Tanjung Puting: Orangutanes de Borneo

0

Cómo ver orangutanes en Borneo

Indonesia es uno de mis países favoritos y que he podido visitar en más de una ocasión por mi trabajo de guía. En mi última visita pude visitar el parque nacional Tanjing Puting, un santuario de orangutanes en Borneo. En este post os voy tratar de contaros cómo ver orangutanes en Borneo, cómo organizar una visita, precios, recomendaciones…

 

Dónde está Tanjing Puting

Indonesia, con sus más de 17000 islas es un universo en sí mismo. Hay una gran diferencia entre las islas que no solo se limitan a la orografía. Diferentes culturas, religiones, lenguas, flora y, obviamente, fauna. En dos de las islas más grandes, Sumatra y Borneo, pelean por su supervivencia los últimos orangutanes de la Tierra.

Tanjing Puting está ubicado en la zona indonesia de la isla de Borneo, en la provincia de Kalimantan. Es uno de los parques nacionales mejor gestionados y probablemente el más bonito de visitar, ya que se accede a través de un mini crucero en barco. El parque ocupa una superficie de 415000 hectáreas y alberga una gran población de orangutanes. A pesar de los esfuerzos realizados por algunas instituciones, en los últimos 16 años han desaparecido casi la mitad de los orangutanes. La mayor parte de ellos a causa de la deforestación para el cultivo de palma o por la caza furtiva.

Así pues, os recomiendo esta visita a todos aquellos que queráis ver a estos preciosos animales en libertad. He de reconocer que tengo una especial predilección por los primates, pero trataré de ofrecer una visión objetiva de la visita al parque.

Fuente: Asian itinerary

Como organizar la visita en klotok 

Casi todas las agencias ofrecen estancias de 3 días / 2 noches con transporte y alojamiento en un klotok, las típicas embarcaciones locales. La mayoría de los barcos se utilizaban para la pesca pero los últimos años, viendo el potencial turístico, las han reformado y preparado para los tours del parque.

El barco está equipado con una cocina, un baño sin agua corriente, aunque algunos tienen ducha. La mayoría simplemente te puedes echar agua con un cazo. La parte de arriba del barco se aprovecha para hacer vida social, comer y dormir. Por la noche echan unos colchones finitos y ponen mosquiteras.

Precio: Calculad que para dos personas costará unos 6 millones de rupias, unos 350€. El precio del klotok depende de si lo alquiláis solos o lo compartís con otros viajeros. Puede resultar un poco caro, pero la calidad del servicio es muy buena y la experiencia no tiene precio. Podéis echar una ojeada a los precios de local guides.

Qué incluye:

  • Klotok privado, capitán, cocinero, ayudante y guía en inglés.
  • Todas las comidas, fruta y bebidas (excepto alcohol).
  • Tickets de entrada al parque y tasas.
  • Transporte privado hasta y desde el aeropuerto.

No incluye:

  • Bebidas alcohólicas. Probablemente os apetezca tomaros alguna cerveza pero en Borneo está prohibido el alcohol. Aún así, si les avisáis el día anterior diciéndoles el número de cervezas que queréis, probablemente os las consigan. Son un poco caras (70000 INR), pero de 750ml. Algunos guías musulmanes se niegan a ello y hay que respetarlo. Otra opción es comprar latas en Jakarta el día antes y facturarlas con la maleta.
  • Propinas. Aquí quiero hacer una mención especial. Debemos entender que en ciertos países las propinas constituyen una parte muy importante de su salario. No es una obligación pero sí una manera de reconocer su trabajo y en este caso la merecen con creces. No dar propinas para ellos es una manera de decir que no estamos de acuerdo con el trato recibido.

Avión

Hay varias aerolíneas que vuelan a Borneo. El aeropuerto es Pangkalan Bun ( Pangakalanbuun. Es muy importante coger un avión a primera hora de la mañana para no tener que dormir en la ciudad. Desde Jakarta hay vuelos con Trigana por unos 50€ a las 09:25. Para el día de vuelta calculad que podéis estar en el aeropuerto alrededor de las 09:30am. Así pues, podéis coger un vuelo a media mañana para vuestro siguiente destino.

Día 1: Entrada al parque y primeras experiencias

El primer día se viaja desde el aeropuerto hasta el embarcadero del río Kumai. Serán unos 20 minutos. Allí se embarca en el klotok y conocemos a la tripulación que nos acompañará los 3 días. Nos preparan el almuerzo en el barco y en 2 horas ya estamos dentro de los límites del parque.

En esa zona del parque se pueden observar cocodrilos. Más arriba del río es actualmente prácticamente imposible porque no les gusta el ruido de los motores de los barcos y cada vez hay más. Los últimos años han recuperado algunas zonas que eran de cultivo. Sin embargo, aun se pierden muchos orangutanes o son cazados por desaprensivos.

 

A partir de ese punto pueden aparecer orangutanes por las orillas del río. La primera parada es en el campamento Tanjung Harapan. Estos campamentos son centros de recuperación e reintegración en la selva de algunos orangutanes que han resultado heridos. También trabajan con ejemplares jóvenes que han sido robados a la madre para ser vendidos como mascotas y, cuando se han cansado de ellos o se han dado cuenta que no son animales domésticos, los han abandonado.

Se baja en el pequeño embarcadero y se camina durante unos 15 minutos para llegar hasta la plataforma donde aparecen los orangutanes. Allí les dan la comida a las 15:00. La comida es siempre la misma para que no se acostumbren a la “sopa boba”.  Se trata de un aburrido suplemento para que los orangutanes busquen su propia comida en la selva. Consiste sobre todo en bananas, que engullen con suma voracidad. A medida que se van acostumbrando al hábitat van desapareciendo, hasta dejar de aparecer por la plataforma. Eso es un motivo de alegría en el campamento porque significa que han logrado reintegrarse en la selva.

Orangután en Tanjing Puting (Borneo)

La palabra orangután proviene del malayo “orang hutan”, que significa el hombre de la selva. Realmente no se puede describir mejor este enorme primate, ya que por momentos hacen gestos que parece que nos estemos mirando en un espejo. Realmente es una experiencia indescriptible.

Ese día hay una zona donde se pueden observar familias de monos narigudos. Estos curiosos monos, son una especie endémica de Borneo y se calcula que quedan solamente unos 7000 ejemplares. Calculad los tiempos porque a partir de las 17:00 ya no hay luz para sacar fotos. Se puede atracar el klotok para dormir junto a alguna familia de monos narigudos. Los guías manejan muy bien los tiempos pero por si acaso podéis recordárselo. Si tenéis suerte quizá veáis en esa primera noche luciérnagas. Alrededor de las 19:00 se cena y después se prepara la cubierta del barco con colchones y mosquiteras para dormir.

 

Día 2: Viaje a las entrañas de la selva

A las 6:30 nos levantamos para recoger los colchones y preparar el desayuno. Se continúa remontando el río hasta el segundo campamento, Pondok Tangui. Allí se les da a comida a las 9:00. Según desembarcamos tuvimos la enorme suerte de que un orangután decidió cruzarse en nuestro camino y posar para nosotros en la pasarela de acceso al parque.

 

Hay dos senderos para acceder a la plataforma de la comida. Os aconsejo ir por el camino largo, de unos 15 minutos, para poder disfrutar del paisaje a través de bosque secundario. Son, en su mayoría, antiguas zonas de cultivo que se han recuperado para ampliar el parque. Por el otro trayecto apenas se tarda 5 minutos en llegar a la plataforma pero es más aburrido.

En este campamento encontramos unas 100 personas esperando a que salgan los orangutanes. Los cuidadores les van llamando imitando los aullidos que emiten ellos y poco a poco van apareciendo.

Nunca hay que olvidar que se trata de animales salvajes, aunque tengan una apariencia muy amistosa y relajada. Un macho adulto puede tener 9 veces más fuerza que una persona. En otro parque nacional de orangutanes en el borneo malayo mostraban fotos de amputaciones de dedos causadas por orangutanes para intentar concienciar a los visitantes. En un momento dado se acercó una madre con su cría y un niño inconsciente le llegó a dar la mano a la madre ante la risa cómplice de su padre.

Orangutanes en Camp Leaky (Borneo)

Se regresa al klotok para seguir remontando el río. El río cada vez es más estrecho y la densa vegetación apenas deja paso para los klotok. Alrededor de las 12:30 se llega al campamento Leaky. Es el campamento base y principal centro de recuperación del parque Tanjung Puting. Fue creado por Biruté Galdikas en 1973 y recibe el nombre del célebre antropólogo británico Louis Leaky.  Este investigó los orígenes africanos del ser humano y creó un grupo para la protección de los primates.  Sus más famosas colaboradoras fueron Diane Foosey, -conocida por la película “Gorilas en la niebla”-, Jane Goodall -famosa por su trabajo con los chimpancés- y Biruté Galdikas, que investigó los orangutanes en la selva de Borneo.

 

En dicho campamento es donde se recupera a los animales heridos y los ejemplares más jóvenes antes de reintegrarlos en la selva. Hay un pequeño centro de interpretación con más información sobre los primates y, en especial, sobre los orangutanes.

Aquí también hay dos senderos. El más largo se desvía a mano izquierda y recorre el bosque por una estrecha senda de 30 minutos aproximadamente. Es un buen lugar para observar numerosas plantas carnívoras y si tenéis suerte más fauna del parque. Ya en la plataforma podréis ver más orangutanes. Muchos días también se acercan jabalíes. Entre ambos animales hay mucho respeto. De hecho, si se acerca algún orangután macho grande, los jabalíes se cuidan mucho de molestarle.

Se vuelve al klotok por la larga plataforma y del camino corto y se embarca de nuevo. En esa zona el cauce del río es realmente estrecho y, ante la gran avalancha de klotoks que hay actualmente, se producen verdaderas caravanas. Se emprende el camino de regreso y preparan la cena. Es un trayecto de unas 3 horas hasta casi la entrada del parque, donde se duerme. En esa zona hay familias de monos, aunque por la noche no se distinguen entre la vegetación.

Día 3: Camino de regreso

Nos despertamos con los monos jugueteando entre los árboles de la orilla. Se recoge todo, se prepara el desayuno y se regresa al embarcadero del comienzo de la aventura. Desde ahí se viaja de nuevo hasta el aeropuerto para coger el vuelo hacia nuestro nuevo destino.

 

Conclusiones

El santuario de orangutanes de Tangung Puting es un lugar fantástico que está haciendo una gran labor por la pervivencia de los orangutanes. El viaje es una aventura inolvidable, no solamente por la oportunidad de ver estos animales en libertad, sino también por el viaje en sí. El trayecto en klotok por sí mismo merece la pena y el servicio ofrecido es formidable. Todo esto ha tenido un relativo impacto económico en la población local. Gracias a esto también han podido aumentar los medios y la extensión del parque. Esto es beneficioso para los orangutanes, que han tenido una tabla de salvación en su triste destino.

Pero no todo es beneficioso, también observo puntos negros. Es una excursión que se ha popularizado enormemente los últimos años y ha ocasionado un aumento significativo del turismo, especialmente en verano. Hace 5 años había la mitad de turistas en las plataformas y en el tramo más estrecho del río Sekonyer hay embotellamientos. Este constante trajín de barcos tiene un precio, ya que contaminan el río con el gasóleo. Además, el ruido ha ahuyentado a los cocodrilos, que lo detestan.

 

Así pues, es un arma de doble filo. Personalmente, creo que deben empezar a pensar en limitar el número de klotoks en temporada alta. Por otro lado, a todos nos gusta viajar en nuestro propio barco pero debemos pensar que estamos contribuyendo a contaminar el río. Otra medida que podría ayudar a la conservación sería obligar a transportar un mínimo número de pasajeros. Con todo, espero que las próximas veces que vaya de guía hayan logrado incrementar el número de orangutanes en el parque.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.