ACRÓPOLIS

Abierto todos los días de 8:00-17:00

Precio: 20€ / Reducida 10€

Consejos para la visita

Para evitar colas y multitudes procurad ir a primera hora de la mañana. Si vais más tarde y queréis evitar morir en la cola, os recomiendo entrar por la puerta de la colina Filopappo.

Al entrar a las 8:00, entré con los primeros visitantes con toda la Acrópolis para mi solito, al menos durante unos minutos. De esa manera también pude observar la ceremonia de izado de la bandera que hacen los soldados todos los días al abrir el complejo arquitectónico.

Además a esa hora no hace calor ni encontraréis hordas de turistas enarbolando palos-selfie como espartanos dispuestos a sacar un ojo a alguien.

Calculad alrededor de 1:30 h para realizar toda la visita sin prisa.

Breve apunte histórico

El término “Acropolis” hace referencia literalmente a la parte elevada donde se construían las ciudades griegas e incluso romanas, especialmente la zona amurallada. De hecho, en Atenas también había una muralla alrededor de la colina.

Los griegos ya estaban asentados desde 2000 años a.C, pero los persas arrasaron la colina en el siglo V. Pericles convenció a los atenienses para reconstruir los templos en siglo V a.C. y se mantuvieron en bastante buen estado hasta la ocupación otomana en el siglo XVII. A la mayor parte de los edificios les dieron un nuevo uso. Así, el Partenón, fue una mezquita y el Erecteión un harén.

En la guerra para desalojar a las tropas turcas el Partenón sufrió la peor parte. Posteriormente, en el siglo XIX, los ingleses saquearon los frisos del Partenón, que actualmente se exponen en el Museo Británico de Londres.

  Mapa del complejo

El principal reclamo de la Acrópolis es el Partenón pero no es la única maravilla que encontraremos. Aquí podéis los puntos de interés:

Fuente: www.plato-dialogues.org
  Teatro de Dioniso

Antes de acceder a la Acrópolis a la izquierda aparece majestuoso el Teatro de Dioniso. Comenzó su construcción en madera en el siglo VI y fue concluido en elegante mármol alrededor del año 330 a.C.

 

ACRÓPOLIS

Propileos

El acceso se hace a través de la puerta del Propileo. Allí mismo es donde comienzan los soldados la ceremonia del izado de la bandera. El edificio fue erigido en 437 a.C. con mármol y 6 enormes columnas.

 

Templo de Atenea Nike

Una vez subimos a la cima nos encontramos a la derecha con el templo de Atenea Nike o Atenea Victoriosa. En el templo había una estatua de la diosa con las alas cortadas con el fin de que no abandonara a los atenienses.  La estructura actual es una reconstrucción de 1940.

Erecteión

Su construcción se inició en el 421 a.C. sobre un antiguo templo de Atenea y es fácilmente reconocible por las cariátides que presiden uno de sus altares laterales.

Erecteión era un sitio de culto de varios dioses además de Atenea: Erecteo, Poseidón, Hefesto y Butes.

Partenón

Simplemente indescriptible. Quizá tengais que frotaros los ojos para ver que no es un sueño. Una de las obras más grandiosas del mundo antiguo que se mantienen en la actualidad. Fue erigido en  467a.C.-432 a.C. en honor de la diosa Atenea en unas dimensiones titánicas para la época. Sus casi 70 m de largo y 30 de ancho, sustentado por enormes columnas resultan abrumadoras incluso a día de hoy.

Desgraciadamente, como ya he contado antes, los frisos (inicialmente decorados con colores) fueron saqueados por el inglés Thomas Bruce en 1805. Aún así no hace falta echarle mucha imaginación para recrear la grandeza de la Acrópolis en aquella época.

Otros restos arqueológicos

Para concluir la visita os recomiendo visitar el resto del complejo, que aunque no se ha conservado en buen estado, bien merecen un paseo. Además, desde la Acrópolis también hay unas vistas excelentes de la ciudad.

Mercado Central

Tras la visita a la Acrópolis me pareció buena idea visitar el Mercado Central. Reconozco una fascinación especial por los mercados locales. En Atenas las mercancías están divididas por zonas. En la primera están las verduras y frutas; en otro pabellón se venden la carne; en la zona anexa están las pescaderías; y por las tiendas circundantes, están los vendedores de especias.

Es una zona poco frecuentada por turistas pero resulta muy recomendable ver la multitud de puestos de comida con los vendedores ofreciendo sus productos a pleno pulmón.

 

Museo Arqueológico Nacional

Precio: 7€. Estudiantes y mayores de 65: 3.5€.  No está incluida en la entrada conjunta.

Horario: Lun-Viernes: 9:00-20:00 / Sab-dom: 9:00-16:00

Se puede acceder a pie desde el Mercado Central en unos 15 minutos. El edificio es grande pero manejable. La exposición es sumamente interesante pero no abruma al visitante.

Si no tenéis tiempo para visitar más que un museo yo recomendaría visitar este, ya que es mucho más completo y engloba una época mucho más amplia que el museo de la Acrópolis.

Ofrecen información con paneles informativos junto a las obras de arte. Hay numerosos objetos de diferentes épocas de Grecia en la antigüedad, entre los que destacan máscaras de oro como la de Agamenón o preciosas vasijas ornamentadas.

Otras dos de las obras más representativas son la Escultura de Zeus o Poseidón y el jinete a caballo.