Ascensión volcán Pacaya

Transporte: Tour en furgoneta (18$). Desayuno rápido y salida al volcán Pacaya a las 6:30 am. El tour lo contratamos el día anterior en una de las múltiples agencias de viajes que hay en la ciudad. Precio:  Conviene llevar un forro polar o una chaqueta un poco gorda, sobre todo si vais en la época seca. Las temperaturas en esa época del año pueden ser de menos de 8-10ºC.

Desde Antigua hasta el punto donde comienza la ascensión se tarda 1:30 h más o menos, dependiendo de cuantas vueltas de por Antigua para recoger pasajeros. Antes de salir de Antigua la furgoneta paró en una panadería unos 15 minutos para tomar café o comprar bollitos.

Entrada al volcán: 100Q.

Es una subida relativamente cómoda y solo requiere un mínimo de forma física. Es cierto que hay cuestas empinadas pero viene bien para entrar en calor. La última erupción del Pacaya fue en 2014 y en el momento de la excursión el volcán se encontraba bastante tranquilo. Sin embargo, como medida de precaución, está prohibido subir hasta la cima.

Por el camino hay excelentes panorámicas del volcán Agua y Fuego, que están más activos que el Pacaya. De hecho se veían las continuas fumarolas del volcán Agua.

Se continúa un poco más por el sendero y se llega hasta el punto donde se solidificó la lava en la erupción del 2010. En ese zona hay algunos puntos por donde la tierra emana calor y se pueden literalmente asar cosas. Nosotros para hacer la prueba asamos unas nubes dulces.

Tras un recorrido alrededor de la zona cero de la lengua de lava, regresamos por el mismo sendero por el que subimos. Alrededor de las 12:00 comenzamos el camino de vuelta. 

Para relajarnos de la ascensión al volcán decidimos hacer parada en las termas Santa Teresita. Sinceramente NO lo recomiendo. En la página web parece un lugar de ensueño, y el precio es caro (50$) con un zumo natural incluido y un sencillo masaje de cabeza. Solamente  son 4 piletas y una de ellas era imposible entrar de la alta temperatura. Además había muchísima gente gritando y no había hamacas para los dos. Una decepción, así que no vayáis, al menos en fin de semana.

Ya de regreso a Antigua seguimos callejeando y fuimos a comer algo. Encontramos el restaurante Door Eleven, cerca de la Iglesia de La Merced. Tienen unas hamburguesas riquísimas en un patio muy agradable y además por la tarde tienen 2×1.

Por la noche fuimos a ver un mercadillo y procesión que había con motivo de las navidades cerca de la iglesia de la iglesia de la Merced.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *