Consejos para visitar Petra, la ciudad nabatea: Qué ver y hacer

Petra (Jordania), la enigmática ciudad nabatea, es el sueño de todo viajero. De hecho, por su historia y belleza, es considerada una de las 7 maravillas del mundo moderno. Os voy a dar contar los mejores consejos, información y mapa para visitar Petra y que este mágico lugar sea una auténtica experiencia que recordéis toda la vida.

Jordania es un viaje sumamente cómodo de realizar de manera independiente. Es muy fácil organizar todas las visitas a los lugares de interés hablando un inglés básico. Personalmente es la manera que realicé el viaje. Es cierto que en ocasiones hay ofertas realmente buenas para viajar con grupos, pero el circuito es muy cerrado y se pierden lugares realmente interesantes. Lo único que hay que tener en cuenta es que es difícil encontrar guías que hablen español, pero no es un obstáculo insalvable. Además los jordanos son sumamente agradables y tratarán de ayudaros en todo lo que necesitéis.

Anfiteatro romano, Petra
 

Historia de Petra

Se tiene constancia de que ya había asentamientos en la zona hace más de 10000 años, aunque todo el complejo arqueológico se remonta a la época nabatea. Este pueblo nómada árabe originario de Palestina alcanzó su época de esplendor entre los siglos VI a.C – I d.C. De esa época son muchas de las construcciones del valle y se estima que llegaron a vivir unas 18000 personas. Petra era un centro neurálgico por donde pasaban numerosas rutas comerciales y convirtieron a Petra en una prospera ciudad. Allí se asentaron numerosos poderosos mercaderes al amparo de la posición estratégica de Petra, protegida por la orografía del terreno. Gracias al comercio constituyeron un reino independiente y alcanzaron un nivel de desarrollo realmente sorprendente.

En el año 64 a.C. el reino nabateo fue conquistado por el general Pompeyo, pero todavía gozaron de cierta autonomía hasta el año 106 d.C. En ese año probablemente murió el último rey nabateo y su civilización sucumbió ante el poder de Roma. Pero su declive no fue provocado por las armas sino por la apertura de las rutas fluviales del Mediterráneo.  La puntilla final se debió a un terremoto que devastó la mitad de la ciudad en el año 363. A partir de entonces la ciudad se sumió en el olvido hasta su descubrimiento por el austriaco Jean Louis Burckhardt.

Burckhardt fue uno de los mayores aventureros y exploradores de la Historia. Estudió árabe y el islam en Cambridge para después embarcarse rumbo a tierras desconocidas. Su principal misión era descubrir las fuentes del río Níger, pero antes perfeccionó su árabe en Siria. Allí oyó que había una ciudad escondida y emprendió rumbo a Petra disfrazado de árabe para pasar desapercibido. Contrató un guía y, con la excusa de ofrecer una cabra al dios Aaron, le condujo hasta la ciudad nabatea.

Vista aérea de la calle de las columnas, Petra
 

CONSEJOS PARA VISITAR PETRA

Precio: un día 50 JOD, dos días 55 JOD y para tres días 60 JOD.

Horario: Todos los días de 6:00-18:00 / 6:00-16:00 en invierno.

Petra by night. El espectáculo de las velas en Petra lo organizan tres días a la semana, lunes, miércoles y jueves. 20:30-22:30, 17 JOD.

 

CÓMO ORGANIZAR LA VISITA

Para ver el yacimiento con tranquilidad, disfrutando de todos los recovecos y sin atosigarse es recomendable estar 2 días. Así, además, tendréis más oportunidad de que os toque un día que organizan Petra by night.

Las temperaturas en las horas centrales del día son muy altas durante gran parte del año, así que conviene madrugar para aprovechar las primeras horas del día. Además, así no encontraréis tanta gente en el yacimiento.  También se puede recorrer el área arqueológica a caballo por 30-45 JOD o a burro, 10 JOD. Andando desde la entrada hasta el monasterio y volver se puede tardar unas 4 horas.

Columnas romanas de Petra
 

QUÉ LLEVAR A PETRA

Si vais en verano debéis llevar ropa cómoda, holgada y fresca. Tened en cuenta que las temperaturas durante la mayor parte del año suelen ser bastante altas, especialmente en las horas centrales del día. Tampoco olvidéis gorra y protector solar.

Conviene llevar bastante agua o comprarla dentro, aunque es bastante más cara (2 JOD). Los precios de los restaurantes tampoco son nada baratos. Podéis llevar algunos sándwiches e improvisar un pic-nic en alguna zona un poco apartada. Al bajar del monasterio a mano derecha hay un sitio muy recomendable para eso. Otras zonas excepcionales son en la parte de arriba del monasterio, alrededor del altar de los sacrificios o la parte de atrás de las tumbas reales.

Mapa de Petra

CÓMO VISITAR PETRA

Cómo ver Petra en un día

Intentar ver todos los lugares de Petra en un único día es misión imposible, pero eso no impedirá que os maraville el lugar. Para ello, disfrutad de los lugares con tranquilidad en vez de procurar ver todos los sitios. Una opción puede ser realizar parte del recorrido a caballo o en burro, especialmente la subida al Monasterio (Ad-Dayr).

Monasterio de Petra

Un recorrido no muy pretencioso sería visitar el siq, Tesoro, las tumbas reales, el anfiteatro romano, la avenida de las columnas y ascender al Monasterio. Quizá sea mejor ascender hasta el Monasterio y luego visitar las otras zonas cuando pegue más fuerte el sol. Después se puede ir al hotel a descansar y, si ese día organizan Petra by night, volver por la noche para ver el Tesoro a la luz de las velas.

Cómo ver Petra en dos días

El primer día haríamos lo mismo, explorando con tranquilidad todos los lugares de interés excepto las tumbas reales. Si hay algún sitio que no nos da tiempo, siempre se puede visitar al día siguiente.

El segundo día se puede aprovechar para visitar con detalle las tumbas reales y después ascender hasta el mejor mirador del Tesoro. No os necesario guía, simplemente continuar por el camino que parte por la parte de atrás de la tumbas reales, a mano izquierda. En total se sube en una hora y 40 minutos de bajada. El esfuerzo merece realmente la pena ya que las vistas son impagables y no suele haber apenas gente. Para aquellos que sufran de vértigo, impresiona un poco la altura.

Mirador del Tesoro

Tras bajar se puede parar a tomar un refresco antes de ascender de nuevo hasta el altar de los sacrificios.  Se asciende por un camino antes de llegar al anfiteatro romano a mano izquierda. Está bien indicado y es muy tranquilo, ya que no es demasiado frecuentado. Hay muchos restos de tumbas menores y es muy recomendable. Una vez hayáis realizado ambas rutas podéis ver algo que os quedase pendiente el día anterior o regresar por el Wadi Muthlim, en vez de por el siq.

El Wadi Muthlim es un camino alternativo y que en ocasiones lo tienen cerrado por considerarlo peligroso, pero se puede realizar sin jugarse la vida. Para salir de Petra por ahí deberéis continuar por un camino que hay junto a la tumba del Palacio. Pasa por tumbas muy poco frecuentadas y a lo largo de un cañón que en algunos puntos apenas tiene un metro de anchura.  Después de una media hora de camino se llega a una intersección y hay que tomar el camino de la izquierda. El camino continúa por el estrecho cañón hasta llegar a la entrada habitual del siq. A la entrada del siq se ve perfectamente el camino del Wadi Muthlim a la derecha, por si lo queréis realizar a la inversa. Si todavía os queda tiempo una buena opción es ir a la pequeña Petra.

Petra, antes de entrar al siq
 

Cómo ver Petra en tres días

Si todavía podéis disfrutar de otro día podéis visitar alguno de los lugares que no os haya dado tiempo. También os permite hacer los dos primeros días con más tranquilidad. Otra opción más exigente y que requiere guía es caminar hasta la tumba de Aaron. Esta excursión ofrece fantásticas vistas del monasterio pero hay que llevar mucha agua y requiere estar bien físicamente, ya que son unas 12 horas.

Tesoro de Petra
 

Pequeña Petra

Entrada gratuita

Horario: 8:00-16:00

Es un lugar tranquilo y con unas cuantas construcciones en piedra del mismo estilo y época que las de Petra, pero mucho menos impresionante. Lo positivo es que hay muy pocos turistas. Si nadáis justos de tiempo, personalmente me parece prescindible. Se puede ir andando en 3 horas desde el yacimiento de Petra, pero es fácil perderse y con el calor puede ser muy duro. Cualquier taxista os llevará por unos 17 JOD.

 

PRINCIPALES VISITAS DE PETRA

El Siq

Es el desfiladero que conduce a la entrada principal de la ciudad de Petra. Este precioso paisaje fue creado por la separación de placas tectónicas y en algunos puntos apenas tiene una anchura de 3 metros. Las paredes son muy altas –entre 91 y 182 metros-, lo que acentúa la sensación laberíntica del pasadizo. Steven Spielberg popularizó el siq con una de las escenas más famosas del cine en “Indiana Jones y la última cruzada”. En ella Harrison Ford entra a caballo por el siq hasta El Tesoro, algo que ahora está prohibido para evitar dañar algunas esculturas con el polvo.

Siq de Petra
 
Siq de Petra
 

El Tesoro

Es el edificio más importante de la ciudad y el que recibía a los mercaderes cuando llegaban a la ciudad. Su elegante fachada, unido a su ubicación al final del siq, hace que todos los turistas sientan una emoción especial cuando se abren las paredes del desfiladero y aparece ante ellos. Tiene 40 metros de altura por 24 de ancho y se estima que fue construido en el siglo I a.C. Probablemente fuera un templo o una tumba real, aunque no se sabe a ciencia cierta debido al saqueo a que fue sometido antes de su descubrimiento en el siglo XIX.

Tesoro de Petra
 

Tumbas reales

Están un lugar privilegiado, justo frente al anfiteatro romano y algunas de las casas de los comerciantes y gobernantes más relevantes de la ciudad. Se trata de una serie de mausoleos en honor a reyes y otras celebridades. La más importante es la tumba de Urna, donde reposaban los restos del rey nabateo Maluchos II. La más grande de todas es la tumba de los tres pisos o tumba del Palacio, que tiene una espectacular fachada. Desgraciadamente dentro de las tumbas apenas hay nada relevante debido al saqueo que sufrieron.

Tumbas reales de Petra
 
Tumbas reales de Petra
 

Anfiteatro romano

Al igual que la mayoría de construcciones de Petra, está excavado en la piedra roja y era el centro de las actividades lúdicas durante la época romana. En sus 45 hileras de asientos se estima que podía albergar unos 8500 espectadores. Debido al paso del tiempo y la acción devastadora de los terremotos está bastante erosionado.

Anfiteatro romano de Petra
 

El Monasterio (Ad-Dayr)

Por su ubicación hay excursiones que prescinden de su visita pero considero una aberración no visitarlo. Es uno de los mayores edificios del yacimiento con unas medidas de 47 metros de ancho y 48 de alto. Fue construido en el siglo II inspirándose en la fachada de El Tesoro de Petra. Sin embargo, en el monasterio dejaron unos pequeños relieves para ubicar estatuas. La ascensión es por unos 850 peldaños, en algunos puntos prácticamente borrados por la erosión. Se tarda unos 40 minutos, pero si se os hace duro, también se puede subir en burro.

Monasterio de Petra
Bar junto al monasterio de Petra
 

Petra by Night

Empieza a las 20:30 y acaba a las 22:30. Aunque dicen que dura 2 horas, en realidad dura mucho menos porque entre que vas hasta el Tesoro y empieza tarda un rato. Aun así, ver El Tesoro iluminado a la luz de las velas es una experiencia fascinante. Procurad llevar una linterna para el trayecto por el siq porque hay zonas donde no está muy bien iluminado. El espectáculo en sí no es una maravilla. Se trata de un breve concierto de flauta beduina a la luz de las velas. Petra by night no lo montan a veces in invierno por las condiciones meterológicas.

 

 Dónde alojarse

Los hoteles para visitar Petra se ubican todos en la ciudad de Wadi Musa. Es un localidad construida en una ladera y hay multitud de hoteles de todos los precios. Los más prácticos son los ubicados cerca de la entrada de Petra, en la parte de abajo del pueblo, pero también son más caros. Algunos de los hoteles ubicados más alejados de la entrada tienen incluido el precio del transporte a y desde Petra. Conviene bien comparar precios con booking para ver cuál os ofrece mejor relación / calidad precio. Como referencia os pongo en el que nos alojamos nosotros:

Hotel Sunset: 40€ / habitación doble con desayuno incluido. Tiene una ubicación fantástica, a 5 minutos de la puerta de entrada de Petra. Si se le pide, prepara cajitas de lunch para comer en Petra por unos 4-5 JOD. Muy simpáticos, aunque un poco insistente con las excursiones que organizaban.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *