelo del pueblo como almacén y bodegas de sus vinos.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife. Drago Milenario.

El lugar más famoso de Icod de los Vinos es el famoso Drago Milenario, un árbol de una especie autóctona y cuya edad se desconoce. Se puede acceder al recinto donde se halla el árbol pagando pero es una tontería, dado que se puede contemplar mucho mejor desde afuera del recinto. A pocos metros se encuentra la plaza del pueblo, con su centenaria iglesia y una higuera australiana impresionante, que identificaréis rápidamente por sus retorcidas raíces y sus enormes dimensiones.

Otro lugar de Icod con mucho tirón es el mariposario, especialmente para las familias con niños, quizás os interese el mariposario, un recinto con más de 700 exóticas especies de todo el mundo. Tened en cuenta que a primera hora de la mañana la mariposas todavía no se muestran en todo su esplendor. Podéis ver los precios y horarios en su web.

Higuera australiana de Icod de los Vinos.

Cueva del Viento

Pero sin duda la visita que más nos sorprendió fue La Cueva del Viento. A pesar de no ser muy conocido se trata del quinto tubo volcánico más largo del mundo y el más largo a excepción de los que hay en Hawaii. La visita de 2:30 h se realiza mediante un recorrido guiado en grupos de unas 10-16 personas. Los guías explican de manera detallada pero sencilla cómo se originan los tubos volcánicos y algunas de las erupciones relevantes de Tenerife. Te trasladan desde el Centro de Visitantes hasta la sima de acceso al tubo en vehículos 4×4 y allí se recorre parte del impresionante tubo. El Centro de Visitantes de la Cueva del Viento está a las afueras de Icod de los Vinos, montaña arriba. Imprescindible reservar varios días antes.

Cueva del Viento, Tenerife.

Garachico, el primer puerto comercial de Tenerife

Posteriormente podéis acercaros a comer en el histórico pueblo de Garachico. Allí se levantó el primer puerto comercial de Tenerife hasta 1706. En ese año, la lava arrojada por el volcán Trevejo devastó el pueblo y literalmente engulló el puerto de la ciudad. Solamente se libro de la tragedia la puerta de entrada al puerto, que actualmente se conserva en un coqueto parque, en el que además encontraréis el busto de Rafael Alberti.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife, Antigua puerta de Garachico.

El casco antiguo de la ciudad también se libró en parte de la devastación y conserva edificios coloniales y antiguos palacios. Estos pertenecían a las familias nobles de la época y algunos otros que consiguieron enriquecerse gracias al dinero proveniente de América. Hoy en día, algunos de ellos se han convertido en hoteles. Otros palacios y antiguos edificios religiosos son públicos y albergan exposiciones, como el Centro Cultural Cajacanarias y el ex-convento de San Francisco.

Qué ver en Tenerife
Iglesia de Nuestra señora de los Ángeles.

Castillo de San Miguel y Piscinas del Caletón. El principal bastión defensivo ha sido restaurado y se puede visitar de 10:00-16:00. Junto a él, el prolífico Cesar Manrique creó unas piscinas naturales aprovechando la lava volcánica. Son gratuitas, aunque hay que tener cuidado cuando hay temporal, ya que las olas entran hasta las piscinas. De hecho, todavía hay algunas zonas por restaurar por los destrozos que causó un temporal en 2018.

Qué ver en Tenerife
Piscinas del Caletón y castillo de Garachico

Los Silos. Charco de Los Chochos y esqueleto de la ballena.

A pocos kilómetros de Garachico se encuentra este pequeño pueblo y sin apenas turistas. Si os acercáis a la playa, tenéis unas piscinas naturales gratuitas muy recomendables. Preguntad o buscad en internet por el Charco de los Chochos. Lo único que tenéis que tener precaución es con los pequeños erizos que hay en la zona del muro junto al mar. A pocos metros de las piscinas hay un esqueleto de una de las numerosas ballenas que surcan las aguas de esa zona.

Charco los Chochos
Esqueleto de la ballena, Los Silos.

Si todavía os quedan ganas y tiempo, una buena opción es acercarse al Faro de Punta Teno. Es el punto más occidental de la isla de Tenerife y la zona está catalogada como parque rural por la belleza de sus acantilados. Lo único malo es que no se puede acceder en coche y hay que tomar un autobús en la vecina localidad de Buenavista. La parada está junto a la iglesia y sale un bus cada hora aproximadamente. Podéis ver los horarios AQUÍ.



Booking.com

Día 3 La Laguna-Parque de Anaga-Costa Oriental

San Cristóbal de la Laguna

El tercer día empezaremos por visitar La Laguna, una ciudad universitaria con un interesante casco antiguo. San Cristóbal de la Laguna (verdadero nombre de la ciudad) fue fundada en hasta el siglo XVIII fue la capital de Tenerife. Caminar por algunas de sus calles es un auténtico viaje al pasado, ya que conserva impresionantes palacios y edificios coloniales.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife. La Laguna.

Para ver la ciudad de las alturas podéis subir a la torre de la Iglesia de la Concepción. El ticket cuesta 2€ y, permite el acceso a la iglesia propiamente dicha o el ex-convento de Santo Domingo. También posee una imponente catedral, y otro montón de conventos e iglesias destacadas como el Santuario del Cristo de La Laguna. La que más nos gustó fue la Iglesia de San Agustín, que tiene dentro un claustro con un frondoso jardín.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife, La Laguna.

Parque Rural Anaga, el jardín natural de Tenerife

Desde La Laguna dirigíos en dirección al Parque Rural Anaga por la carretera de las Mercedes. Es una serpenteante carretera de montaña con varios miradores. El primero es el Mirador de Jardina, con vistas de todo el valle en los días claros. No fue nuestro caso porque el día anterior tuvimos la mayor calima en muchos años. Continuad hasta el centro de visitantes de Anaga, donde hay varias rutas para pasear por el bosque, como el Sendero de los Sentidos. También allí está el Mirador de la Cruz del Carmen.

Qué ver en Tenerife
Mirador de Jardina

Costa nororiental de Tenerife

Un poco más adelante hay un desvío en la carretera para acceder al Pico del Inglés, otro mirador con vistas vertiginosas. Desde allí la estrecha carretera empieza a descender y en un punto se desvía en dirección Taganana. Antes de llegar  a este pequeño pueblo también hay un mirador con vistas de los acantilados.

Taganana desde el mirador

Para comer, id hasta el contiguo pueblo de Roque de las Bodegas, famoso por ser el puerto desde donde se exportaba el vino antiguamente. Hay media docena de restaurantes con buenos productos de cercanía. No os perdáis el paseo que bordea la costa hasta el espigón, frecuentado por los pescadores y con vistas de la playa.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife, Roque de las Bodegas.

Donde comer en Roques de las Bodegas

  • Restaurante El Mecha. Pequeño restaurante familiar con sabrosa comida entre las que destaca el pulpo y el pescado fresco del día. Tiene una terraza mirando a la costa y sus acantilados. Nosotros comimos aquí y el pescado, ensalada y cervezas nos costó unos 25€.
  • Casa África. Otra buena opción es este restaurante regentado por una familia ceutí con buena comida y mejor trato.
Pescado en la terraza del Restaurante Mecha.

A escasos 4 km se encuentra la exótica playa de la Almáciga, de arena volcánica de color negro e ideal para el baño. Un buen lugar para bañarse sin muchos turistas. A continuación veréis la playa de Benijo. Playa espectacular que recuerda a paisajes de Australia, aunque puede resultar un poco más peligrosa por el baño. Las mejores vistas las tenéis desde el guachinche el Mirador, un buen lugar también para picar algo con panorámicas espectaculares.

Playa de la Almáciga
Playa de la Almáciga
Qué ver en Tenerife
Playa de Benijo

Para acabar el día fuimos a la Playa de las Teresitas. Es una enorme playa artificial con un muro de contención -por lo que no hay olas- y está a tan solo 5 km de Santa Cruz de Tenerife. Un buen lugar para relajarse después de una intensa jornada.

Playa de Las Teresitas

Día 4 Los Gigantes-Ver ballenas-Masca

Paseo en velero con avistamiento de ballenas

Para el último día hemos reservado una ruta por el este de la isla y una experiencia absolutamente inolvidable, un paseo en velero y la posibilidad de ver ballenas y delfines. Si vais en temporada alta, aseguraos de reservar plaza. Hay diferentes empresas que realizan esta actividad. Lo ideal es escoger un velero pequeño para poder ver los animales relajado. En este enlace puedes reservar en un velero con capacidad para 11 personas. Se trata de un tour de 3 horas en el que se hace una parada para poder darse un bañito, hacer snorkel o simplemente relajarse en la cubierta del barco.

 

Acantilados de Los Gigantes

Posteriormente podéis ir a visitar los acantilados de Los Gigantes. Un paisaje increíble y donde también podéis pasear por la costa. Desde la playa de La Arena hasta los Gigantes hay una ruta que recorre la costa. A medio camino se encuentra la Cueva del Tacón, una gruta de aguas color turquesa rodeada por columnas basálticas. Es un lugar extraordinario para zambullirse en sus pero hay que tener mucho cuidado porque cuando el mar está bravo puede ser muy peligroso.

Cueva del Tacón

Masca, el Tenerife más recóndito

Por la tarde os propongo visitar Masca, una recóndita localidad escondida en las montañas y unos paisajes inolvidables. Ya os aviso de que toméis biodramina porque la carretera para entrar y salir de Masca es infernal, pero la recompensa es inmensa. Entre enormes riscos y palmeras resisten un puñado de casas ancladas en el tiempo. Algunas de ellas albergan bares y restaurantes, entre las que destacaría la bucólica Casa Riquelme. Es un local auténtico como pocos, en el que te sientes como en casa. De hecho, las cervezas nos las servimos nosotros mismos y nos acomodamos en una de las mesas exteriores para disfrutar de las impresionantes vistas del valle. El dueño es un personaje peculiar que se ha exiliado a la montaña y sirve sabrosas tablas de embutido.

Qué ver en Tenerife
Qué ver en Tenerife, Masca.

Dónde alojarse

La mejor zona para alojarse en Tenerife si queréis algo más que tostaros al sol es en el norte, ya que la mayoría de los sitios de interés está allí. Mi ciudad preferida es Puerto de la Cruz. Una localidad relativamente tranquila, bien comunicada con el resto de la isla y con restaurantes recomendables.

Hotel Marquesa. En esta segunda visita nos alojamos en este hotel. Tiene una ubicación excepcional y las habitaciones con patio son espaciosas y con camas cómodas. Hay parking gratuito a 300 m del hotel.

PREPARA Y AHORRA EN TU VIAJE A TENERIFE

La mejor tarjeta de crédito para el extranjero con 5€ de regalo AQUÍ

Alquiler de coche al mejor precio y con cancelación gratuita AQUÍ

Encuentra los mejores precios de hoteles y garantía de servicio AQUÍ

Consigue 25€ de descuento en airbnb con el siguiente enlace de AQUÍ

Contrata las mejores excursiones AQUÍ

  • En este post hay links de afiliados. Si decides utilizar alguno de ellos, a ti no te costará nada e incluso encontrarás algunos descuentos. Gracias a ello, si contratáis desde el link, yo tendré una pequeña comisión para financiar el blog. ¡Mil gracias!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.