INFORMACIÓN Y CONSEJOS PARA VIAJAR A CUBA

Todo que debes saber para viajar a Cuba

Cuba se ha convertido en uno de los destinos turísticos más demandados los últimos años. He visitado la isla en numerosas ocasiones, primero como turista de manera independiente alojándome en casas privadas; después, por mi trabajo como guía y durmiendo en hoteles. En este artículo trataré de contar qué hay que saber antes de ir a Cuba.

 

ALIMENTA EL KARMA

Lo primero que debemos saber es que el largo bloqueo económico que sufre la isla y el inmovilismo del gobierno han generado numerosas carencias.  Estas condicionan el día a día de los cubanos y a veces también afectan al turista, así que procura tomártelo con paciencia. 

 

PRECIOS

Lo primero que quiero que sepáis es que Cuba NO  es un país barato. Es lo primero que sorprende a los viajeros, por eso prefiero mencionarlo antes que nada para que nadie se lleve una desilusión. Si viajáis en transporte público, hacéis una comida al día y desayuno, durmiendo en casa particulares, pensad un promedio de 25€ diarios mínimo. Si hacéis dos comidas al día en restaurante añadidle otros 8-10€. Todo ello sin contar mojitos y otras cosas.

Si lo hacéis en coche el presupuesto se puede doblar fácilmente. Sin embargo, el coche resulta casi imprescindible para acceder a los rincones más recónditos de la isla.

 

DINERO

Moneda cubana (CUP y CUC)

Este es un aspecto muy peculiar, ya que hay dos tipos de moneda oficial. Una es el peso convertible (CUC) y está regida por el precio del dólar. La otra es el peso cubano (CUP) y, más o menos, 24 pesos equivalen a un peso convertible. Es la moneda en la que cobran el salario y la que utilizan ellos para algunas compras, sobre todo en el mercado o en las bodegas.

El turista utilizará el peso convertible salvo raras excepciones, pero si o aconsejo cambiar unos pocos euros (25€) a pesos cubanos. Con ellos podréis pagar a veces en unos pocos restaurantes, algunos mercados, la famosa heladería Coppelia o algunos puestos callejeros. Además en algunos museos como la cámara oscura de La Habana cobran 1 CUC a los extranjeros y 1 CUP a los cubanos. Si pagáis con CUP no tendréis ningún problema. A mí al menos nunca me han puesto pegas.

¿Euros o dólares? ¿Dónde cambiar dinero?

Es mejor llevar euros ya que se pueden cambiar sin problemas. Hasta 2016 el dólar tenía un impuesto del 10% pero a no. El dinero se cambia en las CADECAs, acrónimo de “casa de cambio”. El tipo de cambio es prácticamente igual en todas las del país, incluidas las del aeropuerto.  En todas las ciudades y pueblos un poco grandes hay CADECAS, pero a veces hay largas colas. Por eso, conviene cambiar según llegáis al aeropuerto, aunque luego tengáis que cambiar más dinero durante el viaje.

Tarjetas de crédito

Desde el 2016 ya se pueden utilizar ambas tarjetas Visa y Mastercard en los cajeros cubanos, aunque las comisiones suelen ser bastantes altas. Además debes saber que las tarjetas de débito no están aceptadas. Puedes encontrar cajeros en las principales ciudades y complejos turísticos.

 

SALUD

Cuba es un país bastante aséptico y sin apenas enfermedades contagiosas. Sin embargo nunca está de más estar al día de las vacunas de tétanos y fiebres tifoideas.

Botiquín

Debido a las carencias de material higiénico y sanitario os aconsejo llevar un botiquín con productos básicos (medicamentos varios, repelente antimosquitos, toallitas húmedas, tampones, preservativos…).

Hospitales

Las mayores enfermedades que he tenido entre mis viajeros han sido diarreas por comidas de la calle.  Aún así, si enfermáis debéis saber que Cuba posee uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, al menos para extranjeros. Hay dos tipos de hospitales, uno para cubanos y otro para extranjeros. El de cubanos tiene muchas veces escasez de medios o profesionales. Sin embargo, para extranjeros hay otros hospitales (Servimed) con todo tipo de comodidades y recursos. Allí es donde estuvieron Maradona o Hugo Chavez, por ejemplo.

 

SEGURO DE VIAJE

Para ir a Cuba es imprescindible contar con un seguro privado. Es un requisito obligatorio para todos los turistas. Siempre es aconsejable un buen seguro cuando se viaja al extranjero y más a países con infraestructuras menos desarrolladas.  Puede surgir algún imprevisto y no queremos que nos arruine nuestras vacaciones. Cuando viajo utilizo intermundial seguros, las coberturas son buenas y hasta ahora siempre me han respondido formidablemente. Además, si lo contratáis desde el link de mi página, tenéis un 10% de descuento.

 

COMUNICACIONES

Internet

Aún hoy en día es más fácil comunicarse con una ouija que con internet. Solamente hay en algunos hoteles y en las principales plazas de las ciudades. Por si fuera poco, el sistema es bastante pejiguero. Antes que nada hay que comprar tarjetas de prepago en las oficinas de ETECSA (8:30-16:00 o 19:00, depende de la oficina). En dichas oficinas prácticamente siempre hay largas colas. Las tarjetas cuestan 1$ y duran una hora. En teoría solamente se pueden comprar 3 por día en cada oficina, pero a veces he podido comprar alguna más.

Si os urge o no queréis hacer cola también podéis comprar acudir a la reventa en calle, donde os cobraran 3-4$. No os preocupéis porque siempre funcionan. En algunos hoteles también las venden a diferentes precios.

Teléfono

Llamar por teléfono al extranjero desde Cuba es sumamente caro, más o menos 2$/minuto. Sin embargo las llamadas nacionales son baratas. Para llamar deberéis realizar el mismo sistema que con internet. Hay que comprar tarjetas prepago para llamadas. Hay de dos tipos, para llamadas nacionales e internacionales. Si no agotáis el saldo en una primera llamada podréis llamar más veces. Para llamadas nacionales con una de 5$ os dará para bastantes llamadas. Las de llamas internacionales mejor comprar de 10$ y podréis hablar unos 5 minutos.  Si no agotáis el saldo en una primera llamada podréis llamar más veces.

 

TRANSPORTES

Autobuses

La red pública de transportes es bastante limitada, sobre todo fuera de las ciudades un poco grandes. A pesar de eso,  en los 2 últimos años, gracias a los vehículos aportados por el gobierno chino, ha mejorado y se han restablecido algunas líneas que ya no funcionaban. Dicho esto, los autobuses no funcionan del todo mal, aunque hacen bastante paradas. Podéis ver las rutas y reservar en la web de Viazul.

Taxis

Los taxis son bastante caros por la ausencia de coches y por el alto precio de la gasolina. Además los taxistas tienen impuestos muy altos. Un trayecto en taxi os va a costar prácticamente lo mismo que en una ciudad española. Por poner un ejemplo, en La Habana 5 kms os podrán salir 5$. Eso sí, generalmente funcionan muy bien. Hay algunos muy viejos y otros más modernos.

Mención aparte merecen los “almendrones”. Se trata de los vehículos clásicos anteriores a la revolución cubana de 1959. No puede haber un viaje a Cuba sin darse el lujo de pasearse en una de estas joyas rodantes.  Algunos de ellos, sobre todo en La Habana, son del gobierno cubano, aunque no todos. Son un poco más caros que los taxis normales, pero cuentan con la ventaja que son enormes y caben más personas.

Coco-taxi

Solamente lo encontrarás en La Habana y se trata de motocarros parecidos a los tuk-tuk, con forma de huevo y amarillos. Son un poquito más baratos que los taxis normales, pero si vais más de dos personas no os sale a cuenta, aunque también resulta gracioso experimentarlos.

Coche de alquiler

Si vais a recorrer gran parte de la isla y os lo podéis permitir, lo mejor es alquilar un coche. Sin embargo, su precio no es nada barato y un coche pequeño generalmente de origen chino puede costar alrededor de 70€ diarios. Además, debido a su restringido parque automovilístico, hay que resérvarlo con mucha antelación, incluso 1-2 meses antes, especialmente en temporada alta.

Las carreteras entre las ciudades grandes son bastante buenas, especialmente la carretera central, con doble o triple carril. En 2016 el gobierno chino estaba contribuyendo a la mejora del arcén de esta carretera que ya estaba bastante deteriorado. Otras rutas, especialmente la que va por la costa desde Cayo Saetía hasta Baracoa o la de Viñales-Cayo Jutía están muy deterioradas.

Auto-stop (botella)

Debido a la deficiencia o ausencia de transportes entre algunos pueblos hay mucha gente que hace auto-stop o “botella”, como lo llaman ellos. Muchas veces se apostan en los arcenes enseñando dinero para ver si alguien les para. A cambio les darán alguna pequeña remuneración. En teoría no se puede montar a ningún cubano en el coche, pero en la práctica no hay ningún problema. Y si queréis experimentar también podéis viajar haciendo auto-stop como hacen ellos.

Vuelos domésticos

Si vais a recorrer la isla yo recomendaría intentar entrar por Santiago y salir por La Habana, o viceversa. También hay vuelos domésticos bastante baratos, pero por mi experiencia, a menudo se retrasan y en ocasiones durante muchas horas. Si a eso le añadimos que las instalaciones de los aeropuertos apenas tienen aire acondicionado, la situación se vuelve desesperante.

 

ALOJAMIENTO

A la hora de alojarnos podemos optar por hacerlo en hoteles o en casa privadas. Ambos tienen sus ventajas e inconvenientes. Vamos a analizarlos. Hoteles

Son bastante viejos y caros. Desde luego que en general tienen más comodidades que las casas particulares pero no esperéis muchos lujos. Además la limpieza en general es justita ya que no cuentan con suficiente personal. Con los sueldos que tienen les sale más a cuenta hacer lo que ellos llaman “businessitos”, como ganarse comisiones con los turistas. Aún así he tenido hoteles bastante decentes con piscinas y muy bien ubicados. Eso sí, no esperéis pagar menos de 70-80€.

Casas particulares

Desde mi experiencia personal, he tenido buenas, malas y muy malas. Por lo general son alojamientos dignos pero bastante humildes y si tienen aire acondicionado, no siempre funciona. Lo bueno es que son muy baratas, alrededor de 25$ la noche. Además, podrás tener un contacto mucho más cercano con la población local y ver de cerca cómo viven ellos. A los cubanos les encanta charlar y estarán encantados de compartir una buena conversación con vosotros. El desayuno siempre es una sorpresa, con los productos que tengan a su disposición ese día. A veces no había desayuno, otras veces hasta tortitas.

A partir de 2016 ya funciona airbnb en Cuba, con lo que el sistema de reservas se agiliza enormemente y de paso, podréis ver en las fotos cómo es el alojamiento. Si no disponéis de internet (cosa habitual en Cuba), los dueños de los alojamientos siempre conocen casas de huéspedes y estarán encantados de ayudaros a buscar habitaciones y llamar a los sitios que conocen.

 

RESTAURANTES

En Cuba hay dos tipos de restaurantes, los estatales y los privados o paladares. Los últimos años con las facilidades dadas a la población para montar pequeños negocios, han surgido más paladares y apenas hay restaurantes públicos.

Los restaurantes estatales suelen ser locales muy humildes pero en algunos se puede comer decentemente. Lo bueno es que se paga con pesos cubanos (CUP) y se puede comer por 1-2€. Por lo general la comida suele ser sin alardes, pizza, pasta y poco más. Encontrarás en casi todas las ciudades, lo difícil es encontrarlos en ocasiones. En La Habana por ejemplo, tenéis uno muy grande en la misma calle Obispo.

Los restaurantes privados o paladares han mejorado mucho su oferta gastronómica en los últimos años. Lo malo es que su precio no es nada barato, cosa que sorprende a los viajeros. Un plato principal con una bebida puede costar entre 7-10€, dependiendo del sitio.

La comida suele ser bastante aburrida y menudo oigo quejarse a muchos viajeros de la comida cubana. Afortunadamente están surgiendo restaurantes más creativos y que no se reducen solo al arroz congrí (arroz con frijoles) con pollo. Otros platos típicos son la ropa vieja (carne mechada con tomate y algunos vegetales), camarones en sus diferentes versiones o langosta (generalmente) bastante insípida.

 

SEGURIDAD

Cuba es un país en general muy seguro y tras unos cuantos viajes no conozco a nadie que les hayan robado o hayan tenido conflictos de ningún tipo. Esto no quiere decir que no debamos estar atentos. Los “delitos” más frecuentes son los relacionados con timos. Voy a tratar de explicaros los más habituales.

1. Mediadores de restaurantes o taxis

En realidad no se trata propiamente de un timo, sino comisionistas. Normalmente son chicos que están en las calles más turística esperando a que pasen turistas y ejercen de relaciones públicas de restaurantes (o taxis). El problema es que si vais acompañados de ellos el precio del restaurante se incrementará un 30%. Trabajando de guía los restaurantes me han ofrecido a veces si quería carta con comisión o sin ella. Nunca la he cobrado, pero he podido ver la diferencia entre ambas cartas.

2. Vendedores de puros

Cuba es la patría del tabaco y muchas veces recibimos encargos de amigos o simplemente queremos comprar un regalo para la familia. NUNCA compréis tabaco en la calle. Puede que lo que os vendan no sea malo del todo, pero corréis el riesgo de que os vendan hojas de plátano. Si compráis puros originales os podrán salir un 30% más baratos que en España. Otra opción es comprárselos a los productores de Viñales. Ellos dicen literalmente que venden por ley un 90% al Gobierno y un 20% se quedan ellos. Así ellos fuman gratis y se hacen un “bussinesito”. No son igual que los puros oficiales del Gobierno, pero tampoco son malos.

3. Cambistas de dinero

No cambiéis NUNCA dinero en la calle. Corres el riesgo de que te den mal cambio o te den billetes cubanos (CUP) en vez de convertibles (CUC), es decir 24 veces menos su valor. En ocasiones también se ofrecen a cambiar el dinero por ti en la CADECA y te la meten doblada. Estad atentos también cuando os den las vueltas en las tiendas, aunque no conozco a nadie que les hayan engañado.

4. El músico famoso

Un personaje te cuenta que toca en los “Buena Vista Social Club”, “Van Van” u otra orquesta de renombre. Te contará que toca esa noche y tiene tickets para invitar a su familia, pero le sobran. Entonces te dirá que tiene que apuntar los nombres de quienes irán. Para eso te lleva a un bar conchabado con él y pide unas consumiciónes y un puro.

A continuación conversará contigo y apuntará los nombres. Te dirá que consigue esos puros baratos por si cuela y quieres todavía más. También te dirá al final que tienes que pagar las consumiciones y el puro, obviamente a un precio desorbitado. Si os ocurre algo parecido decidle que vais a llamar a la policía y salid tranquilamente del bar.

5. Tickets falsos

He oído de algunos que intentan vender tickets para el Teatro Nacional de la Habana u otro espectáculo a un precio reducido y finalmente eran más falsos que un euro de madera. No hay billetes más baratos para el teatro. De hecho, tienen una gran demanda y nunca he logrado conseguir entradas, pero su precio es de unos 30 CUC.

6. Charlatanes

También es algo bastante habitual, sobre todo en Santiago y La Habana. No son mala gente pero os contarán todas sus penurias y las de su familia para que les deis dinero. No caigáis en la tentación. La población en Cuba no tiene lujos pero nadie muere de hambre. Otros os podrán pedir productos de higiene, pero eso es más habitual, ya que ellos no tienen acceso a muchos de ellos. Si vais a hotel aprovechad para sacar todos los que os dejan en la habitación para dárselos a la gente.

También hay algunos que intentan ejercer de guías para ganarse unos pesos. Educadamente decidles que no necesitáis guía y preferís pasear solos.

7. Drogas

Sobra decir que no debéis comprar drogas, es un delito muy perseguido y penado en Cuba. Si aún así si tenéis la tentación os cuento el caso de un cliente que compró y le dieron césped por marihuana.

8. Jineteras (Prostitutas)

La prostitución está bastante presente en algunas zonas y bares de Cuba. Afortunadamente ha mejorado mucho en este aspecto, pero todavía hay jineteras (prostitutas) para satisfacer a algunos depravados. Así que si a alguien le acaban dando el palo no me dará ninguna pena. He conocido alguna jinetera y saber que se prostituyen por 10$ o menos me revuelve el estómago.

 

CLIMA

La isla está dominada por su clima tropical. A veces hace mucho calor y otras veces calor infernal, todavía más intenso en el Oriente del país. En invierno hace un poquito más fresco con máximas de 30ºC. Si vais a Viñales en esa época incluso os hará falta un jersey por las noches. En verano las altas temperaturas (39ºC) junto con la humedad hacen que la sensación térmica sea de casi 45ºC.

Así pues, la mejor época para visitar el país es desde noviembre a abril. No hace tanto calor, no hay tanto turismo (excepto navidades) y no llueve mucho. Desde septiembre a octubre además es la época de tormentas, que por lo general suelen ser muy fuertes y de breve duración. De todos los modos, los últimos años el clima está loco y no llueve tampoco en esas fechas.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.