Rávena, la ciudad de los mosaicos

Qué ver y hacer en Rávena, la ciudad de los mosaicos 

Rávena es una d las ciudades que más me ha sorprendido los últimos años. Es una pequeña villa que pasa muchas veces desapercibida por los turistas. Eclipsada por otras ciudades mas famosas como Roma, Venecia, Florencia o su cercana Bolonia, es sin embargo, una auténtica joya.

Destaca sobre todo por sus mosaicos paleocristianos del siglo VI, excelentemente conservados. Su patrimonio artístico es tan importante que posee en su pequeño casco antiguo 8 monumentos Patrimonios de la Humanidad.

Las primeras referencias a Rávena son de hace más de 2500 años y más tarde fue la última capital del Imperio romano de Occidente desde 402-476. Sin embargo, su época de mayor esplendor fue desde la llegada de los bizantinos en 540 hasta su conquista por los lombardos en 752. De esta época son la mayoría de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y se pueden visitar en una intensa jornada.

Basílica san Vitale

En primer lugar nos podemos dirigir a la basílica de San Vitale. Probablemente sea el edificio más importante de la ciudad. Esta magnífica basílica fue consagrada en 547 y pese a su austera arquitectura posee en su interior mosaicos formidables y muy bien conservados.

Representan escenas del Antiguo Testamento y del emperador Justiniano y la emperatriz Teodora, aunque el emperador no llegó a verlos.

Mausoleo de Galla Placidia

Posteriormente podemos visitar el mausoleo dedicado a Galla Placidia, hermanastra del emperador Honorio. Fue construido aproximadamente en 430. La relevancia de este monumento radica también en sus esplendidos y coloridos mosaicos.

Algunos de ellos son de los más antiguos de la ciudad y, al ser un edificio de baja altura, se pueden observar los mosaicos desde más cerca. Destacan sobre todo los techos de la basílica, que simulan un cielo estrellado.

En el mismo complejo también está el Museo Nacional, que contiene exposiciones de cerámica, bronces, iconos y otras piezas de la época bizantina. Sinceramente no me gustó demasiado.

Museo arzobispal y Baptisterio neoniano

Aproximadamente a 5 minutos andando desde san Vitale encontramos este recinto. El baptisterio está dentro del palacio arzobispal, que fue construido en torno al año 500. El museo no  me resultó especialmente interesante excepto un trono de marfil.

En cambio el Baptisterio es otra de las joyas de la ciudad con exquisitos mosaicos sobre el bautismo de Jesus.

Supuestamente eran unas antiguas termas romanas y en el siglo V se reconvirtió en baptisterio. Es el único bizantino que se conserva en la actualidad.

Basílica de Sant´Apollinare Nuevo

Es otra de las visitas imprescindibles. Fue construida por los godos en el siglo VI. Sin embargo, ha sido remodelada por daños causados por terremotos y el paso del tiempo. Sorprende una vez más por sus magníficos mosaicos. Resulta especialmente atractiva por sus arcos de mármol a lo largo de toda la basílica.

Tumba de Dante

Dante desarrolló carrera política en Florencia y fue acusado injustamente de corrupción. Por este motivo  pasó los últimos 19 años de su vida en Rávena. Allí escribió “La Divina Comedia” y quiso ser enterrado.

Como acto de penitencia Florencia se encarga de mantener siempre encendida la llama de su tumba. Finalmente Florencia revocó el bando que le condenó al exilio y así resarció su honor en 2008.

Mausoleo de Teodorico

Está un poco alejado del centro, pero si vais en tren no pilla muy lejos de la estación. Es el monumento menos vistoso ya que la arquitectura no es muy vistosa y sorprendentemente no tiene mosaicos.

Mausoleo de Teodosio (Oficina turismo Rávena)

Basílica de Sant´Apollinare in Classe

Es otra joya paleocristiana con ricos mosaicos. Personalmente no la visité porque hacía un frío intenso y está a unos 7 kms al sudeste del centro. Podéis acceder allí en el autobús nº 4 o 44.

Casco antiguo

Finalmente os recomiendo deambular por las calles peatonales y las plazas de la ciudad. Rávena es una ciudad especialmente alegre. En su casco antiguo podréis disfrutar de las numerosas cafeterías con terrazas, heladerías, y tiendas de moda. Os animo a descubrir vosotros mismos otros lugares con encanto.

 

Cómo llegar y desplazarse

Rávena se encuentra cerca del mar Adriático, a 1:20 hrs de Bolonia. Hay numerosos trenes que conectan ambas ciudades. También hay autobuses aunque su frecuencia es escasa.

Otra opción muy interesante para visitar los monumentos es alquilar bicicletas . Hay varios sitios y hoteles que las alquilan, sobre todo en verano. Además es una ciudad absolutamente llana por lo que se presta a este tipo de actividad.

Información turística

La oficina de información turística se encuentra junto a la tumba de Dante. Ofrecen mucha información sobre las visitas.

Horarios

Mausoleo de Teodorico y Sant´Apollinare in Classe

Lunes-Sábado: 8.30-19:30

Domingo: 13:00-19:30

Resto de monumentos: 9:00-19:00, en julio y agosto hacen pases especiales de 21:00-23:00

Precios

Hay un ticket conjunto (9.50€) para acceder a la Basílica de Sant´Apollinar nuevo, el Baptisterio neoniano, la basílica de San Vitale, el mausoleo de Galla Placidia, el museo y la capilla arzobispal. Es una muy buena opción.

Hay también un ticket conjunto (5€) para visitar el mausoleo de Teodosio y Sant´Apollinar in Classe.

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.