30 cosas que ver en Málaga ciudad

0

Qué ver y hacer en Málaga

Decir que Málaga es una de las ciudades más bonitas de España no es ningún descubrimiento. Desde hace décadas ha sido un destino turístico de primer nivel gracias a su impresionante patrimonio histórico, sus playas y su gastronomía. Pero, además, los últimos años ha experimentado un nuevo impulso con la creación de varios museos, añadiendo nuevos alicientes para visitar la ciudad andaluza. En este artículo voy a contaros qué ver y hacer en Málaga, con algunos de mis rincones favoritos y los locales más auténticos y pintorescos.

30 Cosas que ver en Málaga

Alcazaba

Precio: 2,20 €. Gratis los domingos a partir de 14:00. Visita conjunta Alcazaba-Gibralfaro: 3,55 €

Horario: De Abril a Octubre de 9:00-20:00 / De Noviembre a Marzo de 9:00 a 18:00.

Esta fortificación palaciega es una de los mejores ejemplos de arquitectura militar árabe. Fue construida en el siglo XI sobre un antiguo baluarte romano y fenicio. Desde su privilegiada ubicación se divisa toda la bahía de Málaga y con sus tres muros concéntricos y sus 110 torres se convirtió en una fortaleza inexpugnable. Desafortunadamente se conserva solamente la mitad del antiguo complejo, pero podemos hacernos una idea de su magnitud.

Dentro del recinto se pueden visitar algunos elegantes patios árabes con sus típicas fuentes. Durante el siglo XX ha sido sometido a sucesivas reconstrucciones para darle el magnífico aspecto que posee. Resulta especialmente curiosa la mezcla de estilos musulmán y romano que hay en algunos puntos de la Alcazaba. Podéis observarlo claramente en algunas columnas del recinto.

 
Alcazaba de Málaga, desde la Catedral

Subir al Castillo de Gibralfaro

Precio: 2,20€

Horario: Verano, de 9:00-22:00 / Invierno: de 9:00-18:00

Por si no fuera suficiente la Alcazaba para defender la ciudad, en el siglo XIV construyeron esta otra fortificación. Se ubica sobre el monte Gibralfaro y en la parte superior de la Alcazaba. Tiene 2 murallas concéntricas y ocho torreones, y conjuntamente con la Alcazaba constituyó la mayor estructura defensiva de toda la Península. El castillo de Gibralfaro y la Alcazaba estaban comunicados mediante una doble muralla que todavía se puede ver pero está cerrada al público. Hoy en día, el castillo alberga un interesante centro de interpretación.

Desde arriba hay fabulosas vistas de la ciudad y el puerto.  Para subir hasta el castillo hay un empinado camino de unos 2 kilómetros y 4 desde el centro de Málaga. Os aconsejo coger el autobús 35, sobre todo si vais en verano.

Castillo de Gibralfaro, Qué hacer en Málaga
 

Admirar el Teatro romano

Precio: Entrada gratuita

Horario: De martes a sábado de 10:00-18:00. Domingo y festivos de 10:00-16:00 h.

Esta joya arquitectónica fue descubierta por casualidad en 1951 durante unas obras para realizar unos jardínes. Tras muchos años de discusiones fue restaurado durante la década de 1990. Está situado a los pies de la Alcazaba y junto al casco histórico de la ciudad. Según los arqueólogos fue construido durante el siglo I a.C. y utilizado hasta el siglo III. Posteriormente fue aprovechado por los musulmanes para utilizar sus piedras y columnas en la Alcazaba.

Teatro romano de Málaga
 

Ir de terrazas y compras por el Muelle 1

Este centro de ocio, turismo y restauración ha revitalizado el muelle de Málaga. Es una de las zonas más animada de la ciudad, especialmente en verano. No hay turista que no pase por sus tiendas y restaurantes, con terrazas con vistas hacia el puerto. Además los precios no son especialmente caros. Muy recomendable pasear al atardecer hasta el final del puerto, donde está La Farola.

Disfrutar del ambiente chill-out en el muelle

Si vais en verano debéis acudir a la zona chill-out del Muelle 1. Es un local alternativo y obligatorio para estar a la última. Está entre el propio paseo del muelle y el museo Pompidou. Allí instalan una enorme terraza con bancos chill-out, dj con música en directo y un espacio para exposiciones. Un lugar muy recomendable para ver arte alternativo, tomarse una copa y escuchar relajante música por la noche.

Muelle, 1, Qué hacer en Málaga

Visitar el Museo del Mar en La Farola

Este faro de nombre femenino es una de las construcciones más emblemáticas de Málaga. Además, junto con la Farola de Tenerife, son los dos únicos faros de España con nombre femenino. Se diseñó en 1717 pero su construcción se demoró nada menos que 100 años. Para su construcción se utilizaron piedras del castillo de Gibralfaro y mano de obra presidiaria. En 1909 se amplió un piso y actualmente están trabajando para que albergue el Museo del Mar. Se espera que se abra al público en 2018.

La Farola, Qué hacer en Málaga

Sentirse Pretty Woman en la Calle Larios

Es la calle más conocida y comercial de la ciudad, la Fifth Avenue de Málaga. Si queréis afilar la VISA, allí encontraréis las marcas más reconocidas de moda. Para mitigar el calor, instalan toldos a lo largo de toda la calle. Así que, si no tenéis ganas de echar la siesta, es un buen lugar para escapar del calor.

Calle Larios, Málaga

Visitar la histórica plaza de la Constitución

Continuando por la calle Larios se llega a la Plaza de la Constitución. Es una de las plazas con más solera de la ciudad y el constituye el corazón del centro histórico. De hecho, antiguamente, albergaba el ayuntamiento hasta 1869, la cárcel, la Audiencia y el convento de las Agustinas. Todavía se conservan algunos de estos edificios, como la Sociedad de Amigos del País. En recuerdo a la actual Constitución hay placas en el suelo con portadas de periódicos con la noticia.

Plaza de la Constitución, Málaga

Conocer “La Manquita”, la Catedral de Málaga

Es de sobra conocida la Basílica inacabada de la Sagrada Familia, pero la Catedral de Málaga está aún más inconclusa. Por eso se la conoce por el nombre de la Manquita y es que entre otras le falta uno de los dos torreones originales. A la iglesia también le falta todo el techo y por eso ha tenido goteras en numerosas ocasiones. El interior sí que está profusamente decorado y cuidadosamente acabado.

La “Manquita”, Catedral de Málaga

Subir a las cubiertas de la Catedral

La mejor manera de darse cuenta de todas las imperfecciones de la Catedral es subiendo hasta arriba. Se sube en una visita guiada en la que explican todo lo que no se realizó. Lo que más llama la atención es la falta de techo. Está simplemente “tapada” para que no haya demasiadas goteras. Desde allí se tienen las mejores vistas de la Alcazaba.

Catedral de Málaga

Palacio Episcopal de Málaga (ARS)

El Palacio Episcopal o ARS es un espacio cultural muy recomendable. A pesar de que no soy muy devoto, aproveché el precio de la entrada conjunta para visitarlo. El edificio en si mismo ya merece la visita, con elegantes dependencias muy bien conservadas. Además, para mí sorpresa, en el interior no sólo hay objetos eclesiásticos. También alberga un pequeño museo que exponía impresionantes esculturas religiosas.

Descansar en el Parque de la Alameda

Si necesitáis un descanso de tanto patearos las calles debéis acudir al parque de la Alameda. Es el verdadero pulmón de la ciudad y uno de los preferidos por los malagueños. En sus 30.000 m2 tiene preciosos jardines subtropicales, fuentes y elegantes estatuas. Conecta el puerto con el centro de la ciudad y es el lugar perfecto para relajarse y escapar del calor.

Parque de La Alameda, Málaga

Pasear por los Jardines del ayuntamiento

El ayuntamiento es encuentra en un palacio neobarroco frente a los jardines de la Alameda. Se trasladó allí tras la ampliación de los terrenos del puerto en el siglo XIX. Junto a él se encuentran los jardines de Pedro Luis Alonso. En ellos, además de pasear, os podéis sacar una foto en la estatua del biznaguero. Este era un oficio que consistía en vender biznagas, un tipo de flores que ahuyenta a los mosquitos.

Jardines de Pedro Luis Alonso, Málaga

Sacarte una foto en la Playa de la Malagueta

Muchos de los turistas que van a Málaga prefieren las playas de otros municipios pero es un lujo tener playa a pocos metros andando. Quizá no sea la mejor playa de la provincia pero no hace falta coger transporte para pegarse un baño. Además posee un precioso paseo marítimo y para los instagramers el cartel más famoso de toda la ciudad.

Playa de La Malagueta. Qué hacer en Málaga

Acercarse a las playas cercanas

Además de La Malagueta alrededor de Málaga hay otras en las que disfrutarás en un ambiente más local. No son tan grandes pero cuentan con otras ventajas. Están más limpias, hay más chiringuitos y son más baratos. Además, cuando hay medusas en Málaga, en esas playas más alejadas a veces tienen el agua sin medusas. Para llegar hasta allí se puede ir en autobús pero os recomiendo alquilar una bici y emular a Verano Azul.  Personalmente la que más me gusta es la playa de Palos, a unos 5-6 km del centro. Está ubicada en un antiguo barrio de pescadores con infinidad de chiringuitos a precios irrisorios.

Subirte a la Noria

Esta nueva atracción, construida en 2015, es la piedra inicial de un proyecto para ampliar la zona de ocio de la capital. Sus más de 70 metros se levantan junto a la zona portuaria de mercancías. Desde lo más alto ofrece excelentes vistas de la capital, su centro histórico y la Alameda. Por 10€ podéis realizar un viaje de 15 minutos de duración.

Noria de Málaga

Comer espetos en un chiringuito

¡Qué haría Málaga sin sus sabrosos espetos! Son sardinas asadas al fuego y generalmente servidas en chiringuitos de la playa. Comer unos espetos u otro pescadito en la playa es la mejor manera de disfrutar la gastronomía. Un verdadero lujo imprescindible en todo viaje a la capital. Además, para probar el plato estrella de la gastronomía malagueña no hace falta romper la hucha. En La Malagueta podéis comer 5-6 sardinas por unos 4-5€ y si os alejáis a otras playas podréis encontrar ofertas por 2€.

Tapear por las calles Calderería y Mendez Nuñez

Estas dos calles del casco histórico son un acierto seguro. Encontraréis bares y restaurantes para todos los gustos y bolsillos. Los fines de semana están abarrotadas de gente y si queréis una cena formal, mejor que reservéis con antelación. Después de comer os recomiendo tomaros un té en la tetería Palacio Nazarí. Auténtico té árabe, con dulces y shisha.

Contagiarse del flamenco en el Pimpi

Situado a pocos pasos del teatro romano, es el local con más arte de la ciudad y una cita ineludible. Por sus mesas han pasado los artistas más conocidos del flamenco y el arte. Es un sitio para comer, beber y sobre todo para disfrutar de su ambiente. Todos los fines de semana deleita a sus clientes con espectáculos de flamenco.

El Pimpi. Qué ver en Málaga

Desayunar en La Recova, bar-museo viejuno

Es sin ninguna duda, el local más pintoresco de Málaga y uno de mis favoritos. Es una pequeña tasca curtida en mil batallas y con otras tantas historias. En un puñado de mesas rezuma aroma añejo andaluz. La decoración es también viejuna, con infinidad de cachivaches y antiguallas. Ni vintage ni leches. Es así de auténtico, no se ha renovado en años ni espero que lo haga. Solo abre entre semana de 8:30-16:00 y los sábados de 8:30-12:30. La carta es tan escueta como sabrosa y sus desayunos excepcionales, con tostadas y diferentes tipos de pringás. Tienen una pequeña terraza cuando hace buen tiempo. Se encuentra junto a la iglesia de San Juan Bautista.

Bar el Recova, Málaga

Adorar el templo del Fary en La Tranca

Es un bar muy de moda entre los locales. Tiene un buen puñado de tapas de calidad y un ambiente desenfadado. Hablando de vintage, éste lo es con mayúsculas. Las paredes están decoradas con vinilos de artistas patrios decadentes para algunos o de culto para otros. En ellas podréis encontrar auténticas joyas del Fary, Salomé o Marisol. La música es a cargo de toda esa pléyade de artistas, con videos antiguos en blanco y negro. Muy recomendable para conocer gente local.

Bar La Tranca, Málaga

Museo Picasso

El hijo más conocido de Málaga es sin duda, el genial pintor Pablo Picasso. Por eso, haciendo justicia, crearon un museo acorde a su fama. Tiene una interesante colección permanente y puntuales exposiciones temporales sobre otros artistas contemporáneos. Es gratuita las dos últimas horas de los domingos.

Museo Picasso, Málaga

Museo Pompidou

Este famoso museo se ha establecido para completar la oferta cultural de la ciudad. Es el primero de la pinacoteca parisina establecido fuera de Francia. Para su ubicación eligieron un lugar privilegiado, junto al muelle 1, donde destaca por su exterior con un cubo acristalado de colores. Dentro, se pueden contemplar obras de arte moderno. La entrada es gratuita los domingos a partir de las 16:00.

Museo Pompidou, Málaga

Aprender historia en el Museo Málaga

Este enorme museo se ubica frente al parque de la Alameda. Posee una espectacular colección pictórica, escultórica y arqueológica. Son especialmente destacados los mosaicos y otros elementos de la época romana. Es un lugar para deleitarse con la excelsa historia Málaga y todas las civilizaciones que la poblaron.

Arte soviético en el Museo Ruso

La comunidad rusa en Málaga es suficientemente grande para reivindicar su propio museo. En él se pueden conocer autores rusos menos conocidos. También organizan puntuales conciertos y películas soviéticas clásicas y modernas.

Museo Thyssen

¿Quién no conoce todavía el museo Thyssen? Afortunadamente en 2011 se abrió una nueva sucursal en Málaga. Se ubica en un antiguo palacio del siglo XIX y además de su colección permanente, ofrece interesantes exposiciones temporales. Gratis los domingos a partir de las 17:00.

Desmelenarse en la Feria de Málaga

A los malagueños les gusta más la fiesta que comer con los dedos y cuidado porque es contagioso. Su mayor fiesta del año es la Feria de Málaga y se celebra desde el segundo sábado de agosto durante 9 días. Son jornadas que se estiran todo lo que se puede. Durante la “Feria de día” la calle Larios se llena de terrazas y chiringuitos donde comer y beber hasta las 18:00. Por la noche la Feria se traslada al Real Cortijo de Torres con más de 250 casetas, atracciones y conciertos.

Feria de Málaga, Fuente: Minube

Conmoverse con las procesiones de Semana Santa

Los malagueños son devotos por naturaleza y las cofradías dedican todo su esfuerzo a la Semana Santa. Son días de recogimiento y celebración, con conmovedoras procesiones. En ellas toman parte miles de personas y costaleros portando diversas imágenes religiosas. Al ser una fecha tan señalada si se desea disfrutar de ella hay que reservar alojamiento con tiempo.

Fotografiar celebrities en el Festival de cine

Durante la primera semana de octubre la ciudad se viste de gala para recibir a estrellas del celuloide. El festival se celebra en diferentes escenarios de Málaga y ofrece las mejores películas nacionales. Una oportunidad fantástica para conocer a nuestros artistas de cerca. Más información en su web.

Miradores de Málaga

Soy un amante de los miradores de las ciudades y aquí no podía dejar de mencionarlos. El lugar más alto es la torre de la Catedral. Otro sitio privilegiado es el Castillo de Gibralfaro y especialmente recomendable al atardecer para ver toda la zona del puerto. Para los más animados está la Noria con vistas del puerto.  Si queréis tomaros una copa os recomiendo la terraza del Hotel Larios y más barato la del Alcazaba Premium hostel.

Miradores de Málaga

Excursiones por la provincia

Si todavía tienes tiempo puedes hacer escapadas a sitios mágicos como el Parque Natural del Torcal o el Caminito del Rey. Otros sitios muy recomendables son Nerja, Antequera o el pintoresco pueblo de Frigiliana.
Caminito del Rey, Málaga
   

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.