35 cosas que ver y hacer en Montreal

0

Montreal es la segunda ciudad más grande de Canadá –tras Toronto- y una de las más interesantes. Paradógicamente, no es la capital de su provincia, Quebec, ni falta que le hace. Tiene suficientes encantos e historia para deleitar a los turistas y es de obligada visita si vais a Canadá. Os voy a proponer 35 cosas que ver y hacer en Montreal, aunque me dejaré probablemente otras tantas.

35 COSAS QUE VER EN MONTREAL

Centro de Montreal

  1. Admirar el altar de la basílica de Notre-Dame.

Se construyó en 1829 y se la denomina la iglesia madre de Montreal aunque no es la catedral. Su exterior muestra un estilo neogótico y de tendencia afrancesada, pero su verdadero encanto está en su interior. Posee un púlpito y un órgano de increíble belleza y sorprende por sus vivos colores. Precio: 6 $CAD con audioguía. Horario: 8:00-16:30 (16:00, sábados y domingos)

Basílica de Notre-Dame, Montreal
  1. Espectáculo de luces de Notre Dame

En la misma basílica de Notre Dame realizan un impresionante espectáculo de luces y sonido que no pude presenciar porque ya no había tickets. Es imprescindible reservar con una semana de antelación en temporada alta. Tenéis información sobre horarios en su web.

  1. Ciudad subterránea

Montreal se congela literalmente en invierno, pero no se somete al letargo. Para evitarlo tiene una red subterránea de unos 30 kilómetros que comunica edificios, centros comerciales, universidades… Si viajáis en invierno es una buena manera de ir de compras sin quedarse helado.

  1. Palacio de congresos

Es un moderno edificio que llama la atención por sus llamativas vidrieras de colores. Podéis echar un ojo a su agenda en la web o simplemente acercaros a sacar unas fotos chulas por sus exteriores.

Palacio de congresos de Montreal
  1. Calle Saint Paul

Ésta calle peatonal se construyó hace más de 300 años y conserva una estética romántica con centenarias casas y pavimentado. Es la calle más turística y animada de Montreal. A ambos lados de la calle se suceden bares, restaurantes, heladerías y tiendas de souvenirs. ¿Necesitáis algo más para convenceros?

Calle St Paul, Montreal
  1. Chinatown

El barrio chino de Montreal está claramente delimitado con sus típicas y coloridas puertas, los paifang. De hecho, hay varias, unas más modernas que otras. Dentro del barrio, infinidad de negocios asiáticos y un pequeño mercadillo. Es un buen sitio para degustar deliciosa comida china a buen precio.

Puerta de Chinatown, Montreal
  1. Subir al mayor observatorio de Montreal (Place Ville Marie)

Si sois unos apasionados de las alturas no os podéis perder el mirador más alto de todo Montreal, el observatoire Place Ville Marie. Está situado a 185 metros de altura y ofrece magníficas vistas panorámicas de 360º. Lo único malo es el precio, 21,65 $CAD. Podéis reservar y ver horarios en su web.

  1. Catedral de Marie reine du monde

Es la sede de la archidiócesis de Montreal y una auténtica obra de arte, tanto por dentro como por fuera. Además su entrada es gratuita, así que no hay excusas para no visitarla. Fue construida a principios del siglo XX tomando como ejemplo nada menos que la iglesia de San Pedro del Vaticano.

Catedral de Marie reine du monde
  1. Visitar la Gay Village 

Montreal es una ciudad cosmopolita y muy tolerante, con una gran comunidad gay. Le Village es un barrio muy animado, con muchos bares y locales que cobran especial vida los fines de semana. Si vais en agosto quizá os coincida, como a mí, el Montreal Pride, el mayor evento anual de la comunidad homosexual. Es una auténtica fiesta con desfiles y conciertos.

Gay Village, Montreal
  1. Jardins Gamelin

Desde mayo a finales de septiembre la plaza de Émilie-Gamelin se convierte en un lugar absolutamente imprescindible. La plaza se llena de jardineras, terrazas y un enorme escenario para acoger todos las actividades que organizan diariamente.  Conciertos, talleres, teatro, sesiones de baile y un sinfín de actividades. Más información en su web.

Jardins Gamelins, Montreal

Zona del Puerto

  1. Pasear por el puerto Viejo

Es una zona muy animada en verano y uno de los lugares favoritos de los runners locales. También hay algunos puestos de comida callejera por si os entra hambre. Desde el puerto viejo parten cruceros por los alrededores aunque la manera más barata es coger el ferry público. Si queréis algo más activo podéis subir a la  noria o hacer piruetas en su formidable pista de hielo.

  1. Broncearse en la playa de la torre del Reloj

La torre del reloj es un lugar emblemático de Montreal, ya que representaba la entrada al puerto viejo. Así pues, no han podido elegir mejor sitio para instalar una playa artificial. Algunos echarán de menos las olas pero es una manera de quitarse el “mono” y pegarse un chapuzón en los meses veraniegos.

Torre del Reloj, Montreal
  1. Disfrutar como un niño con las tirolinas del puerto viejo

Tanto si vais con niños como si tenéis el síndrome de Peter Pan os recomiendo pasar un rato en Voiles en Voiles. Es un parque recreativo con plataformas y tirolinas para soltar adrenalina y reírse como loco.

 

Parque Jean Drapeau

  1. Descubrir las lagunas del parque Jean Drapeau

Solamente el viaje en ferry desde el puerto viejo hasta el parque ya justifica la excursión.  Es un agradable crucero de 15 minutos con unas vistas excepcionales de la ciudad. Dentro del parque os aconsejo recorrer las bucólicas lagunas, un lugar perfecto para hacer un pic-nic en verano. Dentro del parque se pueden encontrar marmotas, mapaches y patos.

Lagunas del parque Jean Drapeau
  1. Subir a la torre de Lévis

El punto más elevado de la isla es la famosa torre Lévis. Fue construida en 1930 y abierta al público como observatorio, con un mirador con vistas de 360º sobre la isla y la ciudad de Montreal. Entrada gratuita de 10:00-17:45.

Vistas desde la torre de Lévis, Montreal
  1. Ver animales en sus ecosistemas en el Biodome de Montreal

Es un lugar realmente interesante y especialmente recomendado si viajáis con niños. En sus instalaciones albergan más de 450 especies de animales en condiciones bastante aproximadas a las de su hábitat natural. Incluye dos área que recrean los ecosistemas ártico y antártico.

Biodome, Montreal
  1. Parque de atracciones La Ronde

Si andáis necesitados de emociones fuertes La Ronde es vuestro sitio. Es un parque de atracciones con frenéticas atracciones, como la montaña rusa. También hay actividades menos extremas, algunas de ellas acuáticas, ideales para el verano. Lo único malo es el precio (63,99 $CAD).

Parque de atracciones “La Ronde”, Montreal
  1. Piknic Electronik

Todos los domingos las campas de la isla acoge conciertos de música tecno desde mayo hasta finales de septiembre. Llevan ya 10 años organizándolo y se ha convertido en uno de los eventos más concurridos y marchosos de Montreal. Podéis mirar fechas y precios en su página web.

  1. Puente Jacques Cartier

Si habéis accedido a la isla en ferry podéis optar por regresar a través de este mítico puente. Fue construido en 1930 y nombrado en honor al descubridor de Canadá. Desde entonces ha sido una imagen clásica de Montreal y especialmente bello con su iluminación nocturna.

Puente Jacques Cartier, Montreal
  1. Isla de Notre Damme

En esta isla del parque podemos pasear entre canales y zonas ajardinadas. También se encuentra allí el circuito de Formula 1 Jacques Villeneuve, así que si tenéis suerte quizá podéis ver una carrera.

 

Villa Olimpica

  1. Subir a la torre inclinada más alta del mundo

Montreal fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1976 y su edificio más emblemático es la elegante torre, de 45º de inclinación y 165 metros de altura. Para ascender se toma un teleférico que conduce a la cima en apenas 2 minutos. Desde arriba se tienen fantásticas vistas de la villa olímpica y la ciudad. Horario: martes – domingo, 9:00-18:00. Precio: 23,35 $CAD.

   
  1.  Jardín botánico

El jardín botánico de Montreal está considerado uno de los mejores del mundo. Es un auténtico vergel de 75 hectáreas con 22000 especies de todo el mundo. Destacan especialmente los jardines chino y japonés por su exquisito refinamiento. Precio: 20,50 $CAD.

Jardin botánico de Montreal

Zona del parque Mont-Royal

  1. Subir hasta arriba del Parque Mont- Royal

Es el principal parque de la ciudad y el preferido por los montrealenses para practicar deporte. Una cosa que llama la atención es la obsesión por subir y bajar escaleras. Este es el lugar perfecto para poner en forma, ya que hasta el mirador tendréis que subir 400 escaleras. La fantástica panorámica desde la cima compensa el esfuerzo.

Vistas desde el Mount-Royal, Montreal
 
  1. Oratorio de San José de Mont Royal

Es el santuario más grande del mundo dedicado a San José y su cúpula solo se ve superada por la de San Pedro del Vaticano. Posee una exposición permanente de más de 200 nacimientos de más de 100 países. Los jardines exteriores también son realmente bonitos. Es uno de los mejores sitios para ver el atardecer. Precio: 5 $CAD.

Oratorio de San José de Mont Royal

Museos de Montreal

  1. Arte urbano

El primer museo que os recomiendo es al aire libre y gratuito. Montreal es una ciudad con infinidad de murales y graffitis de todo tipo, así que abrid los ojos y no os perdáis ni uno. Hay algunos dedicados a personalidades locales como el piloto Jaques Villeneuve o el de Leonard Cohen, el más famoso de todos. En el barrio chino y el barrio latino también podéis encontrar bellas obras.

Mural de Leonard Cohen, Montreal
  1. Barbie expo

Este museo posee la mayor colección de muñecas Barbies de todo el mundo. Tiene más de 1000 ejemplares de diferentes épocas. Especialmente recomendable si vais con niños o para nostálgicos de la infancia y lo mejor de todo, es completamente GRATUITO. Más información en su web.

Barbie expo, Montreal
 
  1. Museo de bellas artes

Fue fundado en 1860 y es la pinacoteca más antigua de Canadá. A pesar de un histórico robo en 1972 posee un enorme y valioso catálogo de diversas formas de expresión artística. El primer domingo de cada mes se pueden ver de manera gratuita las colecciones temporales. Más información en su web.

 
  1. Museo de arte contemporáneo

Es otro de los museos recomendados, sobre todo si vais en temporada invernal. Está dedicado exclusivamente al arte contemporáneo, especialmente artistas canadienses. También organizan otro tipo de eventos, como conciertos. Los miércoles por la tarde 50% de descuento. Echad un ojo a su web.

Mercados y comida

  1. Mercado Jean Talon

Debo decir que Canadá no me ha cautivado por su comida pero el mercado Jean Talon es un auténtico oasis de la gastronomía. Es uno de los mercados más antiguos y mejor abastecidos de todo el país. Infinidad de puestos ofrecen sus productos frescos, expuestos de una manera primorosa. Lo más destacado son los diferentes tipos de bayas silvestres, como grosellas, arándanos y otras que no había visto jamás.

Mercado Jean Talon, Montreal
  1. Ir de compras por el Marché Bonsecours

Este centro comercial se ubica en un edificio catalogado entre los 10 más bellos de Canadá y coronado con una bella cúpula. Dentro se pueden encontrar productos más exclusivos, así como boutiques para dejar la VISA temblando. También hay un par de galerías de arte.

Marché Bonsecours, Montreal
  1. Comer dulces chinos en Chinatown

Canadá es un país bastante caro, incluida la comida. Sin embargo, Chinatown es una excepción y, tanto los restaurantes como las pastelerías, tienen precios muy competitivos. Es una buena oportunidad para probar postres y dulces chinos. Probad los caramelos de barba de dragón (Dragon´s beard candies).

Caramelos de barba de dragón
  1. Probar el famoso poutine

La poutine es el plato más reconocido de Quebec y Montreal un buen lugar para probar este plato. Es una especialidad odiada y amada a partes iguales, pero como es barata no la podéis dejar escapar. Se trata de un plato de patatas fritas con queso cheddar y salsa de carne por encima.  Uno de los mejores es el restaurante La Banquise con más de 30 tipos de poutine.

Poutine clásica
  1. Viator Bagels

Los bagels son unos panecillos y que a menudo utilizan como si fueran sándwiches, rellenándolos con diferentes ingredientes. La panadería más famosa de bagels es Viator, que lleva en funcionamiento ininterrumpidamente desde 1957, las 24 horas del día. Tiene varias sucursales en Montreal pero la original y más auténtica es la del barrio Mile-End, un auténtico museo del pan.

Viator Bagels, Montreal
 
  1. Ir a cenar al Mile-End, el barrio mas trendy de Montreal

Después de acudir a visitar la panadería Viator, procurad dejar un hueco para cenar en esta zona de moda. Es el barrio hipster de Montreal y allí se encuentran algunos de los mejores restaurantes. También hay algunos pintorescos bares con menos pretensiones y más baratos. Un bar que nos gusto fue el Café Olímpico.

   
  1. Degustar la cerveza de la mejor micro destilería de Canadá

Si algo nos ha sorprendido de Canadá es la calidad de sus cervezas. Los últimos años han surgido bastantes destilerías locales con un fantástico producto final. Montreal no podía ser menos y, de hecho, posee la mejor destilería pequeña de todo Canadá. Se llama microbrasserie Dieu du Ciel y está a escasos 300 metros de la panadería Viator. Además de buena cerveza cuenta con buena comida a precios razonables.

Microbrasserie Dieu du Ciel, Montreal
   

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.