Guía de Singapur: Qué ver, hacer, restaurantes, recomendaciones

2

Qué ver y hacer en Singapur en 2, 3 o más días

Singapur es una ciudad fascinante y vanguardista que representa el milagro asiático. Es un magnífico destino, tanto si vais a viajar por la península de Malasia como para hacer una interesante escala. Voy a contaros qué ver y hacer para que vuestra visita sea toda una experiencia. Os recomiendo dedicarle un mínimo de 2 días para ver los principales atractivos de la capital.

Un poco de historia

Singapur es una ciudad estado fundada en 1819 por el inglés Stanford Raffles. Hasta 1963 formó parte del  Imperio británico y finalmente se independizó en 1965. Durante la época colonial se convirtió en un puerto de primer nivel y debido a la escasa conciencia ecológica, era una ciudad sucia y contaminada. Sin embargo, en las últimas décadas ha completado una rápida transformación.

En apenas 50 años ha pasado de ser un puerto lleno de basura y desperdicios de los barcos a ser una de las ciudades más limpias del mundo. Además, los últimos años Singapur se ha convertido en un referente en la arquitectura, con modernos edificios y originales parques. Todo ello gracias a un sistema político estricto, con infinidad de prohibiciones y duras sanciones, y un sistema educativo sumamente eficiente.

Como resultado han logrado una ciudad que aglutina parte de su pasado  colonial y las comunidades que ayudaron a construir el país. En pocos metros comparten escenario centenarias casas coloniales y enormes rascacielos.

DATOS PRÁCTICOS

Idioma

En Singapur conviven los idiomas de las principales comunidades. Así pues, son oficiales el chino, hindú, árabe. Pero no hay que preocuparse porque el inglés también es oficial y casi toda la gente lo habla. Así mismo, todos los carteles públicos están rotulados en varios idiomas, incluidos el inglés.

Enchufes

Conviene llevar adaptadores porque utilizan el enchufe inglés, es decir el de dos clavijas planas y una toma de tierra. Si se os olvida podéis enchufar sin adaptador introduciendo un objeto punzante a la vez que metéis el cable a la corriente. No os preocupéis porque ese agujero no tiene electricidad.
Enchufe de Singapur

Moneda y cambio de dinero

La moneda oficial es el dólar de Singapur y 1€ equivale a aproximadamente a 1.5 $ de Singapur. No hay ningún problema para encontrar cajeros automáticos ni para cambiar dinero. En cualquier parte de la ciudad, especialmente las más turísticas, encontraréis casas de cambio.

Dolar de Singapur

Transporte

Cómo moverse por Singapur

  • Metro. Es la manera más fácil de moverse en Singapur. El precio oscila entre 1.5-2.5€ y hay mucha frecuencia de trenes. Hay opción de comprar el bono llamado Singapore Tourist Pass si se va a utilizar bastante el metro. Cuesta 10/16/20 SGD por 1/2/3 días.
  • Taxi. Aunque Singapur es una ciudad cara, no son muy caros y es una práctica opción para moverse por la ciudad.

Como ir del aeropuerto al centro

La mayor parte de la gente llega a Singapur en avión. De hecho, muchas veces es más económico viajar en avión que en autobús. El aeropuerto está muy bien comunicado y estas son las opciones más prácticas:

  • Metro: Es la mejor manera y la más económica de ir al centro. Por 2 SGD comunica con el centro en tan solo 30 minutos. MUY IMPORTANTE: Antes de bajar al metro hay que cambiar dinero en el aeropuerto porque no se puede pagar con tarjeta de crédito.
  • Taxi: Es lo más recomendable si se llega por la noche o nuestro hotel no está cerca de una estación de metro. 30 SGD aproximadamente.
Mapa del metro de Singapur

MEJORES VISITAS DE SINGAPUR

Marina Bay Sands

Es la zona más moderna de la ciudad y donde se sitúan las construcciones más emblemáticas. Solo allí podríamos pasar un día entero recorriendo las diferentes atracciones. Puedo parecer obsesivo pero podría volver a la zona de Marina Bay todas las noches. Es la sublimación de la transformación de la ciudad, con parques innovadores en lo que antes eran unas marismas contaminadas.

Descubrir el Merlión

Merlión es el símbolo de Singapur  y no es casualidad que esté ubicado en Marina Bay. Se trata de una fuente con una escultura de una criatura mítica mitad león y mitad pez. Singapur proviene de los términos “Singa” –que significa león- y “pura” –ciudad-. Lo del león parte de un error del príncipe malayo que fundó la antigua Singapur. Al parecer, mientras estaba cazando, creyó ver un león y lo interpretó como un buen augurio. Lo cierto es que nunca vivió allí ningún león y lo más probable es que fuera un tigre malayo.

Marina Sands Hotel

No quiero realizar ninguna promoción del hotel pero no puedo negar la evidencia. Y es que se trata de un impresionante complejo hotelero que rápidamente se ha convertido en un icono de la ciudad. Son tres edificios con una estructura superior con forma de barco, que hace referencia a la historia mercantil de Singapur.

Marina Bay Sands, Singapur

En sus modernas instalaciones hay un centro comercial, 6 restaurantes, casinos, 2 teatros y un museo de arte y ciencia con forma de flor de loto. Además, en la parte arriba del complejo hotelero está la piscina elevada más larga del mundo. Un lujo solo reservado para clientes que se hayan pagado un mínimo de 260€ por habitación doble. Si no estáis alojados siempre os podéis colar al mirador subiendo en el ascensor con algún huésped en la torre de la izquierda.

Marina Bay Sands, Singapur

Todas las noches realizan un espectáculo gratuito de luces y sonido a las 20:00 y las 21:00. Durante unos 15 minutos el hotel ofrece un auténtico show, iluminando de diferentes colores todas las instalaciones del complejo. Los fines de semana el espectáculo dura más y es más impresionante. Un buen sitio para verlo es desde el Merlión, pero hay que ir con antelación para asegurarse una plaza con buena visibilidad. También es una buena opción verlos desde algún mirador.

Tentar a la suerte en el casino

Si queréis ir a jugaros las perrillas o simplemente a curiosear podéis acercaros al casino de forma gratuita. Además, como ocurre en los casinos americanos, los refrescos y el café son también por la cara. Dentro destaca, como no podía ser menos, el diseño de sus instalaciones. Se accede por el centro comercial de Marina Bay.

Gardens by the bay

Espectáculo gratuito de luces y sonido: 19:45-20:45.

Se trata de un espectacular jardín de más de 100 hectáreas en terreno ganado al mar. Forma parte de la política del gobierno de crear “una ciudad dentro de un jardín”. Hay 3 zonas ajardinadas con plantas tropicales y unos futuristas árboles metálicos de entre 25 y 50 metros de altura conectados por unas plataformas. Estas estructuras metálicas están recubiertas de vegetación y constantemente irrigadas.

Gardens by the Bay, Singapur

Pero si durante el día es un agradable jardín tropical por la noche se convierte en su sitio mágico, casi onírico. Los árboles se transforman en unas estructuras luminiscentes de llamativos colores. El conjunto resulta realmente fascinante y parece el escenario de Blade Runner. Es una experiencia pasear por la noche en silencio alrededor de los jardines. Si acudís a partir de las 9 de la noche apenas hay gente. Los árboles permanecen iluminados hasta las 2:00.

Pasear por The Esplanade

Cruzando desde Marina Bay Sands por el puente (Esplanade bridge) se llega a The Esplanade. Es también una zona muy agradable para pasear. Lo más destacable es el moderno Concert Hall, una de las 15 salas de conciertos más hermosas del mundo. Junto a ella hay una zona de puestos de comida callejera muy bulliciosa y recomendable. A pocos metros hay un escenario al aire libre. En él, muchas tardes se celebran espectáculos al aire libre.

Desde el Esplanade también se puede disfrutar con las futuristas vistas que ofrecen los edificios iluminados de noche. Es una imagen mucho mas relajada que la que ofrecen durante las estresantes horas de trabajo.
Concert Hall, Singapur

Subirse a la noria más alta del mundo

Una de las actividades más populares de Singapur es subirse a su famosa Singapore Flyer. Con sus 165 metros de altura, es la noria mirador más alta del mundo. Desde su privilegiada localización junto al Marina Bay Sands se obtienen unas fabulosas vistas de la ciudad.

 

SACAR LAS MEJORES FOTOS PANORÁMICAS

Si queréis sacar fotos panorámicas de la zona de Marina Bay os recomiendo alguno de estos hoteles y restaurantes:

  • Hotel Marina Bay. Ya hemos hablado sobradamente del hotel, pero no es el mejor sitio para observar la Bahía de noche. La razón es que, obviamente, desde el mismo hotel no se puede ver la iluminación del propio edificio. Sin embargo, sí es el mejor sitio para ver Gardens by the Bay. Además desde la plataforma que conecta el hotel con los jardines se llega a un mirador desde el que se tienen una fantástica panorámica de los fantasmagóricos árboles.
  • Level 33. Para subir a la terraza hay que ir al edificio MBFC y coger el ascensor hasta el piso 33. No requieren código de vestimenta, pero sí una consumición. Precios: Coca cola, 6$ y cerveza 10$. Si queréis aseguraros una mesa con buenas vistas os aconsejo reservar, especialmente los fines de semana. Podéis reservar desde aquí.
  • Altitude. Es el lugar más pijo de todos. Está en la terraza del edificio Raffles, en la planta 63. Hay que comprar entrada con consumición de 35-45$, que se paga antes de subir a la terraza. Las chicas no pagan entrada los miércoles.
  • Indochine. Es el restaurante del propio complejo y permite disfrutar de sus fabulosas vistas por un menú de 80$ o tomarse una bebida por un mínimo de 20$.
Panorámica de Marina Bay desde el Level 33
 

LA VIBRANTE CHINATOWN

La comunidad china representa el 70% de la población local de Singapur y han sabido conservar su esencia en su barrio. Todavía la mayoría de las calles están formadas por llamativas casas coloniales de colores (shophouses). En las calles principales poco queda del decadente barrio de inmigrantes chinos. Hoy en día es un barrio alegre y divertido, con infinidad de restaurantes y tiendas de souvenirs. Es el lugar ideal para comprar regalos a un buen precio.

Casas de Chinatown, Singapur

Admirar el Templo del diente de Buda

El corazón del barrio es el Templo y Museo de la reliquia del diente de Buda. Es un enorme edificio rojo de madera de cuatro plantas. Llama la atención por la ostentación y el lujo de tan sagrado sitio. La primera planta es la destinada al culto y la más fastuosa; en la segunda se ubica el museo.

Ir de “tapas” chinas

Otro lugar de obligada visita es la famosa Smith Street, la calle de tapas de Chinatown, para que nos entendamos. En apenas 200 metros se abarrotan, uno tras otro, locales de comida callejera y terrazas. Allí es donde empezó el famoso Liao Fan Chan, uno de los galardonados con estrella Michelin en 2016. Es un animado lugar a cualquier hora del día.

Calle Smith, Singapur

Imbuirse de la espiritualidad en el templo Sri Mariamman 

En Chinatown se encuentra el templo hindú más visitado de la ciudad. La razón es que hasta la politica de segregación racial impuesta por el gobierno británico en aquella zona vivía una parte de la comunidad india. Es un templo muy concurrido y con frecuentes actos religiosos. Es una manera de acercarse a la espiritualidad de la India en este pequeño microcosmos. Cobran un pequeño donativo de 5 SGD por hacer fotos.
Templo Sri Mariamman, Singapur

LA EXÓTICA LITTLE INDIA

Es otra de las comunidades más importantes de Singapur y su barrio también uno de los más auténticos e interesantes. Sus calles tienen un cierto aroma a India, con tiendas de especias, saris y otros productos indios. Al igual que en Chinatown, el barrio hay numerosas casas coloniales de colores.

“Shophouses” de Little India, Singapur

Paradógicamente la casa más llamativa y mejor conservada era de un próspero comerciante chino,  Tan Teng Niah. Es una casa colonial de 1900, tiene dos plantas y está pintada con estridentes colores. Junto a ella hay otras casas y restaurantes de estilo similar.

Tan Teng Niah, Little India, Singapur.

Si se desea más información sobre el barrio se puede acudir al Indian Heritage Centre. Es un centro cultural y organizan exposiciones y exhibiciones sobre la comunidad india y su historia en Singapur.

Fotografiar los murales de Little India

Little India es también muy conocido por su arte callejero y en sus calles se pueden encontrar excelentes murales. La mayoría de ellos están directamente relacionados con aspectos de su historia y cultura.

Los fans de la estética india podréis satisfacer vuestras mundanas necesidades en las calles del barrio. En la calle Campbell hay numerosas tiendas e incluso un pequeño mercado cerrado con productos de India.

Mural de Little India, Singapur
 
Mural de Little India, Singapur

Visitar la mezquita Abdul Gafoor

También en Little India se halla la mezquita de Abdul Gafoor, una de las más bellas de Singapur. Llama la atención por su refinada arquitectura, que mezcla elementos de diferentes estilos, como árabes e hindús. Se permite la visita pero no a la sala de oración.
Mezquita de Abdul Gafoor, Singapur

Experimentar con la comida india

Obviamente, en el barrio también hay infinidad de restaurantes para aquellos que deseen probar platos de la gastronomía india. De hecho, como en Chinatown, aquí también tienen su propio food court – o pabellón de comidas-. Es el Tekka Centre, donde hay un mercado de productos frescos y una enorme zona de restaurantes de comida rápida. A lo largo de las calles del barrio también hay muchos restaurantes con especialidades de diferentes zonas de India.

 

KAMPONG GLAM

Es el barrio árabe de Singapur. Ya hemos hablado de la comunidad china e india y los árabes no podían ser menos. Los árabes malayos se concentraron en torno a este barrio y la mayoría de las calles tienen nombres árabes, como Kandahar o Muscat street. Las más famosas son la comercial Arab street o Baghdag street. Otra que os recomiendo es la enjuta Haji Lane, con marchosos bares y restaurantes. Para llegar podéis coger el metro y bajaros en la estación de Bugis.

Admirar la mezquita del Sultán

Esta encantadora mezquita fue construida en 1841 por el Sultán Alí. Está situada en la calle Kandahar, la más bonita de todo el barrio, con shophouses -las casas tradicionales-, palmeras y plácidas terrazas.  En esa misma calle también está el Centro Cultural Malayo, que ocupa la antigua residencia del Sultán y también promueve la conservación de la cultura malaya.

Mezquita del Sultán, Singapur

Degustar comida árabe

El barrio es uno de los más animados de Singapur y es muy recomendable callejear y tomarse algo en alguno de los restaurantes. Hay unos cuantos que ofrecen Kebab o gastronomía árabe más elaborada, para acabar con un té o uno de sus famosos dulces. Especialmente os animo a visitar el Piedra  Negra, aunque solo sea para ver el genial mural con diseños mayas que tiene en el exterior del bar. Este último restaurante es de comida latina.

Kampung Glam, Singapur

ZONA CENTRO Y CLARK QUAY

Disfrutar de una copa junto al río

Clark Quay y Boat Quay son las zonas de bares de moda por antonomasia. También es el lugar de reunión preferido de los expatriados y todas las tardes se reúnen allí para tomar una cerveza. La mayoría de los bares tienen servicio de restaurante con excelente marisco si tu VISA te lo permite. A media tarde algunos de ellos tienen ofertas especiales en consumiciones. Los fines de semana algunos ofrecen música en directo con muy buenas bandas. No se puede uno ir de Singapur sin haber tomado algo en esta zona. Eso sí, tened en cuenta que las bebidas alcohólicas no son precisamente baratas en Singapur.

Los más intrépidos tienen un reto en Clarke Quay. Se trata del G-Max, un enorme tirachinas que te lanza a más de 200 metros de altura.

Boat Quay, Singapur

Republic Plaza

En pleno centro financiero de Singapur se encuentra esta plaza rodeado de gigantescos edificios de oficinas. Pero lo más interesante son las esculturas que hay por la plaza, algunas de autores tan conocidos como Jeff Koons. Es una zona muy concurrida por las tardes, cuando salen los trabajadores de las oficinas.

Republic Plaza, Singapur

Hotel Raffles

Este histórico hotel fue fundado en 1887 por sir Stamford Raffles, fundador de Singapur. Durante la Segunda Guerra Mundial funcionó como campamento de prisioneros aliados. Algunos quizá lo recuerden también porque fue el lugar donde Michael Jackson sacó a su hijo irresponsablemente por la ventana.

Este hotel de estilo colonial es uno de los más caros de la ciudad y en sus instalaciones también tiene elegantes tiendas y cafeterías. Merece la pena visitarlo aunque solo sea para tomarse un café y ver el edificio. Actualmente se está reformando y se espera que se reabra en la segunda mitad del 2018.

Hotel Raffles, Singapur

Deleitarse con las esculturas de la calle

En numerosas plazas y paseos del centro de Singapur hay esculturas de artistas reconocidos. Una de las más famosas es el famoso pájaro del genial Fernando Botero. Está ubicada en Clarke Quai, junto a la UOB Plaza. Representa la alegría de vivir y el optimismo. En la misma zona de Clark Quai hay otras esculturas, como el de los niños saltando al río, frente al edificio Fullerton.

Jardines verticales

Singapur es la ciudad que mejor ha sabido conjugar urbanismo y sostenibilidad. Muestra de ello son los numerosos jardines que hay en la ciudad, incluso en los edificios. En algunos de ellos se pueden observar preciosos jardines verticales, como el hotel Park Royal, junto a Chinatown.

Hotel Park Royal, Singapur

Pero si uno me gustó especialmente fue el que hay en la plaza República, junto al edificio Raffles, en pleno centro financiero. Allí, a la entrada de un bloque de oficinas se puede contemplar un genial mural que representa el mapamundi con un jardín vertical. Toda una metáfora de las políticas de sostenibilidad de Singapur.

Fundir la VISA en Orchad Road

Es la calle de las principales marcas de lujo y el lugar ideal para dejar la VISA temblando. A lo largo de su arbolada avenida se encuentran varios centros comerciales con los productos más exclusivos. Es también un lugar agradable para pasear aunque no se hagan compras.

Hacer un crucero por el río

Clarke Quay y Marina Bay al atardecer se llenan de luces y se vuelven especialmente encantadores. No hay manera más romántica que recorrer la zona en un breve crucero. El paseo dura 40 minutos y cuesta 25SGD, 38SGD si se realiza a la hora del espectáculo de luces y sonido del hotel Marina Bay Sands. Los tickets se compran en el mismo embarcadero de Boat Quay, frente a los bares y restaurantes.

Crucero por Boat Quay
 

Probar los restaurantes Michelín más baratos del mundo

En el año 2016, la famosa guía gastronómica galardonó con una estrella Michelín a dos restaurantes de comida callejera de Singapur. Es una manera de reconocer la cultura gastronómica asiática, donde se come a pie de calle.

El primero es el Hawker Chan, que se vanagloria de ofrecer el menú más barato con una estrella Michelín. El local original está en Smith Street 78, pero gracias al galardón ha podido abrir varias sucursales. La calidad del producto es innegable, aunque por dentro se parece más a una sucursal del Mcdonalds. Comí dos platos de exquisito pollo laqueado y refresco por apenas 8€.

El otro restaurante es el Hawker Tai Hwa. Sigue manteniendo el mismo local cutre de siempre. Muchas veces hay que esperar colas de más de media hora para hacerse con un plato.  El más famoso es el de albóndigas de pescado.

Restaurante Hawker Chan, Singapur
   

SENTOSA ISLAND

Si todavía os ha quedado tiempo y/o ganas de seguir descubriendo Singapur os recomiendo cruzar a la isla de Sentosa. Es uno de los principales lugares recreativos de la ciudad y allí se pueden encontrar numerosas atracciones. Se pueden pasar varias jornadas realizando actividades para niños y mayores. Todos los tickets los podéis adquirir desde la web de Sentosa. Hay tenéis más información sobre todas las atracciones y espectáculos.

Para llegar a Sentosa desde el centro de Singapur tenéis varias formas.

  • El Sentosa Express (4 SGD). Es un tren que comunica la isla desde la parada de Harbour Front. Tiene 4 paradas en la isla, dependiendo que se desee visitar.
  • Sentosa Bus (3 SDG). Sale desde la misma parada de de Harbour Front pero es más lento.
  • Teleférico. Es la forma más chula pero la más cara (33 SDG ida y vuelta). Hace una parada intermedia en el Monte Faber, donde se puede aprovechar para dar un paseo por el parque y luego continuar.

Parque Universal Studios Singapur

Precio: adulto 76 SGD / niños 56 SGD

Es un parque temático de los famosos estudios de Hollywood con numerosas atracciones. Aunque no es tan espectacular como Eurodisney o Disneyworld, puede ser un buen plan si se viaja con niños.

 

Alucinar con el acuario más grande del mundo

Horario: lunes-dom, 10:00-19:00 Precio: adultos 39 SGD / niños 29 SGD Es una maravilla de acuario con unas dimensiones brutales. Dentro de sus enormes piletas albergan más de 800 especies, entre ellos más de 200 tiburones. Es recomendable acudir a primera hora de la mañana, especialmente los fines de semana.
SEA Acuario de Singapur
 

Playas de Singapur

Si echáis en falta daros un chapuzón también lo podéis hacer en Sentosa. Allí han creado 3 playas artificiales sin olas, ya que están aisladas del mar por medio de diques. Quizá no sean las mejores playas del mundo pero están sumamente limpias y es una manera de salir de la ciudad.

Playa de Siloso, Singapur Fuente: www.travelinsingapore.com
 

Mejores sitios para comer barato

Singapur tiene fama de ser una ciudad cara y es cierto que el alojamiento y la comida pueden resultar caros. Sin embargo, se puede comer en algunos sitios sin riesgo a quedar desplumados. Como en cualquier otra ciudad turística es mejor alejarse un poco del centro. Si vais a visitar los barrios, como Chinatown o Little India, aprovechad para comer allí. Ya os he comentado anteriormente los famosos restaurantes galardonados con estrella Michelín.

Otra opción muy buena son los famosos hakwers. Son pabellones que reúnen decenas de puestos de comida sin muchos alardes generalmente. Los más famosos son Lau Pa Sat (cerca de la estación Raffles), Maxwell Road (en Chinatown), Tekka Center (Little India) y el de Esplanade (Marina Bay).  

ALOJAMIENTO

La zona más asequible y práctica para alojarse en Singapur es Chinatown. Está muy bien comunicado por metro y se puede llegar perfectamente andando al centro. Además, como hemos comentado, hay muchísimos restaurantes de comida rápida y es un barrio muy animado.

En mi última visita fui al hotel Champion (54€ habitación individual). Esta a tiro de piedra del metro Clarke Quay, tiene habitaciones pequeñas pero impolutas y el wifi funciona muy bien. Una muy buena opción para alojarse.

2 Comentarios
  1. Muy chula la entrada (y las fotos). ¡Me has traido un montón de recuerdos!

    1. admin dice

      Gracias Maribel. Es una ciudad que me encanta y volví este año para ver algunas cosas que me quedaron pendientes y recrearme más en otras. !Qué maravilla de ciudad!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.