Día 2: El Gran Imperio heleno

Ágora Romana – Biblioteca de Adriano – Ágora Griega – Kerameikos – Monastiraki – Mercado Pulgas de Atenas – Museo de la Acrópolis – Filopapos.

Para el día de hoy he reservado las joyas del centro de la ciudad. Empecé con un desayuno griego de pan, tomate, queso y café / té. Al igual que el día anterior todos los lugares son accesibles a corta distancia a pie desde el hotel.

Ágora Romana

Lo primero que fui a visitar fue el Ágora Romana. Se construyó entre los años 19-11 a.C. y en sus 100 metro cuadrados albergó comercios, el mercado y las letrinas públicas.  El acceso es a través de un formidable arco romano.

La mayor parte de los aposentos están bastante deteriorados. El edificio en mejor estado es la torre de los vientos (s. II a.C.) y funcionaba como reloj solar e hidráulico. Desde el siglo VI también hizo las funciones de iglesia.

Biblioteca de Adriano

Fue construida por el emperador romano Adriano en el 132 a.C. y se conoció también como la Biblioteca de las 100 columnas por el número de ellas. En el centro se situaba el atrio, que alojó durante siglos 3 iglesias construidas y derruidas sobre el mismo lugar desde el siglo V-XI. Hoy en día hay pocas columnas en pie pero nos podemos imaginar las dimensiones e imponencia del lugar.

  Ágora Griega

Constituye una auténtica inmersión en la época y cultura griega. Lo primero que vemos según entramos a la derecha es el Estoa de Átalo.

Se trata de un edificio reconstruido en su totalidad de 112 metros de largo con numerosas columnas. El edificio original fue construido desde 159 – 138 a. C. bajo el reinado de Átalo II Filadelfio. A pesar de no ser la estructura original sorprende el enorme tamaño que poseía. Bajo sus techos se alojaban 21 locales comerciales. Era, por lo tanto, el centro comercial de los griegos y un lugar donde socializaban diariamente los atenienses.

Actualmente alberga el museo del Ágora de Atenas y, además de esculturas clásicas, también podemos ver algunas maquetas del Ágora en la antigüedad.

Al salir hacia arriba en dirección del Hefestión veremos la iglesia de los Santos Apóstoles. La original data del siglo X, pero el interior está prácticamente restaurada al completo. Solamente se conservan algunos frescos del siglo XVII.

Hefestión

Sin duda el templo mejor conservado de Atenas y fue construido desde el 419-415 a.C. Sorprende sobre todo el buen estado de conservación del templo y es debido en parte a que desde el siglo VII hasta 1834 se utilizó como iglesia cristiana.

Si salís por la misma puerta principal podéis acercaros al Kerameikos. Está a unos 5-10 minutos andando, aunque sinceramente carece totalmente de interés. Se limita a una serie de piedras desordenadas por el suelo en lo que antiguamente era el barrio de los alfareros y la necrópolis de la ciudad.

Barrio de Monistaraki y Mercado de pulgas de Atenas

Después os sugiero ir al barrio Monistaraki. Está muy cerca del Ágora y del Kerameikos, y en el encontraréis la plaza Avissinías, verdadero corazón del barrio. Allí podréis observar la mezquita Tzitarakis, uno de los pocos edificios que quedan del dominio otomano. Hoy en día funciona como del museo de arte popular griego .

El mercado de pulgas se aloja a lo largo de la calle Ifestou con alguna que otra calle más pequeña adyacente con multitud de tiendas. Conviene acudir el domingo, cuando realmente es un hervidero de gente, pero cualquier día de la semana encontraréis la mayoría de tiendas abiertas.

Allí podemos encontrar prácticamente de todo. Locales de ropa (auténtica y falsa), artesanía, souvenirs y otros productos más típicos del rastro como antigüedades o cosas de segunda mano.

También hay una iglesia pequeñita (Iglesia del apóstol Felipe) al final del mercadillo que merece una rápida visita y al lado algunas terrazas para reponer líquidos y fuerzas.

Después podéis continuar por la comercial calle Ermou. Es una calle peatonal muy recomendable para pasear y disfrutar con algunos de los músicos callejeros.

Más adelante, en la misma calle, se encuentra la iglesia bizantina Kapnikarea. A pesar de su diminuto tamaño, es una auténtica joya del siglo XI y posee una estructura típica bizantina y unos frescos realmente impresionantes.

Plaza Mitropoleos

Allí está la Catedral de la Anunciación de Santa María o Catedral Metropolitana (siglo XIX), de estilo sobrio y moderno, pero que bien merece echarle una ojeada.

Junto a ella se ubica la iglesia de Agios Eleftherios, de estilo bizantino y del siglo XIII.

Después de todo este recorrido creo que ya estaréis muertos de sed y con más hambre que Carpanta. Y qué mejor que un Gyros para sentirse un auténtico ateniense. El Gyros es una especie de Kebab griego. Encontraréis multitud de sitios donde los sirven, así que guiaros por la intuición, el olfato o la terraza que más os guste.Para redondear la comida, lo más recomendable es echarse una siesta para coger fuerzas.

Museo de la Acrópolis

Horario: Abren todos los días pero los lunes con horario reducido por la tarde.

La entrada (5€) no está incluida en la entrada conjunta. El museo está junto a la entrada principal de la Acrópolis (metro Acrópolis). Posee una colección bastante buena de escultura clásica, aunque como ya sabréis los principales frisos del Partenón están en el Museo Británico de Londres.

Hay también un video ilustrativo sobre la historia de la Acrópolis y especialmente del Partenón. Además describe detalladamente el friso de la fachada principal, explicando quienes eran los dioses allí representados.

Personalmente me parece una visita obligada para entender mejor la historia de la ciudad y en 1:30 h podréis verlo con tranquilidad. Recomiendo verlo antes de visitar la Acrópolis.

Atardecer en la colina Filopappos

Casi toda la gente acude a ver al atardecer a la colina Licabeto. Sin embargo, las vistas desde la colina Filopappo son casi igual de fascinantes y apenas hay gente. El día que yo estuve no había ni una persona más a pesar de ser pleno mes de julio. Para acceder a la colina debéis acercaros a la entrada que hay por la parte de atrás de la Acrópolis.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.